1 comentarios

6. Higiene de la cerda

El lavado de la cerda en el momento de ser transferida en maternidad sirve para reducir la carga microbiana y el estrés
Miércoles 18 mayo 2005 (hace 11 años 6 meses 14 días)
(continuación y conclusión del capítulo anterior)

Para dosificar un producto detergente y/o desinfectante, que será utilizado en las operaciones de limpieza y desinfección de la maternidad, se puede tomar como referencia la siguiente tabla:

Numero de puestos Superficie total que será tratada
(incluidas las separaciones entre las jaulas)
8
182 m2
10
230 m2
12
275 m2
14
320 m2

El control de roedores, insectos, etc., es importante también cuando la maternidad está todavía vacía.

Zonas de depósito de veneno en los lugares de paso preferidos por los roedores
El veneno depositado en la vasijas del pienso, posicionadas en los pasillos de la maternidad, es muy eficaz: es evidente que los roedores están acostumbrados a comer ese pienso.


Higiene de la cerda

Para dar respuesta a las exigencias de un control total sobre la sanidad de la granja, una práctica cada vez más utilizada es la de lavar las cerdas antes de la entrada en maternidad.
El lavado de la cerda en el momento de ser transferida en maternidad tiene una función doble:

· Contribuir a reducir el aporte de carga microbiana por parte de la cerda a un ambiente limpio como el de la maternidad vacía.

· Donar a las cerdas una sensación de bienestar que puede disminuir el estrés producido por el cambio de ambiente (de gestación a maternidad); aún más importante para las primíparas, las cuales parirán por primera vez y por lo tanto entran en una dimensión totalmente nueva para ellas.

Zona de lavado de la cerda construida adelante de la nave de la maternidad

El lavado puede ser realizado simplemente con agua tibia (30°C) a través de una bomba a baja presión y con sistemas tipo ducha.

El local destinado al lavado es preferible que tenga paredes ásperas que permitan a las cerdas de rascarse durante el lavado.


Para una higiene más profunda se pueden utilizar champúes específicos para la limpieza de las cerdas (y de los verracos, no nos olvidemos de ellos!); estos productos son normalmente a base de ácidos emolientes que restablecen el equilibrio ácido-básico de la piel (pH 4-5), creando un ambiente local no idóneo para el desarrollo de gérmenes como por ejemplo E. coli.

Sala de partos

7. Preparación de la paridera14-jun-2005 hace 11 años 5 meses 18 días
5. Higiene de la sala de partos03-may-2005 hace 11 años 6 meses 29 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

gabita06-ago-2012 (hace 4 años 3 meses 26 días)

hola Marcos!lo del lavado de la cerda me parecio importante, pero como lo hago si estoy en un sistema a campo y no tengo la infraestructura adecuada para aplicar duchas.

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags