Control de Salmonella en las explotaciones porcinas (I)

El objetivo de un programa de control de Salmonella debería centrarse en reducir al máximo su presencia en las explotaciones ya que las múltiples vías de entrada que tiene el patógeno en las instalaciones, junto a su habilidad para sobrevivir y multiplicarse, hace prácticamente imposible su erradicación de las granjas.

Viernes 30 junio 2006 (hace 10 años 5 meses 6 días)

En primer lugar, debe tenerse en cuenta que el objetivo de un programa de control de Salmonella debería centrarse principalmente en reducir al máximo su presencia en las explotaciones. Las múltiples vías de entrada que tiene el patógeno en las instalaciones, junto a su habilidad para sobrevivir y multiplicarse dentro un amplio rango de sustratos y condiciones ambientales, hace prácticamente imposible su erradicación de las granjas.

En general, los métodos de prevención y control se basan en la combinación de medidas para minimizar su introducción y controlar su posterior diseminación entre los animales; principalmente medidas relacionadas con la sanidad, la bioseguridad, la higiene y el manejo.

Así mismo, debe tenerse en cuenta que no existen estrategias de control únicas y aplicables a todas las situaciones, sino que éstas deben ser una combinación de medidas prácticas y económicamente factibles formuladas en función de cada granja. Por este motivo es importante realizar previamente una evaluación individual de los peligros potenciales de cada granja con el fin de poder diseñar un programa de control apropiado.

A continuación se dan una serie de pautas para el control de Salmonella en las explotaciones porcinas, pero igualmente válidas para el mantenimiento de un óptimo estado sanitario general. Debido a que Salmonella puede estar presente en la granja previamente a que la enfermedad resulte aparente (brote clínico) o quizás no curse nunca con signos clínicos de enfermedad, se recomienda que estas medidas y procedimientos de control sean adoptados como parte de la rutina diaria de trabajo.

Medidas relacionadas con las características de las granjas y sus sistemas de manejo.

SISTEMAS TD/TF: estos sistemas no evitarían la introducción del patógeno en las explotaciones pero reducirían los continuos ciclos de reinfecciones procedentes del ambiente. Así mismo, deben seguir principios basados en:

limpieza profunda de los corrales, incluidos comederos y bebedores

- Eficiente limpieza y desinfección entre lotes: Salmonella puede persistir en las explotaciones durante largos periodos de tiempo en restos de polvo y suciedad. Por este motivo es importante la aplicación de un eficiente programa de higiene previo a la introducción de nuevos animales y que incluya no sólo a los corrales, sino también al resto de las instalaciones, equipos y utensilios.

- Duración adecuada de los períodos de vacío (vaciado y limpieza). Períodos inferiores a un día incrementarían el riesgo de excreción en cerdos de engorde.

- Higiene en la rutina diaria de trabajo: lavarse las manos, cambio de ropa y botas previo a la entrada a las áreas con animales, etc. Se ha descrito una asociación entre una elevada prevalencia por Salmonella en las explotaciones y la falta de facilidades para la higiene del personal.

SEPARACIONES SÓLIDAS Y SUFICIENTEMENTE ALTAS ENTRE CORRALES: teniendo en cuenta que la transmisión feco-oral es considerada la vía más importante de transmisión de Salmonella entre los animales, este tipo de separaciones evitaría el contacto entre diferentes grupos de animales y la diseminación de la infección por la granja.

Los corrales con separaciones abiertas facilitarían la transmisión feco-oral de Salmonella

CORRECTO MANEJO DE LOS DESECHOS con el fin de prevenir la contaminación de comederos, bebederos, etc. y la repetida exposición de los animales a posibles heces infectadas.

- Adecuado drenaje de los corrales.
- Limpieza periódica de las fosas de purines.

LIMPIEZA Y CORRECTO MANTENIMIENTO DE LOS APARATOS DE AIRE: aunque de menor importancia que el modo de transmisión por ingestión, Salmonella también puede diseminarse por el aire a través de polvo y aerosoles.

MINIMIZAR EL ESTRÉS: cambios fisiológicos relacionados con el estrés afectarían la ecología bacteriana del tracto gastrointestinal y la inmunidad del animal resultando en una activación de la excreción del patógeno en aquellos animales portadores en fase de latencia. Por otra parte, también aquellos animales no portadores resultarían más susceptibles a la infección

- Adecuada densidad de animales.
- Óptimas condiciones ambientales.
- Reducción de la mezcla de animales.

MANEJO DE LOS ANIMALES RETRASADOS Y ENFERMOS


- Flujo único de animales (evitando tener retrasados). Para reducir el mantenimiento de la infección en la granja debido a la transmisión de Salmonella de los animales más débiles y retrasados a los recién llegados

- Salas específicamente asignadas como enfermerías y aisladas del resto.

Eva Creus. Universidad Autónoma de Barcelona. España

Riesgos en piensos

Control de Salmonella en las explotaciones porcinas (II)17-jul-2006 hace 10 años 4 meses 19 días
Alimentación líquida: puntos críticos04-may-2006 hace 10 años 7 meses 2 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags