Control de puntos críticos: efecto del enfriador en la recontaminación del pienso

La garantía de una buena higiene microbiológica del pienso es el primer paso para asegurar el control de Salmonella en toda la cadena de producción animal. Por este motivo, la implantación de programas de Control de Puntos Críticos en la fabricación de piensos son básicos para garantizar la producción de un pienso libre de microorganismos.
Viernes 4 marzo 2005 (hace 11 años 9 meses 7 días)
La garantía de una buena higiene microbiológica del pienso es el primer paso para asegurar el control de Salmonella en toda la cadena de producción animal. Por este motivo, la implantación de programas de Control de Puntos Críticos en la fabricación de piensos son básicos para garantizar la producción de un pienso libre de microorganismos.

A pesar que la granulación se muestra efectiva en la higienización de los piensos, uno de los puntos donde la recontaminación por Salmonella y otras enterobacterias es más probable es durante el enfriamiento del pienso. Davies y Wray (1997) determinaron en su estudio de monitorización de Salmonella realizado en un total de nueve fábricas de piensos que la segunda zona con mayor contaminación correspondía a las muestras obtenidas en el enfriador, llegando a niveles de hasta el 85,7% de aislamientos. Resultados de otro ensayo (Davies R., 2001) describen al enfriador como un punto en el que se incrementa considerablemente la contaminación por Salmonella una vez tratado el pienso (gráfica 1).

Después de la granulación, el pienso está caliente y húmedo y condensará al entrar en contacto con las superficies frías del enfriador. Además, en el enfriador puede acumularse una gran cantidad de polvo, no sólo del pienso que entra sino el procedente de la fuente de aire exterior utilizada.

Jones y Richardson (2004) ya describieron la importancia del polvo como fuente de introducción de contaminación microbiológica en el proceso de fabricación. En concreto, detectaron una mayor presencia de Salmonella y enterobacterias en polvo recogido del enfriador que en las muestras de pienso (gráfica 2).

El gran volumen de aire que mueve el enfriador moviliza a las partículas de pienso acumuladas en el equipo. La presencia de estas partículas, juntamente con la combinación de temperatura y humedad del proceso, constituyen unas condiciones idóneas para el crecimiento de Salmonella (Israelsen et al., 1996).

Conclusiones

El enfriador, al ser un punto donde se combinan las condiciones de humedad del proceso juntamente con el polvo acumulado, representa un posible foco de recontaminación que debería controlarse periódicamente dentro de un plan de control de puntos críticos. Con el fin de evitar la acumulación de estas partículas de polvo, es necesaria la aplicación de programas de limpieza de equipos e instalaciones.

S. López, J.M. Guinovart. Adiveter s.l. España
E. Creus. Universidad Autónoma de Barcelona. España

Riesgos en piensos

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags