Bioseguridad: importancia relativa de las diferentes precauciones

Las dos precauciones más importantes son la localización de la granja y las instalaciones de carga
Viernes 1 septiembre 2006 (hace 10 años 3 meses 3 días)
Las dos precauciones más importantes en la bioseguridad de una granja de cerdos son la localización de la granja y las instalaciones de carga.

1. Localización de la granja

Existen tres factores principales a aplicar. El primero es la densidad de población. Es más seguro si la región tiene una densidad baja. La granja de cerdos más cercana debe estar al menos a tres kilómetros, preferiblemente más. Es también más seguro si es una granja pequeña y de ciclo cerrado que si es una granja de ciclo abierto con cerdos de finalización de diferentes orígenes. Los mataderos son también un riesgo debido al paso de camiones con cerdos de diferentes orígenes. Las granjas deben estar lejos de caminos y vías de tren. Dichos riesgos pueden disminuirse erigiendo barreras que actúen de pantalla contra la diseminación aérea.

El segundo factor es la naturaleza del terreno. Los terrenos montañosos y arbolados son más seguros que un llano sin árboles.

El tercer factor es el clima. Los climas secos, soleados y calientes inactivan rápidamente los agentes infecciosos al contrario que los climas húmedos fríos y nublados. Debe tenerse en cuenta que la climatología es variable, que las condiciones diurnas y nocturnas pueden ser distintas y que los vientos soplan en diferentes direcciones a lo largo del día.

2. Muelles de carga de los cerdos

Hay muchos diseños válidos, pero existen unos principios básicos aplicables a todos. Debe haber una clara demarcación entre el camión y la granja. La puerta entre ambos debe ser de una sola dirección de tal manera que los cerdos no puedan volver atrás. Ni el conductor del camión ni el personal de la granja deben cruzar esta demarcación. La rampa de descarga y su zona perimetral deben limpiarse y desinfectarse después de cada carga. Su drenaje debe estar diseñado de tal manera que los líquidos no se dirijan hacia la granja. Los pedales del camión están contaminados, por lo que el conductor debe ponerse botas limpias antes de la carga o descarga de los cerdos. Idealmente, el conductor debería ponerse también un mono limpio.

3. Otras precauciones de bioseguridad

3.1. Personal de la granja

Cuando el personal es contratado debe ser informado que ni ellos ni sus familiares pueden tener contacto con otros cerdos u otra fuente de contaminación.

3.2. Barrera perimetral

La granja debe estar rodeada por una cerca lo suficientemente sólida como para evitar la entrada de personas ajenas y animales como roedores y animales salvajes. Las puertas de la cerca deben estar cerradas cuando no se utilizan. Las paredes de la granja pueden actuar como barrera perimetral pero no puede haber ventanas abiertas ni agujeros en la fachada que dé al exterior.

3.3. Vestuarios

Deben estar en la barrera perimetral. El personal de la granja y visitantes deben desnudarse por completo en una habitación externa, ducharse proveerse de ropa limpia. Las duchas representan una barrera de bioseguridad que obliga al personal y visitantes a quitarse toda la ropa.

3.4. Visitantes

Los visitantes deben reducirse al mínimo y deben firmar en el libro de visitas cuando han estado en contacto con otros cerdos o fuentes de contaminación. El periodo de seguridad mínimo debe ser de entre una noche y un fin de semana dependiendo del tipo de granja visitada.

3.5. Utillaje

El utillaje y maquinaria utilizados deben pertenecer a la granja y estar bien limpios y desinfectados si provienen del exterior.

3.6. Alimentación del personal

El alimento debe guardarse y consumirse en un área específica. Los alimentos derivados del cerdo deben evitarse.

3.7. Zonas de paso

Los pediluvios entre los edificios sólo son eficaces si la solución desinfectante se mantiene limpia. Los vados sanitarios suelen ser ineficaces por lo que no está de más desinfectar regularmente las zonas de paso de los camiones.

3.8. Pájaros, roedores, gatos y perros

Los pájaros deben mantenerse alejados de los edificios y silos y recoger los restos de pienso esparcido por el suelo. Se debe aplicar un programa regular de desratización y si se mantienen gatos, no se les debe permitir salir fuera del recinto. Los perros guardianes, utilizados cuando la presencia de intrusos es probable, deben mantenerse en el interior del complejo.

Tom Alexander. Consultor veterinario porcino internacional. Reino Unido

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags