La utilización de aceite de linaza en cerdas en gestación y lactación puede aumentar el estatus de los AGPI de cadena larga de los fetos y de los lechones recién nacidos durante el período de lactación

El estatus en ácidos grasos poliinsaturados en lechones recién nacidos está directamente relacionado con la utilización de dietas enriquecidas con ácidos grasos poliinsaturados durante la gestación y lactación.
Jueves 16 diciembre 2010 (hace 5 años 11 meses 20 días)
El aceite de linaza, siendo rico en 18:3n-3, representa una fuente alternativa de ácido grasos poliinsaturados n-3 (n-3 AGPI) en las dietas para cerdas. De todos modos, poco se conoce sobre el efecto de estos aceites sobre la composición de AGPI n-3 en los recién nacidos; nutriente necesario para un correcto desarrollo y maduración de gran número de órganos. El objetivo principal del presente experimento fue investigar la composición de ácidos grasos de los tejidos procedentes de las cerdas al final de la gestación y de los lechones durante la primera semana de vida en respuesta al consumo de aceite de linaza en las dietas de gestación. Para ello se utilizaron un total de 20 cerdas (Large White x Landrace, 237 kg (EEM 3)) y sus lechones ((Large White x Landrace) x Pietrain). Las madres recibieron o una dieta que contenía manteca de cerdo (MC) o una dieta en base a aceite de linaza (AL) durante la gestación y lactación. La composición de ácidos grasos fue evaluada a nivel de plasma sanguíneo, placenta, leche y diferentes tejidos de los lechones a los días 0, 3, 7, 21 y 32.

La dieta que contenía AL aumentó la proporción de n-3 AGPI y especialmente en 22:6 n-3 en la placenta. Las canales de los lechones procedentes de las madres que consumieron AL contenían mayor proporción al nacimiento (P<0,05) de 20:5n-3, 22:5n-3 y 22:6n-3. El grupo AL presentó también mayor proporción de 18:3n-3 en leche respecto al grupo de cerdas alimentadas con MC. Los lechones procedentes de las madres del grupo AL presentaron mayor proporción de 18:3n-3, 20:5n-3 y 22:5n-3 en plasma y en la canal al cabo de unos días de lactación. Las proporciones de 22:5n-3 y 22:6n-3 fueron superiores en el cerebro de los lechones procedentes del grupo AL respecto a los lechones procedentes del grupo MC durante el período de lactación.

Se puede concluir que la inclusión de AL en las dietas para cerdas en gestación y lactación aumenta la concentración de 22:6n-3 en la placenta y en la canal del feto y que mantiene la concentración de 22:6n-3 en el cerebro durante la primera semana de vida.

F de Quelen, G Boudry and J Mourot, 2010. British Journal of Nutrition, 104: 533-543.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Nutrimail

Un boletín mensual de noticias sobre la nutrición porcina

No estás suscrito a la lista

24-nov-201627-oct-201629-sep-201625-ago-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí