Lee este artículo en:

Indicadores de salud en lechones y cerdas alimentadas con maíz genéticamente modificado

No hay un efecto claro sobre los rendimientos de la cerda y sus lechones por la utilización de maíz genéticamente modificado.

Martes 11 junio 2013 (hace 3 años 6 meses)

El maíz genéticamente modificado (GM) está diseñado para expresar una toxina del Bacillus thuringiensis, la cual le confiere resistencia al barrenador del maíz europeo. Esta toxina interactúa con las células intestinales de las larvas, altera su revestimiento intestinal y finalmente conduce a la muerte de la larva. El objetivo de este estudio fue investigar los efectos de la alimentación con este maíz sobre la salud materna y de su descendencia. Para ello se utilizaron un total de 24 hembras y sus crías en un estudio de 20 semanas. Las cerdas fueron alimentadas con dietas que contenían maíz GM (modificado genéticamente) o no GM desde la cubrición hasta el final de la lactación. El espesor de grasa dorsal y peso corporal de las cerdas se registró en el momento de la cubrición, 56 d, 110d de gestación y al destete. El peso individual (PV) de los lechones de todas las camadas se registró al nacer y al destete y la ganancia media diaria (GMD) fue calculada durante la lactación. Al parto, el cuarto lechón nacido vivo de cada camada (doce por tratamiento) fue sacrificado mediante bala cautiva seguido de desangrado. Se tomaron muestras de sangre para hematología y análisis bioquímico. Corazón, riñones, bazo e hígado fueron retirados, limpiados de grasa o sangre y fueron secados y pesados.

Los resultados mostraron que las cerdas alimentadas con maíz MG fueron más pesadas a día 56 de gestación (P<0, 05) en comparación con las cerdas alimentadas con la dieta de maíz no MG. En el día 110 de gestación, no hubo diferencia en el PV. No hubo diferencias en el espesor de grasa dorsal durante todo el estudio. La GMD de los lechones no se vio afectada. Lechones de cerdas alimentadas con maíz MG tendieron a ser más ligeros (P = 0,08). No hubo diferencias en los niveles de mortalidad pre-destete por camada entre los tratamientos. Las cerdas alimentadas con maíz MG tendieron a disminuir las proteínas séricas totales (P=0,08), y aumentar la creatinina sérica (P<0,05) y la actividad de γ-glutamiltransferasa (P=0,07) el día 28 de la lactación. La urea sérica tendió a disminuir en el día 110 de gestación en cerdas alimentadas con maíz MG (P=0,10) y en su descendencia al nacimiento (P = 0,08).

Hubo un efecto mínimo de la alimentación con maíz GM sobre las cerdas durante la gestación y la lactación en cuanto a la bioquímica sérica y hematología al nacimiento y peso al destete. Sin embargo, estudios adicionales están actualmente en marcha para evaluar el estado sanitario y el crecimiento de la descendencia de las cerdas alimentadas con maíz genéticamente modificado.

M C Walsh, S G Buzoianu, G E Gardiner, M C Rea, O O’Donovan, R P Ross and P G Lawlor. (2013). Effects of feeding Bt MON810 maize to sows during first gestation and lactation on maternal and offspring health indicators. British Journal of Nutrition 109, 873–881. doi:10.1017/S0007114512002607

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Nutrimail

Un boletín mensual de noticias sobre la nutrición porcina

No estás suscrito a la lista

24-nov-201627-oct-201629-sep-201625-ago-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí