Evaluación del aporte de lisina en el pienso de cerdas durante la lactación en gramos por día o en porcentaje

La formulación de las dietas de lactación en base al porcentaje de lisina solo es efectiva cuando se conoce el consumo de pienso.
Jueves 9 septiembre 2010 (hace 6 años 3 meses 1 días)
La necesidades de amino ácidos varían con el número de partos de la cerda. Se realizaron dos experimentos con 528 cerdas multíparas (de 4 partos en adelante, 264.8 ± 32.2 kg) para determinar cual era el método de formulación que mejor permitía satisfacer las necesidades de las cerdas de más edad.

En el primer experimento, se utilizaron un total de 328 cerdas distribuidas aleatoriamente entre los 5 tratamientos experimentales que contenían valores crecientes de lisina total, 0,85; 0,95; 1,05; 1,15 y 1,25% respectivamente durante un período de lactación de 18,8± 2 días. En el segundo experimento se utilizaron un total de 200 cerdas que fueron alimentadas con 5 dietas formuladas para contener 6,4; 7,31; 8,22; 9,12 y 10,3 g de lisina/kg de pienso. Todas las dietas fueron formuladas para ser isocalóricas (3,46 Mcal EM/kg) y para exceder las recomendaciones (NRC, 1988). Antes de las 48 h post-parto se estandarizaron las camadas por número de lechones. Las cerdas fueron alimentadas con un sistema automático controlado por ordenador que aseguraba el registro del consumo ad libitum real a partir de las 72 h post-parto para el estudio 1 y consumo restringido para no exceder los 5,5 kg/día en el estudio 2.

En el primer experimento, el CMD fue de 7 kg por día. La ganancia de peso de la cerda se redujo significativamente (20,8; 15,7; 17,8; 17,5; 10,4 kg, P ?0,04) a medida que aumentaba el consumo de lisina. De todos modos, tanto los rendimientos productivos como la ganancia media diaria de los lechones no se vieron afectados (P ?0,1). En el segundo experimento, el consumo total de lisina fue de 35,2; 40,2; 45,1; 50,2 y 56,7 g de lisina por día, respectivamente. La ganancia de peso no se vio afectada por el consumo de lisina. La ganancia de peso de la camada aumentó de forma lineal (2,18; 2,19; 2,25; 2,35 y 2,43 kg, P ?0,03) con el consumo adicional de lisina. Además, la ganancia media diaria aumentó a medida que aumentaba el consumo de lisina (0,228; 0,246; 0,239; 0,244 y 0,254, P ?0,03).

Se puede concluir que ofrecer un mínimo de 50 g de lisina por día para las cerdas de más edad puede mejorar los rendimientos productivos en los lechones. Además, formulando las dietas para cerdas en lactación en base al porcentaje de lisina es efectivo solo cuando se conoce el consumo total de alimento. Asumiendo que el consumo de pienso puede variar dentro de cada piara, es mejor formular en base a los requerimientos en gramos de lisina por día.

L Greiner, J Soto, J Connor, G Allee, J Usry, and N Williams, 2010. Journal of Animal Science, 87 (E-Suppl. 3):55.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Nutrimail

Un boletín mensual de noticias sobre la nutrición porcina

No estás suscrito a la lista

24-nov-201627-oct-201629-sep-201625-ago-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí