El patrón de alimentación determina el espesor de la grasa dorsal

Indirectamente los resultados sugieren que el espesor de grasa dorsal no es un buen índice de la cantidad de grasa total de la canal.
Jueves 12 diciembre 2002 (hace 13 años 11 meses 23 días)
En un estudio previo en engorde se observó que durante un periodo de 12 meses las canales de los cerdos tenían desde 12mm a 16mm de espesor de grasa dorsal (EGD) en P2, pero estas diferencias no se correspondían con el peso vivo. La ingestión de alimento no es la misma durante todo el año debido a diferencias térmicas, y se propuso la posibilidad que los cerdos muestren un crecimiento compensatorio durante la fase de cebo. Los animales tras estar sujetos a una restricción, compensan el consumo coincidiendo con una mayor deposición de grasa que de tejido magro.

Para comprobar esta hipótesis se alteró el patrón de ingestión de pienso y se midió el EGD, se utilizaron 24 hembras de 5,5 kg de PV inicial que se separaron en tres grupos distintos:
- AA, alimentación Ad libitum durante todo el experimento
- AR, alimentación Ad libitum hasta los 40 y restringida hasta el sacrificio
- RA, alimentación restringida hasta los 40 kg y Ad Libitum hasta el sacrificio.

Todos los cerdos fueron alojados individualmente en condiciones de termoneutralidad y todos recibieron la misma dieta. Después del sacrificio se midió el EGD en P2 y la composición química de la canal de todos los animales.

'''taula

Se confirmó la hipótesis; cuando el consumo de alimento se restringió hasta los 40 kg de PV y después fue ad libitum los cerdos tenían más EGD en P2 (p<0,05) que los cerdos que comieron menos en la segunda parte del experimento. A pesar de estas diferencias en P2, no se encontraron diferencias en el contenido total de grasa o proteína de la canal.

Se concluye que el patrón de consumo de pienso puede explicar gran parte de las diferencias en el EGD en P2 que se encuentra en los engordes. Se ha visto que la grasa total no varió, lo que demuestra que EGD en P2 no es un buen estimador de la grasa corporal.

M. Trezona, B.P. Mullan, R.H. Wilson y I.H. Williams. Manipulating Pig Production VII (1999). Pg 119

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Nutrimail

Un boletín mensual de noticias sobre la nutrición porcina

No estás suscrito a la lista

24-nov-201627-oct-201629-sep-201625-ago-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí