Efectos de proporcionar granos contaminados con micotoxinas de Fusarium y eficacia del polímero de pared celular para detoxificar el alimento

La administración del antídoto (hasta 0.2%) evitó algunas alteraciones neurobioquímicas pero no consiguió recuperar los rendimientos productivos.
Jueves 8 agosto 2002 (hace 14 años 4 meses)
El grano contaminado de forma natural suele tener efectos más tóxicos que las dosis equivalentes de micotoxinas purificadas, este hecho hace más difícil poder aplicar un tratamiento efectivo para prevenir la intoxicaciones por micotoxinas.

Se realizó un experimento para comprobar los efectos de una mezcla de granos contaminados de forma natural por micotoxinas de Fusarium y determinar la eficacia de un extracto polimérico de pared celular (EP) de levadura como tratamiento contra micotoxicosis.

175 lechones de 10 kg de PV fueron alimentados con 5 dietas distintas durante 21 días:
-T1 Control negativo (dieta sin micotoxinas)
-T2 Control positivo (dieta con micotoxinas, sin EP)
-T3 dieta con micotoxinas, con 0,05% de EP
-T4 dieta con micotoxinas, con 0,1% de EP
-T5 dieta con micotoxinas, con 0,2% de EP
Las dietas contaminadas contenían 3,85 ppm de deoxynivalenol, 26,88 ppm de ácido fusárico y 0,4 ppm de zearalenona.

Los lechones que recibieron las dietas contaminadas vieron comprometido su crecimiento, sobretodo durante la primera semana de vida, además las micotoxinas provocaron una serie de cambios bioquímicos en el hipotálamo de los lechones: se alteró la concentración de dopamina, noradrenalina y serotonina. La incorporación de 0,2% de EP (T5) no redujo los efectos sobre el crecimiento aunque si evitó que se produjeran los cambios neurobioquímicos que se observaban en los lechones T2.

La ingestión de dietas contaminadas de forma natural con micotoxinas de Fusarium provoca una serie de alteraciones neurobioquímicas que pueden evitarse si se administra un polímero de paret celular de levadura a la dosis adecuada. Sin embargo, este extracto de pared celular no evita la reducción en el crecimiento (al menos a 0,2%) que también provocan las micotoxinas.

H.V.L.N. Swamy, T.K. Smith, E.J. MacDonald y A.E. Sefton. Journal of Animal Science 2001. 79(supl. 1):106. Ref 442

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Nutrimail

Un boletín mensual de noticias sobre la nutrición porcina

No estás suscrito a la lista

24-nov-201627-oct-201629-sep-201625-ago-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí