Efecto del tipo de carbohidratos y la capacidad tampón de la dieta sobre la digestibilidad de los nutrientes y las características del purín de cerdos

La incorporación de carbohidratos ricos en polisacáridos no amiláceos permite reducir la emisión de amoníaco del purín.
Jueves 12 julio 2001 (hace 15 años 4 meses 25 días)
Para reducir la emisión de amoníaco del purín a través de la dieta se barajan dos conceptos: la acidificación del purín y la reducción de la relación N urinario:N fecal (menor excreción de N por orina y mayor en heces). Un pH más bajo del purín disminuye la conversión de urea y amonio en amoníaco, por otra parte el N fecal se descompone más lentamente en amoníaco que el N urinario ya que suele tratarse de proteína microbiana.
Se estudió de una parte el efecto del nivel de polisacáridos no amiláceos (PNA; cascarillas de soja, pulpa de remolacha y tapioca como control) sobre la digestibilidad total e ileal y sobre la retención de N, pH urinario y características del purín en cerdos durante el engorde, y de otra se estudió la influencia sobre estos parámetros de la capacidad tampón de la dieta. No se observaron diferencias de retención de N y de crecimiento entre los animales alimentados con las distintas dietas. La digestibilidad total de la energía fue similar en los tres tratamientos pero la digestibilidad ileal fue significativamente inferior para las dietas con cascarillas de soja y pulpa de remolacha.
Las dietas ricas en PNA (cascarillas de soja y pulpa de remolacha) incrementan la excreción fecal de N debido a que la incorporación de carbohidratos ricos en PNA proporciona una fuente energética para la flora del intestino grueso, estas poblaciones utilizan el NH3, liberado normalmente por otros procesos fermentativos intestinales o proveniente de la sangre, evitando así que sea eliminado por la orina en forma de urea.
No se observaron diferencias en ningún parámetro debidas a la capacidad tampón, exceptuando el pH urinario, que fue inferior en los animales con más poder acidificante en la dieta. Sin embargo, al mezclarse la orina con las heces, el potencial tamponador de los nutrientes fecales neutralizó el efecto de la suplementación de sulfato.
Las heces de los animales que comieron dietas ricas en PNA tenían un pH inferior debido a que los procesos fermentativos del intestino grueso liberan ácidos grasos volátiles y acidifican el contenido fecal.
En conclusión, la incorporación en la dieta de PNA puede ser una forma eficiente y económica de reducir el impacto negativo que supone la emisión de amoníaco asociada al purín.

Z. Mroz, A.J. Moeser, K. Vreman, J.T.M. van Diepen, T. Van Kempen, T.T. Cahn y A.E. Jongbloed. Journal of Animal Science 2000. 78:3096-3106

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Nutrimail

Un boletín mensual de noticias sobre la nutrición porcina

No estás suscrito a la lista

24-nov-201627-oct-201629-sep-201625-ago-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí