Composición tisular de ácidos grasos en cerdos alimentados con diferentes fuentes de grasa

La composición tisular de ácidos grasos en cerdos puede ser modificada mediante el perfil de ácidos grasos de la dieta
Jueves 19 febrero 2009 (hace 7 años 9 meses 20 días)
Se estudia la grasa de la dieta y su influencia sobre los depósitos de grasa en el cerdo tanto por su importancia como fuente de energía como por su implicación en las características de la carne. El tema ha retomado interés recientemente ya que la composición de ácidos grasos (AG) juega un importante papel sobre la salud humana. El objetivo del presente estudio fue determinar el efecto de la fuente de grasa de la dieta sobre la composición de AG en tejidos de porcino. Para ello se utilizaron un total de 70 hembras (61,8 ± 5,2 kg de PV) distribuidas en 7 tratamientos de acuerdo al PV y la camada de origen. Los tratamientos experimentales fueron: una dieta que contenía un bajo nivel de grasa (no grasa (NG)) y 6 tratamientos suplementados al 10% con diferentes fuentes de grasa (sebo (S), aceite de girasol alto oleico (GSAO), aceite de girasol (GS), aceite de linaza (AL), una mezcla de grasas (MG: 55% C+ 35% AG + 10% AL) y una mezcla de aceite de pescado (AP: 40% aceite pescado, 60% AL). Los animales fueron sacrificados a los 99,8± 8.5 kg. En las dietas se analizó la materia seca, la proteína bruta, la energía, las cenizas y la composición de ácidos grasos. Para la determinación tisular del perfil de AG, se hizo la extracción previa de la fase lipídica la cual fue transmetilada con BF3 y solución metanólica de KOH. Los contenidos de AG fueron determinados mediante cromatografía de gases.

La composición tisular de AG fue significativamente modificada por los tratamientos experimentales, mayoritariamente en aquellas dietas ricas en ácidos grasos poliinsaturados. La cantidad de AG saturados fue superior en los animales alimentados con la dieta NG y menor en los animales alimentados con las dietas GSAO pero los ácidos grasos monoinsaturados fueron superiores. Sin embargo, la cantidad de ácidos grasos monoinsaturados fue inferior en los animales alimentados con GS, AL y AP, siendo el contenido en ácidos grasos poliinsaturados superior en los animales alimentados con GS y AL y menor en los alimentados con GSAO, S y NG. Los animales alimentados con AL y MG presentaron niveles detectables de ácido eicosapentanoico, dependiendo del contenido de linolénico de la dieta. El contenido en ácido araquidónico fue superior en GS e inferior en AL y MG. La dieta NG resultó en una mayor proporción de palmitito y esteárico respecto a todos los tratamientos estudiados. Asociado a la dieta S se observó una menor deposición de grasa en algunos de los depósitos, pero superior en otros sugiriendo que el S se puede repartir de forma distinta entre los de diferentes depósitos de grasa.

Se concluye que la composición de ácidos grasos de la dieta puede influenciar directamente la composición tisular de ácidos grasos en el cerdo.

P Duran-Montge, CE Realini, AC Barroeta, R Lizardo and E Esteve-Garcia. 2008. Animal, 2 (12): 1753-1762.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Nutrimail

Un boletín mensual de noticias sobre la nutrición porcina

No estás suscrito a la lista

24-nov-201627-oct-201629-sep-201625-ago-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí