Utilización de secuestrantes de micotoxinas en el pienso

Este mes dedicamos la sección de nutrición a la utilización de secuestrantes de micotoxinas en los piensos para cerdos.

Lunes 12 julio 2004 (hace 12 años 4 meses 28 días)

La presencia de micotoxinas en materias primeras de uso habitual en dietas de porcino representa una grave amenaza para la productividad en las explotaciones.

El debate sobre el efecto de las micotoxinas en animales de producción es uno de los temas de mayor estudio en publicaciones científicas, dada su importancia, magnitud de sus implicaciones y la gran cantidad de factores que intervienen en todos los niveles de este complejo.

Tenemos diferentes consideraciones a tener en cuenta, útiles para valorar la idoneidad de un tratamiento.

Universalidad. Según datos de Naciones Unidas entre el 20 y el 25% de materias primeras están contaminadas con micotoxinas. Es relativamente fácil, ya que entre 20 y 25º C y con actividades de agua superiores al 70%, promueven el crecimiento de hongos. Esto en lo que respecta a condiciones de campo, si nos fijamos en el almacenado, materias por encima del 18% de humedad a temperaturas ya mencionadas también fomentan el desarrollo de hongos.

Hay gran cantidad de hongos y levaduras en la naturaleza, mas de 200000 especies muchas de ellas con efecto beneficioso para las necesidades humanas pero también producen de 300 a 400 micotoxinas que en producción animal distorsionan la productividad.

Enemigo resistente. Hay determinados procesos de tratamiento por calor que inactivan crecimiento de hongos. También encontramos estudios que indican que los hongos micotoxigenicos son bastante más resistentes al tratamiento por calor.

Analisis precario. Si bien el analisis de las materias primas es preferible, nos encontramos delante de un problema difícil de resolver. Los analisis suelen ir por detrás del problema y cuando se solicitan, es porque se ha chequeado todos los otros posibles motivos por lo que la producción no funciona adecuadamente. A veces aquellas materias primeras, ya no están, o las muestras ya no pueden ser representativas. Analizar piensos terminados es también una misión difícil por conseguir muestras representativas y también al llevar siempre alguna arcilla o aluminosilicato hacen que interfiera con las técnicas de analisis mas utilizadas (HPLC,...).

Sensibilidades diferentes. Cada micotoxina tiene especies y fases productivas diana. Por lo general zearalenona, aflatoxina y deoxinivalenol son de las que más impacto causan en la producción porcina. También hay que tener en cuenta el tiempo de exposición, la concomitancia con otros problemas sanitarios ya que a una dosis dada de micotoxinas que afecta de forma importante el incremento de peso, esa misma situación puede reducir a la mitad la resistencia a otras enfermedades. Es preferible acotar en la medida de lo posible el impacto de las micotoxinas en nuestros animales, así en lechones debido a la inmadurez de su sistema detoxificador y en cerdas reproductoras debido a que atraviesan periodos de gran sensibilidad, donde desarrollan lechones o los amamantan, acumulan la mayor sensibilidad en porcino. Si detectamos que ha entrado un problema determinado en nuestros piensos, puede ser viable desviar las dietas afectadas hacia otras especies donde la sensibilidad sea menor a aquella micotoxina, por ejemplo, terneros o cerdos de engorde.

La presencia de dos micotoxinas en un pienso tiene un efecto exponencial sobre la afectación de los animales.

Impacto económico. Tanto los tratamientos con agentes captadores de micotoxinas como el problema mismo "per se" generan unas perdidas, es ahí donde, sobre la base de los antecedentes de nuestras materias primeras, a la información de la campaña y a las producciones/ patología presente. Se necesitará aplicar una estrategia para maximizar el beneficio y minimizar el impacto sobre las producciones.

Diferentes secuestrantes

Carbón activado

Se produce de la pirolisis de diferentes materiales orgánicos con capacidades de absorción diferentes. Se ha visto efectos beneficiosos en toxina T-2 reduciendo la capacidad de recirculación entero-hepática. También se muestra efectivo contra aflatoxina. También es eficaz contra fumonisina y ocratoxina aunque de forma diferente según condiciones.
Aluminosilicatos hidratados de calcio y sodio

Tienen gran afinidad por aflatoxinas B1 y M1. En cambio son poco efectivas contra zearalenona y ocratoxin A. Nada eficaces contra tricotecenes como la toxina T-2, y deoxinivalenol.
Bentonita

Encontramos resultados dispares contra aflatoxinas, no protege contra zearalenona. Es útil contra toxina T-2.
Otros

Existen productos en fase experimental que se ha encontrado determinados efectos contra una especie o varias de micotoxinas, se trata de diferentes procesados de arcillas orgánicas e inorgánicas.


Debido a que son tan diferentes las soluciones que necesitan cada familia de micotoxinas, se van imponiendo soluciones de amplio espectro, en las que se combinan dos o más estrategias en un producto. Se aportan arcillas tratadas de forma especifica para captar aflatoxinas y se propone proteger contra zearalenona y tricotecenes con microorganismos o bien con combinaciones de extractos vegetales con efecto detoxificante.

Como conclusión es recomendable a la hora de iniciar un tratamiento escoger el que mayor seguridad proporcione por la información que lo acompaña con resultados cientificos publicados in vivo.

Artículos relacionados

Nutrición

Utilización de secuestrantes de micotoxinas en el pienso21-jul-2004 hace 12 años 4 meses 19 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags