Uso de extractos vegetales en las dietas para lechones

Los extractos naturales contienen componentes o principios activos elaborados y acumulados por las plantas en las que de forma natural les permiten controlar distintos procesos.

Los extractos naturales contienen componentes o principios activos elaborados y acumulados por las plantas en las que de forma natural les permiten controlar procesos de etiología bacteriana, fúngica o vírica. Estas sustancias fueron ampliamente utilizadas en la denominada farmacología histórica desde los primeros tiempos de la Humanidad y los primeros datos escritos que dan testimonio de ello, se remontan al año 3000 a. de J.C.. Actualmente se siguen utilizando de forma sistemática en zonas de África, India, América Central, y en la selva amazónica. En medicina humana y en ganadería ecológica se señala que estos productos naturales, estimulan la respuesta inmunológica del organismo, incrementando sus defensas naturales y no suponiendo riesgo alguno de agresión. En general se considera que estos productos no ocasionan efectos secundarios ni presentan contraindicaciones. Esta posibilidad es sin duda extrapolable a la ganadería industrial y aporta además la ventaja de que no genera residuos indeseables en los productos finales destinados a la alimentación humana.

El reino vegetal y de forma particular las Coníferas, las Rutáceas, las Umbelíferas, las Mirtáceas y las Labiadas, es rico en todo este tipo de sustancias. El problema que debe resolverse es que, en algunos casos el método de extracción es complejo y el rendimiento del proceso, en consecuencia, muy bajo. Los aceites esenciales obtenidos y purificados de forma industrial, contienen una amplia variedad de componentes entre los que destacan: terpenos, fenoles, ácidos orgánicos, alcoholes, aldehídos y cetonas. Estos componentes actúan entre sí de forma sinérgica o como coadyuvantes. Se caracterizan en general, por ser de baja densidad, entre 0.85 y 0.95 g/ml y poseer un marcado componente aromático que permite detectar su presencia cuando están mezclados con otros productos.

El contenido de aceites esenciales varía en las diversas especies botánicas, y en ello influyen de forma muy notable varios factores tales como la variedad sistemática a la que pertenezcan, la época de año en que se lleve a cabo la recolección y el método de cultivo, así como el sistema de extracción y posterior almacenamiento y conservación. El mecanismo de acción de los aceites esenciales no se conoce con exactitud. Se ha demostrado que poseen la capacidad de proteger a las plantas que los elaboran y acumulan, de los agentes externos y que en general poseen una marcada actividad antioxidante. Observaciones realizadas bajo el microscopio electrónico han demostrado la capacidad de algunos de estos aceites esenciales de producir roturas irreversibles en la membrana celular de los microorganismos sensibles a su acción, aunque se desconocen los procesos que desencadenan este mecanismo.

La actividad de estos productos puede ser antibacteriana o antifúngica. En general, las dosis precisas para el control antifúngico son menores que las precisas para el control antibacteriano.En otro orden de ideas se ha propuesto que los aceites esenciales pueden actuar en el ámbito de los organismos superiores, bajo los siguientes aspectos:

a.- Modificación del nivel de secreción de jugos gástricos y pancreáticos.
b.- Incremento en la capacidad de retención del nitrógeno.
c.- Incremento en la secreción de los enzimas gastro-intestinales.

Asimismo se intuye aunque no ha sido demostrada, una mejora en el estado y microestructura de las microvellosidades intestinales de los animales. Actualmente, se ha incrementado de forma notoria el interés por la incorporación en la dieta de aceites esenciales. Algunos autores han demostrado un incremento del orden del 5% en la digestibilidad en diversas especies animales tras la adición en la dieta de extractos naturales que contenían aceites esenciales. Asimismo, se ha demostrado en cerdas reproductoras que suplementar la dieta con aceites esenciales incrementa la ganancia en peso de la camada en un 18%.

Los estudios realizados con lechones a los que se les ha suministrado pienso adicionado de extractos naturales de procedencia conocida y manteniendo en todos los casos ensayos control, han permitido demostrar que los animales alimentados con el pienso enriquecido poseen un buen índice de conversión, superior al del control y modificaciones en el contenido de su microbiota intestinal, observándose en todos los casos un incremento de bacterias del ácido láctico y de levaduras, frente a los controles en los cuatro tramos del aparato digestivo investigados. En la actualidad se plantea la posible utilización conjunta de ácidos orgánicos y extractos naturales con el fin de aprovechar su posible sinergismo con lo que se optimizan los resultados a menor dosis de cada uno de los componentes, disminuyendo, el riego de efectos no deseados en los animales y consiguiendo también en consecuencia un abaratamiento de costos.

Nutrición

Uso de extractos vegetales en las dietas para lechones26-feb-2002 hace 14 años 9 meses 8 días
Uso de extractos vegetales en las dietas para lechones07-feb-2002 hace 14 años 9 meses 27 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags