Necesidades de treonina de cerdos en crecimiento

La treonina es un aminoácido esencial que debe ser suministrado a través de la dieta ya que el propio animal no puede sintetizarlo a partir de otros aminoácidos.

Martes 7 octubre 2003 (hace 13 años 2 meses 3 días)

La treonina es un aminoácido esencial que debe ser suministrado a través de la dieta ya que el propio animal no puede sintetizarlo a partir de otros aminoácidos. La treonina es necesaria para el crecimiento magro (proteína), constituyendo ésta aproximadamente un 3,9 % de la proteína depositada. Además, la treonina es un componente mayoritario de las secreciones endógenas. Por ejemplo, algunas mucinas contienen grandes cantidades de treonina (14-27% del contenido proteico de la mucina). De esta forma, tanto las necesidades para crecimiento como para secreciones endógenas y otras "funciones de mantenimiento" contribuyen a incrementar las necesidades de treonina en la dieta.

Años atrás, las necesidades en aminoácidos se expresaban por kg de dieta. Sin embargo, existen diferencias en la digestibilidad de los aminoácidos que deben tenerse en cuenta. Por ejemplo, la digestibilidad de los aminoácidos del haba de soja es superior que la de la mayoría de los cereales. Por tanto, piensos con el mismo contenido total de aminoácidos podrían tener distinto contenido en aminoácidos digestibles. Además, aunque los aminoácidos pueden ser digeridos a lo largo de todo el tracto gastrointestinal, sólo aquellos que lo hagan en el íleon terminal serán disponibles para el animal. Pero no todos los aminoácidos que alcanzan el íleon son de origen dietético, también llegan aminoácidos procedentes de los enzimas digestivos, de la mucosa y de las células de descamación. El valor de digestibilidad ileal aparente no tiene en cuenta estas secreciones endógenas de aminoácidos. Sin embargo, la digestibilidad ileal estandarizada sí que corrige los valores de digestibilidad con las pérdidas endógenas (calculadas como las pérdidas endógenas cuando el animal recibe una dieta sin proteína). Al realizar esta corrección, la digestibilidad ileal estandarizada es un valor superior a la digestibilidad aparente, y se trata del valor de digestibilidad de elección.

Llegados a este punto, resulta muy importante que tanto las necesidades del animal como la valoración de un determinado alimento se expresen en los mismos términos. Por ejemplo, si se calculan necesidades en aminoácidos según su digestibilidad ileal aparente, las secreciones endógenas no deben tenerse en cuenta a la hora de calcular los aportes de un determinado alimento. Normalmente ya se han tenido en cuenta en el (bajo) valor de la digestibilidad. Por otra parte, si las necesidades se expresan según su digestibilidad ileal estandarizada se debería incluir un "plus" que cubra las pérdidas endógenas basales.

El concepto de hace referencia a una situación en la cual todos los aminoácidos limitantes limitan de igual forma. Para facilitar la formulación de los piensos, la proteína ideal generalmente se expresa con relación a la lisina, que suele ser el primer aminoácido limitante en las dietas basadas en cereales. El valor de esta relación entre aminoácidos será muy similar tanto si está expresada en términos de digestibilidad total, ileal aparente o estandarizada siempre que los valores de digestibilidad del resto de aminoácidos sean similares a los de la lisina. Por ejemplo, si la digestibilidad estandarizada de la treonina y de la lisina son iguales, la relación entre ambos aminoácidos será la misma tanto si se trata de digestibilidad estandarizada como total. Sin embargo, para algunas materias primas existen diferencias notables entre la digestibilidad de la lisina y la del resto de aminoácidos. Así, y de manera especial, cuando las dietas se suplementan con aminoácidos sintéticos (con digestibilidades cercanas al 100%), surgen diferencias importantes al expresar las necesidades en base a digestibilidad aparente o estandarizada.

Para intentar encontrar la relación óptima entre treonina y lisina (thr:lys) se han llevado a cabo diferentes estudios. Los resultados de estos trabajos no siempre concuerdan debido a las diferencias existentes entre las condiciones experimentales, potencial productivo de los animales, etc. En la Figura 1 se muestra el crecimiento de los cerdos observado en 22 estudios distintos en función de la relación thr:lys (en digestibilidad ileal estandarizada). En este gráfico se observa claramente la gran variabilidad existente entre los distintos trabajos tanto en cuanto al crecimiento de los animales como en lo que respecta a la relación thr:lys óptima para maximizar el crecimiento. Combinando los resultados de todos estos estudios mediante un meta-análisis podemos tener en cuanta la variabilidad existente entre ellos y obtener un modelo general que describa la respuesta a la variación de la relación thr:lys. Para estudiar esta respuesta se pueden utilizar dos modelos diferentes (lineal o curvilíneo), ambos de plateau o meseta, que asumen la existencia de una relación óptima thr:lys por encima de la cual no se espera una mejora de la respuesta. La diferencia entre ambos radica en que el modelo lineal asume que por debajo del óptimo el crecimiento responde de manera lineal a un aumento en la relación thr:lys mientras que el modelo curvilíneo asume que esta respuesta es curvilínea. Las Figuras 2 y 3 muestran el resultado del meta-análisis utilizando ambos modelos. Los resultados se expresan con relación al crecimiento máximo de cada estudio, de manera que gran parte de la variabilidad causada por ejemplo por diferencias en el peso vivo de los animales o las condiciones ambientales se tiene en cuenta, quedando así más claro el efecto de la relación thr:lys. De este modo, si comparamos la variabilidad observada en la Figura 1 vemos que ésta se reduce considerablemente en las Figuras 2 y 3. En el caso del modelo lineal (Figura 2) la relación thr:lys óptima es del 61% mientras que con el modelo curvilíneo obtenemos un 70%. Para comprender la gran diferencia obtenida con ambos modelos es importante tener en cuenta que estos modelos se basan en conceptos completamente distintos. El modelo lineal considera que la eficacia de utilización de la treonina (por debajo de las necesidades) es constante, mientras que el modelo curvilíneo tiene en cuenta que los cerdos se hacen más eficientes cuando los aportes de treonina disminuyen. Aparte de las diferentes interpretaciones científicas que puedan existir, esto tiene además una aplicación práctica. Cuando utilicemos el valor óptimo obtenido mediante el modelo lineal, al aportar un nivel de treonina ligeramente inferior al del óptimo, inmediatamente estaremos limitando el crecimiento. Mientras que si hacemos lo mismo pero con el valor óptimo estimado mediante el modelo curvilíneo sólo se producirá una reducción mínima del crecimiento. En otras palabras, el óptimo estimado mediante el modelo curvilíneo ofrece un margen de seguridad, mientras que el óptimo estimado en el caso del modelo lineal es, de hecho, un valor mínimo sin margen de seguridad.

Por tanto, estos valores óptimos tienen diferentes interpretaciones y su valor depende del modelo con el cual hayan sido estimados. Así, en condiciones prácticas, la elección de una determinada relación thr:lys u otra dependerá del precio que uno esté dispuesto a pagar por aceptar una disminución en el crecimiento de los animales.

Figura 1. Efecto de la relación thr:lys sobre el crecimiento de los cerdos

Figura 2. Efecto de la relación thr:lys sobre la ganancia media relativa de cerdos en crecimiento (modelo lineal)

Figura 3. Efecto de la relación thr:lys sobre la ganancia media relativa de cerdos en crecimiento (modelo curvilíneo)

Nutrición

Necesidades de treonina de cerdos en crecimiento21-oct-2003 hace 13 años 1 meses 19 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags