Importancia de la capacidad tampón del pienso

Al destete, la capacidad de acidificación de los lechones está limitada por la escasa producción de HCl. De hecho, la capacidad máxima no se expresa en su totalidad hasta las 6-8 semanas de vida.

Viernes 23 noviembre 2001 (hace 15 años 17 días)

Al destete, la capacidad de acidificación de los lechones está limitada por la escasa producción de HCl. De hecho, la capacidad máxima no se expresa en su totalidad hasta las 6-8 semanas de vida. Durante la lactación el lechón suple esta incapacidad mediante la fermentación de la lactosa gracias a los lactobacilos presentes en el tramo anterior del digestivo. Un pH bajo a nivel estomacal es necesario por tres razones: supone una barrera contra la invasión y el crecimiento de microorganismos patógenos, ayuda a la solubilización de minerales y facilita la activación del pepsinógeno a pepsina. En el momento del destete se reduce el aporte de lactosa en un momento en que el animal es incapaz de producir suficiente HCl. Por tanto es clave en esta situación cuidar la capacidad tampón del pienso de iniciación ya que si ésta es alta se agravará el problema de falta de acidificación.

De las materias primas disponibles para la fabricación de piensos de iniciación destacan por su alta capacidad tampón las fuentes minerales, especialmente el carbonato cálcico y el fosfato bicálcico. Además, las fuentes proteicas presentan mayor capacidad que las energéticas. Por tanto, en formulación práctica se deben controlar estas materias primas a este particular. Puntos clave son:

  • Reducir a un mínimo el contenido proteico de los piensos sin menoscabo de su contenido en aminoácidos esenciales. Límites lógicos de proteína bruta serían 20 a 18% según edad). El uso de aminoácidos sintéticos facilita hoy día esta posibilidad.
  • Ajustar los aportes de Ca a las necesidades, siendo en principio suficientes niveles de 0,70 %, teniendo en cuenta la alta digestibilidad del Ca contenido en las materias primas de los piensos de iniciación.
  • Minimizar el aporte de fósforo, ajustando los niveles mínimos (0,40 a 0,36% de fósforo disponible según edad), utilizando fuentes de mayor disponibilidad (fosfato monocálcico, por ejemplo) y adicionando fitasas al pienso.
  • Mantener un aporte adecuado de lactosa (10-15%) para favorecer la fermentación láctica y favorecer la digestibilidad del Ca.
  • Usar ácidos orgánicos adecuados (ácido fórmico, láctico y otros) para facilitar la reducción del pH.

Así lo ve Imasde

Nutrición

Importancia de la capacidad tampón del pienso14-nov-2001 hace 15 años 26 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags