Homogeneidad de mezcla, aspectos legales y mecanismos de control

La mezcla, junto a la molturación y dosificación, es uno de los tres procesos básicos de la fabricación del pienso
Miércoles 28 septiembre 2005 (hace 11 años 2 meses 10 días)
Los procesos básicos de la fabricación del pienso son la molturación, dosificación y mezcla de una serie de ingredientes en unas proporciones determinadas por la fórmula que permitan obtener una dieta homogénea para cubrir total o parcialmente los requerimientos nutritivos de un determinado tipo de animales. El principal criterio de calidad de la mezcla será la homogeneidad del pienso, con el objetivo de que en cada comida el animal consuma todos los nutrientes en la misma proporción de la dieta, para mantener un buen pool metabólico simultáneo.

Desde el punto de vista nutricional la importancia de la homogeneidad del pienso dependerá:
• Tipo de animal:
♦ Cantidad y forma del consumo del pienso, siendo más crítica cuando el consumo diario es bajo y se realiza en varias tomas al día de poca cantidad (p.e. lechones). Entre especies es de mayor importancia en aves que en porcino o vacuno.

♦ Fase productiva del animal, teniendo mayor importancia en animales en fases de alta producción o crecimiento (lechones o cerdas lactantes vs cerdas gestantes o verracos).
• Tipo de ingrediente, según su nivel de incorporación (macrocomponentes vs microcomponentes) o importancia nutritiva (p.e. aditivos, antibióticos y terapéuticos)


A nivel de fabricación del pienso la homogeneidad dependerá de:
• Tipo de mezcladora, tiempo de mezcla y carga mínima de la mezcladora: las mezcladoras de palas tienen tiempos de mezcla 1,5-2,5 minutos y permiten cargas mínimas del 20-40% comparadas con las más habituales mezcladoras de hélices con tiempos de mezcla de 3,5-4 minutos y cargas mínimas del 75-80% (el eje debe quedar completamente cubierto). Las más modernas mezcladoras de palas de doble turbulencia se sugieren para mejorar la adición de líquidos y para la homogenización de aditivos a baja dosificación.

• Orden de adición de los ingredientes a la mezcladora: primero deberán adicionarse los macrocomponentes, seguido por los microcomponentes y aditivos, por último se pulverizarán los líquidos. Hay ciertos aditivos líquidos (lisina, metionina, colina, acidificantes) que pueden reaccionar entre ellos y deberán dosificarse por separado
• En los procesos de dosificación de líquidos después de la mezcladora, como el melazado, reengrasado, aditivos termolábiles, aromas, medicados, etc, deberán disponerse de maquinas de suficiente capacidad y precisión de pesaje de pienso y dosificación del aditivo. Es muy importante verificar periódicamente la correcta presencia de las sustancias en el pienso.

• También puede producirse cierta desmezcla de los componentes del pienso por adhesión, reacción, formación de polvo y decantación por densidad. Generalmente no se tiene en consideración, pero puede ser importante para determinados sustancias claves.

Objetivo de homogeneidad del pienso:
• La legislación y normas de calidad establecen la importancia de la homogeneidad en la fabricación del pienso. Se establece la necesidad de realizar controles periódicos de la misma (al menos anualmente), mantener en correcto estado la mezcladora (hélices y palas, limpieza adhesiones, electricidad estática, etc), comprobación de los sistemas de dosificación (básculas y contadores) y adicionar los componentes en cantidad suficiente para garantizar su correcta distribución (p.e. > 0,2% para las premezclas medicamentosas y de aditivos; RD 157/1995, RD 2599/1998)

• Para medir la homogeneidad de la mezcladora se tomarán diferentes muestras de de las cuales se analizará un componente traza que se encuentre en poca cantidad
♦ Generalmente se toman unas 10 muestras por mezcla, pero pueden tomarse hasta 20 para una determinación más precisa.

♦ El tamaño de la muestra recomendado es de unos 50-200g, a mayor tamaño de muestra la homogeneidad del análisis será mayor.

♦ El componente traza puede ser un nutriente habitual del pienso presente en poca cantidad y procedente mayoritariamente de un único ingrediente. Desde un punto de vista práctico es lo más recomendable, y suele analizarse el cloro de la sal, o el cobre, zinc, manganeso del corrector. Otra opción más precisa es adicionar un trazador conocido, el cual se analizará posteriormente. Dicho trazador debe ser permitido para la alimentación animal para poder utilizar posteriormente el pienso. En la elección del componente traza también debe valorase la facilidad, precisión y coste del análisis.

♦ A partir de los resultados analíticos se calcula el coeficiente de variación (CV), el cual es la proporción de la desviación estándar respecto a la media (CV=SD/X*100). Por debajo del 5% se considera correcta, entre 5-15% es aceptable pero tendría que mejorarse y por encima de 15% es inaceptable y tendría que corregirse rápidamente.

♦ Estos test también pueden realizarse para comprobar la correcta dosificación de otros componentes después de la mezcladora (p.e. grasa, melaza, enzimas, etc)

Por tanto, la mezcla, junto a la molturación y dosificación, es uno de los tres procesos básicos de la fabricación del pienso, siendo la homogeneidad su principal criterio de calidad. Se recomendaría realizar al menos una comprobación anual con un objetivo de un 5-10% de CV de la menos 10 muestras por mezcla. El cloro u otros microminerales del corrector pueden ser buenos componentes traza.

Así lo ve Imasde

Nutrición

Importancia de la lactosa en la alimentación de los lechones12-oct-2005 hace 11 años 1 meses 26 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags