El factor de granulación para mejorar la calidad del gránulo en piensos para porcino

Existen muchos factores que influyen de manera positiva o negativa en la durabilidad de un pienso granulado.

Miércoles 17 abril 2002 (hace 14 años 7 meses 21 días)

Existen muchos factores que influyen de manera positiva o negativa en la durabilidad de un pienso granulado. Uno de los más importantes, pero que no se tratará en este artículo, es la fórmula, pues se ha tratado en el artículo anterior. Nosotros vamos a ocuparnos del resto de factores técnicos, que complementan los factores a tener en cuenta desde un punto de vista nutricional en la granulación.

Sin ánimo de ser exhaustivos podemos relacionar: i) la molturación del pienso a granular, ii) el tiempo de acondicionamiento, iii) la temperatura de acondicionamiento y el tipo de vapor, iv) el diámetro y la compresión del orificio de la matriz, v) la velocidad periférica de la matriz, vi) la relación superficie de trabajo de la matriz/potencia de la granuladora, vii) un correcto secado y enfriado del mismo, etc.

i) Para granular bien, y obtener una buena durabilidad, necesitamos que al menos el 50% del pienso a granular pase por un tamiz de 0,5 mm de diámetro, el 20% quede en uno de 0,75 mm, y el 0% en uno de 1 mm. No son interesantes texturas muy finas por razones de posibles patologías del epitelio gástrico.

ii) Cuanto más mejor. Lo deseable entre 30 y 45 segundos. Tiempos superiores empeoran el acondicionamiento. Por lo tanto acondicionadores grandes y con velocidades de alrededor de 220 r.p.m. No bajar de 190 r.p.m.

iii) Necesitamos vapor saturado seco, que aporte calorías con la menor cantidad de humedad posible. Presiones de vapor de entre 1 y 3 bares. Temperaturas entre 55ºC y 80ºC. Temperaturas superiores no son factibles en los sistemas tradicionales.

iv) Diámetros menores y compresiones altas, favorecen la durabilidad, pero disminuyen el rendimiento de la granuladora.

v) Velocidades bajas favorecen la durabilidad, pero también disminuyen el rendimiento. Oscilan entre 5,5 y 6 m/segundo.

vi) Números bajos favorecen fuertemente la durabilidad. Especialmente indicados para productos a granular fibrosos o duros. Entre 14 y 27 cm²/kW.

vii) Un correcto secado favorece el rendimiento y la durabilidad.

Todo lo anterior demuestra que la granulación independientemente de ser un arte, tiene una considerable carga de técnica.

Otro aspecto que no podemos olvidar es la granuladora, sin acondicionador, para determinar su mayor o menor propensión para obtener gránulos con alta durabilidad. Factores que hay que tener en cuenta son entre otros:

- Tipo de tracción, directa o por correas.
- Número de rodillos, dos o tres. Separación entre rodillo y matriz.
- Ángulo de ataque de los rodillos, mejor en dos.
- Tipos de rodillos: nido de abeja, corrugados, etc.

La durabilidad como acabamos de ver es la consecuencia de muchos factores, unos fijos o casi, como la granuladora, el acondicionador, el número y tipo de rodillos, etc. Y otros en los que sí podemos influir, responsabilidad directa de fábrica.

No hablo de aditivos para la granulación o aglomerantes, por considerarlos simples eliminadores de síntomas de malas prácticas de granulación. El único aglomerante que funciona es el almidón crudo, el resto en general, cuesta dinero.

El obtener un gránulo con buena durabilidad es cuestión de técnica y de imaginación, puede ser más caro de fabricación, pero puede ahorrar más todavía en el campo.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags