Efecto de la molienda y procesado en la productividad de cerdos en crecimiento

Dietas de molienda gruesa no granuladas y dietas suplementadas con ácido fórmico (y otros ácidos orgánicos) contribuyen a obtener animales con un tracto digestivo más sano/robusto, y por tanto, menos sensibles a problemas gastroentéricos.

La búsqueda de alternativas a los promotores de crecimiento basados en antibióticos, que idealmente deberían mejorar la salud de los animales y la productividad al mismo tiempo, el interés creciente en el bienestar de los animales, y las exigencias políticas en algunos países de reducir la incidencia de zoonosis ha dado nuevo auge a alternativas de alimentación ya utilizadas y estudiadas en el pasado. Aunque la definición de un tracto digestivo sano no ha sido establecida totalmente, se considera que varias características del tracto digestivo resultan en cerdos más resistentes a problemas digestivos, es decir, más robustos y con menos bacterias zoonóticas: i) valores bajos de pH en el estómago, ii) concentraciones altas de ácidos orgánicos, iii) densidad baja de enterobacterias, y iv) densidad alta de bacterias ácido lácticas.

Tamaño de molienda y procesado, adición de ácidos orgánicos, de probióticos, de extractos de plantas y de prebióticos a la dieta, y alimentación líquida fermentada están entre las alternativas que se investigan actualmente.

Un experimento fue diseñado para investigar el efecto del tamaño de molienda y procesamiento, y la suplementación de ácido fórmico a la dieta en la ecología microbiana de tracto digestivo y en la productividad de cerdos en crecimiento. Una dieta danesa stándard fué formulada y tres tratamientos fueron diseñados con ella: molienda fina (2 mm), calentada y granulada ('Fina'); la misma dieta supplementada con 1.8% ácido fórmico ('Fina+AF'); y molienda gruesa (5 mm), no calentada y no granulada ('Gruesa'). Los animales alimentados con las dietas 'Fina' y 'Fina+AF' mostraron queratinización del epitelio gástrico y, en muchos casos, úlcera, mientras que los cerdos alimentados con la dieta 'Gruesa' mostraron un epitelio sin anomalías (Figura 1).

Figura 1. Pars esophagea de cerdos alimentados con la dieta 'Fina', (a); 'Fina+AF, (b); y 'Gruesa', (c) desde los ~25 kg peso vivo hasta los ~60 kg peso vivo.

Suplementación de 1.8% AF en la dieta resultó en valores de pH en el contenido gástrico por debajo de 4 (pH por debajo de 4 reduce/impide la proliferación de enterobacterias) en todos los momentos despúes de ser alimentados, mientras que los animales que habían recibido la dieta 'Fina' y 'Gruesa' tenían valores superiores a 4 durante las primeras 2-4 horas después de ser alimentados. Adición de 1.8% de AF redujo las bacterias ácido lácticas y enterobacterias a lo largo del tracto digestivo comparado con las otras dietas (Figura 2). La dieta 'Gruesa' estimuló la proliferación de bacterias ácido lácticas en los segmentos proximales y redujo las enterobacterias en los segmentos distales comparado con la dieta 'Fina'. Los cerdos alimentados con la dieta 'Fina+AF' tenían las concentraciones más altas de AF en el estómago y el intestino delgado (P<0.05), comparado con los cerdos de los otros dos grupos, mientras que los cerdos alimentados con la dieta 'Gruesa' mostraron las concentraciones más altas de ácido láctico en estos segmentos.


Figura 2. Populaciones microbianas (log cfu/g contenido digestivo) en el tracto digestivo de cerdos alimentados con las dietas experimentales. Sto: estómago, ID3: intestino delgado distal, Ci: ciego, Co2: colon medio.

Los animales alimentados con la dieta 'Gruesa' (con las concentraciones de almidón en el íleon, ciego y colon más altas de los tres grupos) mostraron la GMD más baja y los alimentados con la dieta 'Fina+AF' la más alta (efecto no significativo). El mejor IC fué obtenido con la dieta 'Fina+AF' y el peor con la dieta 'Gruesa' (Tabla 1).

Tabla 1. Parámetros productivos de los cerdos (26-100kg peso vivo) alimentados con las dietas experimentales.

Dieta
P
Fina
Fina+AF
Gruesa
GMD (g)
873
952
855
0,11
Consumo (kg)
2,35
2,43
2,43
0,69
IC
2,69ab
2,55a
2,85b
0,02

El efecto positivo de dietas de molienda gruesa en el epitelio gástrico de cerdos ha sido observado en varias ocasiones pero el mecanismo detrás de este resultado no está aún claro. La estimulación de las bacterias ácido lácticas en el estómago por las dietas de molienda gruesa se cree debida a un paso más lento del contenido digestivo por el estómago, a un contenido más alto de materia seca del contenido y/o a otras propiedades físico-químicas claramente observadas en el contenido gástrico de los animales alimentados con dietas de molienda gruesa comparado con el de animales alimentados con dietas de molienda fina. El alto número de bacterias ácido lácticas en los animales alimentados con la dieta 'Gruesa' explica la alta concentración de ácido láctico en el estómago de estos cerdos. El efecto antimicrobicano de los ácidos orgánicos se debe a una disminución del pH y a la penetración del ácido no-disociado en la bacteria, donde se disocia y acidifica el citoplasma celular resultando en efectos negativos para el metabolismo bacteriano. Dietas de molienda gruesa o dietas suplementadas con ácidos orgánicos resultan en concentraciones altas de ácidos orgánicos en los segmentos proximales del aparato digestivo. Las primeras indirectamente estimulando la proliferación de bacterias ácido lácticas que a su vez producen ácido láctico, y las segundas directamente tras ser añadidos los ácidos en la dieta. Estas concentraciones altas de ácidos orgánicos son probablemente el factor más importante que contribuye a la disminución de las enterobacterias en el tracto digestivo.

En conclusión, dietas de molienda gruesa no granuladas y dietas suplementadas con ácido fórmico (y otros ácidos orgánicos) contribuyen a obtener animales con un tracto digestivo más sano/robusto, y por tanto, menos sensibles a problemas gastroentéricos. Sin embargo, estas características no están seguidas necesariamente de una mejora de la productividad. Mientras que adición de ácidos orgánicos pueden mejorar la productividad de los animales, la alimentación con dietas de molienda gruesa la disminuyen. El ácido y la dosis utilizada y el tamaño de molienda determinan la magnitud del efecto.

Nutrición

Vitamina E en porcino26-ago-2003 hace 13 años 3 meses 13 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags