Comportamiento alimentario de las cerdas lactantes en condiciones de altas temperaturas

La reducción en el consumo es mayoritariamente mediada a través de una disminución del tamaño de las comidas.

Viernes 14 marzo 2008 (hace 8 años 8 meses 22 días)

Introducción

Los efectos negativos de la alta temperatura ambiente durante la lactación en el rendimiento de las cerdas están bien documentados (Black et al., 1993; Farmer and Prunier, 2002; Quiniou et al., 2000a). Por encima de los 18-20º C, disminuye el consumo voluntario de pienso para reducir la producción del calor debido al efecto térmico del alimento. La disminución del consumo de alimento conlleva una menor producción de leche, una mayor movilización de reservas corporales y un retraso en la salida en celo después del destete, en especial en primíparas. Los cambios en el comportamiento alimentario asociados a una reducción del consumo de pienso en condiciones de altas temperaturas son relativamente limitados y poco revisados. El objetivo del artículo es revisar la literatura sobre el efecto de las condiciones ambientales en el comportamiento alimentario de las cerdas lactantes.

Tabla 1: Sumario de los procedimientos experimentales de los ensayos reportados sobre el efecto de las altas temperaturas sobre el comportamiento alimentario de las cerdas lactantes

Estudio 1 2 3 4 5
Autores Quiniou et al., (2000b)
Quiniou et al., (2000c)
Renaudeau et al., (2002)
Renaudeau et al., (2003a)
Gourdine et al., (2005)
Cerdas
Número 40 28 33 27 79
Nº Parto Multiparas Multiparas Multiparas Multiparas Multiparas
Genotipo1 LW LW LWxLd LW LW y CR
Duración lactación 21 días 21 días 28 días 28 días 28 días
Ambiente2
Instalaciones Sala de partos con ambiente acondicionado Sala de partos con ambiente acondicionado Sala de partos con ambiente acondicionado Sala de partos con abertura frontal Sala de partos con abertura frontal
Temperatura c, 5 niveles de 18 a 29°C c, 25 vs. 25±4°C y 29 vs. 29±4°C c, 20 vs. 29°C nc, 25.0 (fresco) vs. 27.5°C (caluroso) nc, 23.5 (fresco) vs. 26.0 (caluroso) °C
Humedad relativa nc, nd, entre 50-60% nc, nd, entre 50-60% nc, nd, entre 50-60% nc,86.8 vs. 83.5% nc, 83.2 vs. 83.4%
Fotoperiodo (día/noche) Artificial, 14 h/10 h Artificial, 14 h/10 h Artificial, 14 h/10 h Natural, 12 h/12 h Natural, 12 h/12 h

1 LW = Large White, LW?Ld = Large White?Landrace, CR =Criolla
2 c = controlado, nc = no controlado, nd, = no determinado

Comportamiento alimentario de las cerdas lactantes en condiciones termoneutras

En condiciones termoneutras (p.e. cuando la temperatura ambiente es inferior a 22ºC), el patrón circadiano de consumo en cerdas lactantes es mayoritariamente diurno, según Quiniou et al., 2000b; Renaudeau et al., 2002, el 82% del consumo de pienso se produce durante los periodos de luz. El patrón alimentario puede caracterizarse en dos picos: uno pequeño por la mañana y otro grande a principios de la tarde (figura 1). Según Feedes et al. 1989, el comportamiento alimentario de las cerdas lactantes se encuentra mayoritariamente influenciado por los cambios de luz. Con una alimentación ad-libitum, el número medio de comidas diarias es de 7-10 con un consumo por ingesta de unos 800-1200 g (Quiniou et al., 2000b; Renaudeau et al., 2002).

Figura 1: Efecto de la temperatura y momento del día sobre la cinética del consumo de pienso en cerdas lactantes Large White; cada punto es el mínimo cuadrado de la media de 15 y 18 cerdas a 20 y 29ºC, respectivamente. x indica que le consumo horario de pienso era significativamente afectado por la temperaturas. Adaptado de Renaudeau et al., (2002).


Comportamiento alimentario de las cerdas lactantes mantenidas en condiciones artificiales de altas temperaturas

Por razones prácticas, el efecto de las altas temperaturas sobre el comportamiento alimentario de las cerdas lactantes se investigó inicialmente usando dos o diversos niveles de temperatura mantenidos constantes las 24h del día a lo largo de todo el período de lactación. El consumo de alimento disminuye de forma cuadrática a medida que aumenta la temperatura ambiente por encima del límite superior de la zona de termoneutralidad (tabla 2). La disminución en el consumo de pienso debida a la exposición a altas temperaturas se debe primero a una disminución en el volumen de las ingestas, mientras que la frecuencia de las comidas permanece relativamente constante; sin embargo aumentos adicionales en la temperatura inducen tanto una disminución del tamaño y como de la frecuencia de las comidas (tabla 2). El patrón circadiano del consumo de pienso se ve afectado por la temperatura: los dos picos se reducen de una forma similar (figura 1) y disminuye el consumo nocturno de pienso con una mayor proporción de consumo diurno de pienso (Quiniou et al., 2000b).

Tabla 2 : Efecto de la temperatura ambiente constante sobre el comportamiento alimentario de las cerdas lactantes (adaptado de Quiniou et al., 2000b)

Temperatura RSD Sig.1
18 22 25 27 29
Número de comidas 6,8 7,4 7,2 6,.0 4,5 2,2
g/d 7780 6601 6311 5510 3499 1161 **
g/comida 1372 972 931 1012 883 558
Consumo diurno, % 84.0 80.4 78.8 86.6 90.9 5.9
Tiempo ingestión total, min/d 61.2 52.8 49.1 36.6 29.2 7.0 **
Velocidad de consumo, g/min 130 129 130 151 122 22

1 ** = efecto significativo de la temperatura

En las granjas de producción, la temperatura ambiente fluctúa a lo largo del día y del período de lactación: el rango de fluctuación diurna puede llegar a los 9-10º C en la Europa occidental. Experimentalmente, se ha simulado el efecto de la fluctuación de la temperatura diurna sobre el comportamiento alimentario con incrementos graduales de la temperatura durante los periodos diurnos seguidos de disminuciones graduales durante los períodos nocturnos. Comparado con una temperatura constante de 29º C, el mayor consumo de pienso con 29?4° C se asocia a un incremento del consumo de alimento durante los períodos más frescos (p e entre las 03:00 y 08:00), especialmente nocturnos. De todas formas, esta adaptación no es suficiente para compensar el menor consumo de pienso durante los períodos cálidos del día.

Comportamiento alimentario de las cerdas lactantes criadas en climas tropicales

En las zonas tropicales, las cerdas lactantes generalmente sufren estrés térmico debido a que la temperatura ambiente suele ser superior a los 22º C, incluso durante los meses más frescos del año. Además, la alta humedad relativa agrava el efecto de las altas temperaturas sobre las producciones durante la lactación (Renaudeau et al., 2003b; Gourdine et al., 2004). Se dispone de poca información sobre el comportamiento alimentario de las cerdas lactantes en climas tropicales. De hecho, el efecto de la estación en el comportamiento alimentario es similar al registrado en las condiciones experimentales con altas temperaturas. La disminución en el consumo se debe a una reducción en el tamaño de las comidas mientras que su frecuencia se mantiene constante (tabla 3). En las áreas tropicales, las temperaturas máximas suelen registrarse durante el período diurno mientras que durante los nocturnos se registran las mínimas. Por tanto, en climas tropicales se reduce la proporción de consumo diurno: en la estación cálida, más del 50% del consumo de pienso se produce durante la noche. De hecho, el tiempo entre los picos se aumenta de tal manera que el consumo de alimento tiende a suceder por la madrugada cuando las temperaturas son más frescas (figura 2).

Tabla 3: Efecto de la estación sobre el comportamiento alimentario de las cerdas lactantes en climas tropicales (del día 6 al 27 de lactación, medias ajustadas, adaptado de Renaudeau et al., 2003a)

Estación1 RSD Sig.2
Fresca Calurosa
Número de comidas 8,8 8,0 2,1
Consumo de pienso
g/d 5571 3226 1059 S*
g/comida 718 460 240 S*
Consumo diurno, % 61.9 47.4 15.0 S*
Tiempo ingestión total, min/d 34.6 23.5 7.3 S*
Velocidad de consumo, g/min 171 140 35

1 Estación fresca: de Noviembre a Abril. Estación calurosa: de Mayo a Octubre.
2 * = efecto significativo de la temperatura ambiente

Figura 2: Efecto de la estación y momento del día sobre la cinética del consumo de pienso en cerdas lactantes Large White; cada punto es el mínimo cuadrado de la media de 12 y 14 cerdas en la estación fresca y calurosa, respectivamente. X indica que le consumo horario de pienso era significativamente afectado por la estación. Para la fluctuación diaria de la temperatura, la línea de puntos corresponde a la estación calurosa y la línea sólida a la estación fresca. Adaptado de Gourdine et al. (2005).


Conclusión

El presente documento revisa el efecto de las altas temperaturas sobre el comportamiento alimentario de las cerdas lactantes, a partir de los resultados obtenidos en un amplio rango de situaciones (temperaturas elevadas constantes o cíclicas, con o sin altos niveles de humedad relativa). A pesar de la naturaleza de estrés térmico considerado, la reducción en el consumo es mayoritariamente mediada a través de una disminución del tamaño de las comidas. Por encima de 27ºC, la reducción del consumo se debe tanto a una reducción del tamaño y frecuencia de las comidas. En condiciones prácticas, la variación diaria de la temperatura genera una adaptación del comportamiento alimentario que ayuda a atenuar el efecto de las altas temperaturas sobre las producciones

Agradecimientos

Los autores quieren reconocer la asistencia técnica del personal de la estación experimental del S.E.N.A.H. (INRA, 35590 Saint Gilles, France) y del U.E.P.S.A. (INRA, 97170 Petit Bourg, France).

Artículos relacionados

ver más artículos relacionados con el artículo

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags