Alimentación líquida del porcino

Los MCDS y MSW pueden usarse satisfactoriamente en los sistema de alimentación líquida de los cerdos de cebo
Viernes 14 septiembre 2007 (hace 9 años 2 meses 22 días)
Uso de subproductos líquidos de la industria del etanol

Los sistemas de alimentación líquida se han usado durante muchos años en Europa mejorando el uso de los nutrientes, flexibilidad y control de los programas de alimentación, utilización de subproductos líquidos baratos, reducción del impacto ambiental y mejoras en las producciones (Jensen and Mikkelsen, 1998; Russell et al., 1996; Canibe y Jensen, 2003; Brooks et al., 2001; Lawlor et al., 2002). Además, estudios de investigación han demostrado que la alimentación líquida puede reforzar la salud intestinal, reducir las medicaciones y mejorar el bienestar (Brooks et al., 2001; Canibe y Jensen, 2003). El rápido crecimiento de la industria del etanol para combustible en Norteamérica está aumentando el interés de implementar la utilización de los abundantes suministros de subproductos líquidos del maíz, de bajo coste, en los sistemas de alimentación líquida para porcinos. De hecho, aproximadamente el 20% de los cerdos criados en Ontario, Canadá se alimentan usando los sistemas de alimentación líquida (SLFA, 2007). Sin embargo, existe poca información científica en la alimentación de subproductos líquidos del maíz en porcino.

Los dos subproductos líquidos primarios de la producción del etanol son:

• El condensado de los solubles de destilería del maíz (Maize condensed distiller’s solubles, MCDS), un subproducto de las plantas de etanol de molienda en seco.

• El subproducto de la molienda húmeda, (Maize steep water, MSW).

Braun y de Lange (2004) analizaron la composición nutritiva de los MCDS de muestras recogidas en granjas comerciales durante el 2003 (tabla 1). El almacenamiento en granja de los MCDS durante al menos un día y permitir una fermentación incontrolada dió lugar a un aumento del ácido acético, propiónico y láctico que contribuyó probablemente a un ligero descenso del pH. Según se muestra en la tabla 2, el MSW es substancialmente más alto en proteína, cenizas, fósforo y ácido láctico que los MCDS. Sin embargo, aproximadamente el 80% del fósforo en el MSW es fítico e inutilizable para el cerdo a menos que se incorporen fitasas. Además, el MSW es substancialmente más bajo en energía que los MCDS debido a su menor contenido en grasa.

Tabla 1. Composición nutricional (media, desviación estándar y rango) de muestras frescas o almacenadas de MCDS recogidas en granjas de cerdos comerciales de Ontario Canadá (base 100 % materia seca).

Nutriente MCDS fresco MCDS almacenado
Nº muestras 5 5
Materia seca, % 30.5 + 0.58 (29.7-31.1) 27.2 + 3.58 (22.5-31.2)
Proteína bruta, % 22.3 + 1.28 (20.8-24.1) 25.2 + 1.63 (23.5-27.8)
Grasa bruta, % 18.9 + 1.36 (17.4-20.9) 22.4 + 1.23 (20.7-23.7)
Cenizas, % 8.4 + 0.59 (7.8-9.1) 10.0 + 1.09 (9.0-11.8)
Ca, % 0.04 + 0.01 (0.02-0.06) 0.06 + 0.01 (0.04-0.07)
P, % 1.43 + 0.12 (1.25-1.58) 1.64 + 0.15 (1.47-1.85)
Na, % 0.21 + 0.04 (0.15-0.27) 0.21 + 0.03 (0.18-0.25)
pH 3.7 + 0.2 (3.5-3.9) 3.5 + 0.1 (3.4-3.6)
Ácido acético, % 0.11 + 0.02 (0.08-0.13) 1.66 + 1.67 (0.32-4.53)
Ácido propiónico, % 0.63 + 0.10 (0.50-0.76) 0.88 + 0.27 (0.69-1.33)
Ácido butírico, % 0.01 + 0 (0.01-0.01) 0.01+ 0.01 (0.01-0.01)
Ácido láctico, %1 9.8 15.4
Polisacáridos no amiláceos totales, % 6.1 + 0.2 (5.9-6.3) 5.5 + 1.2 (3.5-6.7)
Almidón, % 9.9 + 2.0 (7.7-12.2) 6.8 + 1.1 (5.1-7.9)
Azúcares totales, % 3.5 + 0.3 (3.2-4.0) 1.2 + 1.2 (0-2.7)
1Ácido láctico determinado a partir de un pool de muestras.
Fuente: Braun y de Lange (2004)

Tabla 2. Composición nutritiva del subproducto de maíz de la molturación húmeda (MSW) (base 100 % materia secas).

Nutriente MSW
Nº muestras 3
Materia seca, % 45
Proteína bruta, % 50
Grasa bruta, % 0.5
Cenizas, % 18.0
K, % 5.0
P, % 3.3 (~ 80% ligado a fitato)
Mg, % 1.5
pH 4.3
Lisina, % 2.0
Ácido Láctico, %1 20.0
1Ácido láctico determinado a partir de un pool de muestras.
Fuente: Niven et al. (2006)


Uno de los desafíos de incorporar los MCDS en la alimentación líquida está en superar sus efectos negativos evidentes sobre la palatabilidad (de Lange et el al., 2006). Sin embargo, cuando el pH inicial se estabilizó a 6 y se inoculó Lactobacillus acidophilus y Bacillus subtilus, el pH declinó, produciéndose ácido láctico y otros ácidos grasos volátiles y dando como resultado una alimentación más palatable (de Lange et el al., 2006). Squire et al. (2005) suministraron a cerdos en crecimiento dietas que contenían el 0; 7,5; 15 y 22,5 % de MCDS y observaron reducciones en la palatabilidad con niveles de inclusión de los MCDS superiores al 15%. La alimentación de los MCDS no fermentados (MCDS-NF) empeoró el crecimiento, consumo y transformación de los cerdos en comparación con una dieta control a base de maíz-soja, mientras las producciones de los cerdos alimentados con los MCDS fermentados (MCDS-F) no difirieron de las de la dieta control (tabla 3). Se redujo la digestibilidad de la energía y proteína de las dietas con MCDS-F en comparación a las dietas con MCDS-NF y control. Sin embargo, la digestibilidad de la grasa de las dietas con MCDS-NF y MCDS-F fue mayor que en la dieta control. En este estudio, solamente fueron alimentados hasta el sacrificio los cerdos de la dieta control y los alimentados con MCDS-NF. El grupo MCDS-NF obtuvo similares rendimientos de la canal, espesor de grasa dorsal, grosor del lomo y magro de la canal, indicando que pueden obtenerse niveles aceptables de calidad de la canal con la utilización de los MCDS-NF. Es importante observar que el pH del lomo era más alto en los cerdos alimentados con MCDS-NF, hecho que probablemente dio lugar a una tendencia a sufrir menores pérdidas por goteo. La reducción de las pérdidas por goteo es un beneficio significativo para la industria cárnica.

Tabla 3. Producciones, digestibilidad de los nutrientes y características de la canal de cerdos alimentados con un 15% (sobre materia seca) de MCDS-NF como MCDS-F, en comparación a una dieta control en base a maíz-soja.

Control MCDS-NF MCDS-F
Nº. de corrales 6 6 6
Peso inicial, kg 23.5 23.3 23.4
Peso final, kg 50.1a 47.5b 48.6ab
Ganancia media diaria, g/d 952a 858b 898ab
Consumo medio diario, kg/d1 1.62a 1.49b 1.61a
Conversión1 1.70 1.73 1.80
Digestibilidad energía, % 81.6ab 82.5a 79.9b
Digestibilidad proteína, % 72.5a 73.2a 69.3b
Digestibilidad grasa, % 80.9b 85.4a 85.4a
Peso final, kg 106.5 107.0
Rendimiento de la canal, % 82.1 82.6
Grosor grasa dorsal, mm 16.6 17.1
Profundidad del lomo, mm 54.3 53.7
Magro de la canal, kg 61.1 60.9
pH del lomo 5.74b 5.80a
Pérdidas por goteo del lomo, % 9.63 8.83
1En base a materia seca
a, b Medias dentro la misma columna con distinto superíndice difieren significativamente (P < 0.05).
Fuente: de Lange et al. (2006)


Niven et el al. (2006) divulgaron resultados de un estudio preliminar que mostraban mejoras numéricas en el crecimiento y la conversión de los cerdos alimentados con un 5% de MSW, pero niveles del 10% redujeron numéricamente los resultados productivos. En un estudio subsiguiente más grande, de Lange et el al. (2006) demostraron que la ganancia media diaria, el consumo medio diario y el índice de conversión no se vieron significativamente afectados cuando los cerdos se alimentaron con dietas líquidas que contenían el 0; 7,5 ó 15 % del MSW tratado con fitasas, pero niveles del 22,5 % dieron lugar a una reducción en las producciones (tabla 4). No se observó ningún efecto significativo del nivel de inclusión de MSW para el peso de la canal, la profundidad del lomo, el grosor de la grasa dorsal y el porcentaje de magro.

Tabla 4.
Producciones y características de la canal de cerdos alimentados con niveles crecientes de MSW tratado con fitasas.

0% MSW 7.5% MSW 15% MSW 22.5% MSW
Nº. de corrales 4 4 4 4
Peso inicial, kg 69.1 68.8 68.8 69.3
Peso final, kg 108.3 104.6 107.7 103.1
Ganancia media diaria, g/d 1191a 1080a 1063a 899b
Consumo medio diario, kg/d 2.76a 2.49ab 2.58ab 2.29b
Conversión 2.33a 2.30a 2.42ab 2.55b
Rendimiento de la canal, % 86.3 82.7 83.4 80.5
Grosor grasa dorsal, mm 18.1 18.7 18.0 17.1
Profundidad del lomo, mm 58.2 58.9 56.4 58.3
Magro de la canal, kg 60.3 60.3 60.5 60.1
a, b Medias dentro la misma columna con distinto superíndice difieren significativamente (P < 0,05).
Fuente: de Lange et al. (2006)


Resumen


Se han evaluado dos subproductos de la industria del etanol para su uso en los sistemas de alimentación líquida del porcino – el condensado de los solubles de destilería (MCDS) y el subproducto de la molienda en húmedo (MSW). Los MSW tienen un mayor contenido en materia seca, proteína bruta, cenizas y ácido láctico, que los MCDS, pero son muy pobres en grasa. Con el suministro de dietas que contengan un 15% de MCDS-F se obtienen resultados de crecimiento comparables a los de una dieta líquida típica maíz-soja, pero el uso de un 15% del MCDS-NF resulta en un empeoramiento de las producciones debido a una menor palatabilidad. Sin embargo, se obtienen similares características de la canal con la inclusión de un 15% de MCDS-NF, en comparación a una dieta líquida de maíz-soja. De la misma forma, la alimentación de un 15% de MSW tratado con fitasas, da lugar a unas aceptables producciones y características de la canal, comparado con una típica dieta líquida maíz-soja. Los MCDS y MSW pueden usarse satisfactoriamente en los sistema de alimentación líquida de los cerdos de cebo, obteniéndose resultados productivos y de calidad de la canal aceptables con un sustancial ahorro en el coste de alimentación.

Escribe J Shurson shurs001@umn.edu

Artículos relacionados

Nutrición

Alimentación líquida del porcino28-sep-2007 hace 9 años 2 meses 8 días
Alimentación líquida del porcino06-sep-2007 hace 9 años 3 meses

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags