Medidas de manejo para la mejora de la gestión sostenible de las explotaciones porcinas

Toda actividad, ya sea industrial o ganadera, genera un impacto sobre el medio ambiente, que es posible reducir tomando una serie de medidas. En este artículo se proponen unas cuantas prácticas para una mejor sostenibilidad de la porcinocultura.
Lunes 17 enero 2005 (hace 11 años 10 meses 21 días)
luispadillacesargazquezdiadianflorentino
Toda actividad, ya sea industrial o ganadera, genera un impacto sobre el medio ambiente, que es posible reducir tomando una serie de medidas. En este artículo se proponen unas cuantas prácticas para una mejor sostenibilidad de la porcinocultura.

Un sistema de producción sostenible será aquel que nos permita conseguir los índices deseados y satisfacer la demanda del mercado actual sin comprometer la posibilidad de que las generaciones futuras puedan continuar la actividad. Es por esta razón que no se puede permitir una superación de la capacidad del medio, o sea, los recursos renovables no se pueden utilizar a un ritmo superior al de su regeneración, ni la aplicación de fertilizantes al medio puede hacerse con una intensidad superior a la que éste es capaz de absorber y procesar.

Seguidamente haremos referencia a los métodos más tangibles para incrementar la sostenibilidad de la producción porcina:


Manejo de los purines

El sistema intensivo de la producción porcina actual ha llevado a tener una gran concentración de granjas y una alta densidad animal en zonas determinadas, con el consecuente aumento en la producción de purines, al tiempo que se reduce el porcentaje de tierras correspondientes a cada explotación. En estas circunstancias, el medio es incapaz de asimilar el excedente de purines que se generan y constituyen un factor altamente contaminante. Uno de los puntos donde podemos incidir de forma sencilla consiste en tomar algunas medidas de manejo de la explotación, ya sea para reducir la cantidad de purines, o para disminuir la concentración de nitrógeno y fósforo, los dos elementos más perjudiciales, a causa de su acumulación en el medio.

- Composición y forma del pienso: es posible reducir el nitrógeno excretado en las deyecciones partiendo de una alimentación por fases, aportando un pienso equilibrado y ajustando los niveles de proteína digestible a las necesidades de cada edad. También se puede formular un pienso con adición de fitasas con el fin de reducir el nivel de fósforo en los purines. Por otro lado, el suministro del pienso en forma líquida provoca un aumento en el volumen de purines a causa de la gran cantidad de agua eliminada; aún así, supone una reducción en la concentración de nitrógeno y fósforo, por su elevada digestibilidad.

- Buen sistema de ventilación: una correcta ventilación dará confort a los animales en condiciones climáticas de elevadas temperaturas, lo cual reducirá el consumo de agua y consecuentemente el volumen de purín excretado.

- Tratamiento del purín excedentario: actualmente existen muchos y variados métodos de tratamiento de purines. Los más comunes son los que permiten separar la fracción sólida y la líquida del purín, consiguiendo, por un lado, un fertilizante más estable y, por otro, la posibilidad de reutilizar el agua para riego o para la limpieza de las naves. Otro sistema destacado es la producción de biogás. Se obtiene mediante un digestor donde los purines son sometidos a una digestión bacteriológica de manera que por un lado se produce fertilizante y por el otro biogás o gas metano, el cual se puede aprovechar como fuente energética. Recientemente se ha implantado la biotransformación, técnica que permite obtener abono orgánico de alta calidad para los cultivos más exigentes.


Uso racional del agua

La reducción del volumen de purines está muy relacionada con un manejo adecuado del consumo de agua.

- Buen funcionamiento de los abrevaderos: El volumen de purines se reduce considerablemente controlando el correcto funcionamiento de los bebederos y que no tengan pérdidas. También es importante el diseño de los bebederos; los cóncavos o comedero y bebedero combinados son los más recomendables, ya que no permiten el vertido de agua a las fosas.

SISTEMA DE ABREVADEROS
REDUCCIÓN DEL VOLUMEN DE PURINES
Buen funcionamiento sin pérdidas
30 %
Chupete
Incremento del volumen
Bebedero cóncavo
20 %
Comedero i bebedero combinados
40 %

- Sistema de limpieza: un sistema de limpieza con agua a alta presión y caudal bajo, reducirá el gasto de agua, así como la presencia de ésta en los purines.

- Recogida de las aguas pluviales: disponer de un sistema de canalización para la recogida de las aguas pluviales, evitando que éstas se mezclen con los purines, reducirá el volumen de excedentes. Las aguas blancas recogidas podrán ser utilizadas para el consumo de la explotación y los purines generados tendrán un mayor valor fertilizante por el hecho de no contener tanta agua.


Fuente de energía local

Un aspecto fácil y de resultados inmediatos es la utilización de energías limpias y renovables, más respetuosas con el medio pero que también suponen un ahorro económico importante. La energía solar, por ejemplo, es una forma fácil de obtener la energía necesaria para el agua caliente sanitaria. Es posible combinar este tipo de energía con energía eólica, mediante la cual se puede hacer un bombeo de agua o una generación de electricidad. Otra opción es el biogás ya comentado anteriormente.

Así pues, llevar una explotación porcina de una forma más sostenible, respetando el medio ambiente y utilizando los recursos racionalmente, no es complicado, se trata, simplemente, de aplicar un manejo cuidadoso y racional. De esta forma todos saldremos ganando, las personas, los animales y el medio que nos rodea.

Maria Llorens i Campalans. Intervenció Ambiental, SL. España ()

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags