Estrategias nutricionales para reducir la contaminación nitrogenada porcina

En los últimos años, la producción porcina se ha intensificado en la mayoría de países europeos y, en consecuencia, se produce un exceso de purines que superan las necesidades agrícolas. En la excreción nitrogenada de los animales deben considerarse dos fracciones: la fracción nitrogenada no digerida y excretada por las heces (aproximadamente 1/3 del total) y, la fracción excretada vía urinaria proveniente de la oxidación de aminoácidos absorbidos que no han sido utilizados en la sí...
Miércoles 16 marzo 2005 (hace 11 años 8 meses 25 días)
En los últimos años, la producción porcina se ha intensificado en la mayoría de países europeos y, en consecuencia, se produce un exceso de purines que superan las necesidades agrícolas. En la excreción nitrogenada de los animales deben considerarse dos fracciones: la fracción nitrogenada no digerida y excretada por las heces (aproximadamente 1/3 del total) y, la fracción excretada vía urinaria proveniente de la oxidación de aminoácidos absorbidos que no han sido utilizados en la síntesis proteica (aproximadamente 2/3 del total).

El proceso de formulación de una dieta implica determinar la mezcla de ingredientes que permite satisfacer las necesidades nutricionales de acuerdo con los objetivos de producción fijados (parámetros productivos, mínimo coste, mínima excreción nitrogenada, etc). Dado que la excreción nitrogenada se debe en gran parte al desfase entre el aporte nitrogenado y las necesidades, existen medidas nutricionales que reducen la cantidad de nutrientes excretados y en consecuencia la carga contaminante de los purines.

Digestibilidad de las materias primas

Un mejor conocimiento de la digestibilidad de la proteína contribuye a una reducción de la excreción nitrogenada fecal, además de una mejora de los parámetros productivos.

La utilización en formulación de aminoácidos digestibles en lugar de totales y el uso de coeficientes de digestibilidad ileal en lugar de fecal y, más concretamente, los estandarizados es la mejor forma de valorar los aminoácidos puesto que tiene en cuenta las pérdidas de origen endógeno.

Necesidades nutricionales

Un aporte de proteína y aminoácidos ajustado a las necesidades de los animales en función de su estado fisiológico y potencial genético contribuye a una reducción de la excreción nitrogenada urinaria, además de una mejora de la utilización de la energía puesto que la eliminación de aminoácidos excedentarios por parte del organismo requiere un gasto energético.

La alimentación por fases consiste en cambiar la concentración de aminoácidos con la máxima frecuencia posible con el fin de minimizar el aporte excesivo de los mismos y reducir así el impacto medioambiental. La alimentación multifase es una de las variantes de la alimentación por fases que consiste en alimentar a los animales con una mezcla con proporciones variables de dos o tres piensos.

A mayor número de piensos mejor nos adaptamos a las necesidades permitiendo expresar el máximo potencial genético

En períodos con un precio relativo más bajo de la proteína que la energía, la formulación a mínimo coste genera dietas con alto contenido en proteína bruta. Además, con dietas con alto contenido en proteína el consumo de agua es mayor incrementando la producción de orina, es decir, aumenta el volumen de purín producido y consecuentemente las desventajas que ello ocasiona.

En resumen, una alimentación por fases, con sexos separados y una limitación del nivel de proteína, cubriendo las necesidades en aminoácidos esenciales, conlleva un importante descenso de la excreción nitrogenada urinaria, además de una mejora de los parámetros productivos. Sin embargo, con niveles de proteína muy bajos, puede observarse una reducción de los rendimientos debido a un déficit de aminoácidos no esenciales, así en la práctica, la lisina bruta debe ser aproximadamente el 7 % de la proteína de una dieta porcina.

Equilibrio de los aminoácidos de la dieta

La excreción nitrogenada urinaria puede reducirse cuando se formula con un equilibrio entre los aminoácidos esenciales próximo al de la proteína ideal porcina. Cuando la síntesis proteica se interrumpe a causa del primer aminoácido limitante, el resto de aminoácidos no podrán ser utilizados y serán excretados en forma de nitrógeno.

Una reducción de la proteína de la dieta junto con un suministro adecuado de aminoácidos limitantes puede disminuir la excreción de nitrógeno en más del 20 %.

Uso de enzimas

La utilización de enzimas proteolíticos puede ser de interés en un futuro cuando se incorporan fuentes de proteína con baja digestibilidad.

Un efecto colateral de la fitasa es el aumento de la digestibilidad de la fracción no fosforada, como los aminoácidos, el calcio y otros minerales.

Uso de ácidos orgánicos

El uso de ácidos orgánicos mejora la digestibilidad de los aminoácidos.

Sistema de alimentación

Sistemas de alimentación líquida mejoran la digestibilidad de la materia seca y por tanto reducen la excreción de contaminantes en general.

Además, los sistemas de alimentación líquida permiten un control automático por ordenador de la proporción de cada pienso en la alimentación multifase.

Buen estado sanitario

En una explotación con un buen estado sanitario, la excreción de nitrógeno puede ser de alrededor de un 10 % menor.

Si todas estas estrategias se ponen en práctica puede llegarse a una reducción de la excreción nitrogenada del orden del 50-65 %.

Victòria Pascual. Tecnología & Vitaminas SL. España ()

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags