Beneficios del manejo en bandas superiores a una semana

En este primer artículo se describen los principales puntos a favor del MEB

Lunes 12 julio 2010 (hace 6 años 4 meses 21 días)

Se puede decir que soy un fanático del manejo en bandas (MEB). La mayoría de explotaciones que he gestionado directamente a lo largo de mi experiencia profesional como veterinario han funcionado o funcionan con algún tipo de MEB superior a una semana.

En este primer artículo describiré los principales puntos a favor del MEB. En el segundo describiré los puntos en contra, haciendo especial hincapié en cómo minimizarlos.



Ventaja sanitaria
Creo que todo el mundo tiene clarísima la mayor ventaja sanitaria del MEB. El hecho de reducir el número de lotes de animales y aumentar el tiempo entre ellos contribuye a lograr una mayor estabilidad sanitaria. Además, en granjas donde el número de salas de maternidad y / o transición y / o engorde no están bien planteados, se puede conseguir un manejo todo dentro – todo fuera, donde antes no se podía.

nº de lotes en cada fase según el tipo de bandas
MEB 1s MEB 2s MEB 4s MEB 5s MEB 3s MEB 3-2s destete 28 d
nº lotes maternidad 4 2 1 1 2 2
nº lotes destete 7 4 2 1 2 2
nº lotes engorde 18 9 5 4 6 7
total 29 15 8 6 10 11

Siempre recordaré una de las primeras explotaciones que puse en bandas. Se trataba de una explotación pequeña, de unas 150 cerdas, con muchos problemas en transición, un(7% de bajas y muchos lechones retrasados, porque sólo disponía de 3 salas de maternidad y 3 de destete. Lógicamente, funcionando en bandas semanales, nunca se podía realizar un vacío sanitario de las salas. La granja pasó a bandas cada 5 semanas y en el segundo lote destetado ya se habían reducido las bajas al 1,5%.

Mejor organización de tareas
La ventaja sanitaria no es nada menospreciable, pero lo que a mi verdaderamente más me gusta del MEB, es la mejor organización de tareas. Para entender los beneficios del MEB superior a una semana, vamos a ver los inconvenientes de las bandas semanales:

1. Los destetes cada semana atan al ganadero cada día a la explotación, sin dejarle un mínimo respiro. Los destetes en miércoles o jueves llevan a cubriciones en lunes, martes y miércoles y partos en miércoles, jueves y viernes. Los fines de semana tampoco ofrecen descanso... y vuelta a empezar! Esta situación puede ser conveniente en granjas grandes que disponen de un elevado número de trabajadores y donde interesa un volumen de trabajo más o menos constante durante la semana laboral, además de poder organizar turnos de trabajo en los días festivos.

Sin embargo, en granjas más pequeñas, con pocos trabajadores, la situación es totalmente la contraria. En estos casos, el MEB rompe con la rutina de trabajo diario, concentrando las labores e incluso ofreciendo algunos días o tardes de reposo. El agrupamiento de tareas lleva a un mejor aprovechamiento del tiempo. Por ejemplo, se amortiza más el tiempo atendiendo los partos de 60 cerdas cada 2 semanas que de 30 cerdas cada semana.

En la mayoría de ocasiones he encontrado que esta mayor concentración de tareas ha resultado ser la clave para lograr mejoras productivas. Seguramente la gente se conciencía más, trabaja con más ganas (igual porque también vienen de tener algún día de reposo entre semana) y también es muy posible que la mejora sanitaria tenga algo que ver...

2. En bandas semanales, el día de destete coincide con el día en que se van a tener más partos. ¿Quién lo entiende? Después de casi 4 meses de inversión en tiempo de gestación, cuando toca recoger el fruto, estamos más pendientes de mover cerdas y lechones y limpiar salas de maternidad que de controlar los partos y los lechones recién nacidos. ¿Es esto lógico?

La gran ventaja del MEB es que la semana de destetes nunca coincide con semana de partos. Este es, según mi forma de ver, uno de los mayores beneficios del MEB. Podemos estar pendientes al 100% de los partos, algo que con la cantidad de lechones que paren las cerdas de hoy en día, ¡buena falta nos hace!


Distribución de las principales tareas para los distintos tipos de MEB
semana MEB 2s
MEB 4s
MEB 3s
MEB 5s
MEB 5s destete 28d**
MEB 3-2s destete 28d**
1
2
3
4
5
6
7
8
9

**Para estos 2 sistemas, la distribución de tareas se altera ligeramente durante 6 semanas cada ciclo (21 semanas)

: cubrición : parto : destete


3. Los 3-4 primeros días de vida del lechón son críticos, por lo que un buen control en este momento es clave. El problema está en que destetando en miércoles o jueves, este control afecta de lleno al fin de semana y en la práctica, cuando debe realizarse cada semana, acaba haciéndose mal.

La ventaja del MEB es que los partos no afectan cada fin de semana, por lo que es más fácil que el control de los lechones recién nacidos mejore.

Mayor número de animales / lote

El hecho de tener más animales por lote abre la posibilidad de llenar salas o naves de engorde externas con un único origen, incluso con explotaciones de madres relativamente pequeñas. Además se reducen los costes de transporte al aprovechar al máximo los viajes del camión.

Manejo en bandas

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags