Vuelta a los fundamentos de la ventilación

Conseguir una ventilación adecuada es una ciencia y un arte al mismo tiempo. Existen algunas reglas básicas para cada estación concreta del año, expresadas normalmente en metros cúbicos por minuto (m3/min) por cerdo o por peso de animales. Es bastante fácil calcular la cantidad correcta necesaria de aire de ventilación. Pero es un poco más complicado diseñar el sistema de ventilación para disponer de una calidad óptima del aire.

Lunes 14 mayo 2001 (hace 15 años 6 meses 23 días)

Conseguir una ventilación adecuada es una ciencia y un arte al mismo tiempo. Existen algunas reglas básicas para cada estación concreta del año, expresadas normalmente en metros cúbicos por minuto (m3/min) por cerdo o por peso de animales. Es bastante fácil calcular la cantidad correcta necesaria de aire de ventilación. Pero es un poco más complicado diseñar el sistema de ventilación para disponer de una calidad óptima del aire.

Cuando ventilamos una nave para cerdos estabulados, realmente estamos manipulando el aire para que realice varias funciones:

  1. Eliminar la humedad
  2. Eliminar el exceso de calor
  3. Eliminar gases y olores nocivos
  4. Aportar aire renovado al edificio

Para entender el arte de la ventilación, tenemos que recordar algunas propiedades básicas del aire y los fundamentos del movimiento del aire. Si entendemos estos principios, podemos realizar mejor el diseño de los sistemas y resolver los problemas de ventilación. Aunque todo esto parezca muy elemental, creo que muchos de los problemas de la ventilación se producen porque olvidamos estos principios básicos. He aquí los principios básicos:

A medidad que el aire se calienta, se expande y aumenta su capacidad de retener humedad
Esto es fundamental para entender la ventilación en tiempo frío. Cuanto más se caliente el aire, menor será la humedad relativa y, por lo tanto, más humedad se puede almacenar y extraer del edificio. Por tanto, en las épocas de tiempo fresco se necesitan frecuencias de ventilación más bajas.

El aire frío desciende, el aire caliente sube
Esta característica tiene importancia en varios aspectos de la ventilación. En primer lugar, en tiempo frío el aire fresco tiende a descender al suelo y obliga al aire caliente a elevarse, que es lo contrario de lo que deseamos. En segundo lugar, en épocas de tiempo muy cálido, apenas se produce este efecto "chimenea" en el movimiento del aire, de manera que un edificio con ventilación natural se ventila con una frecuencia más baja en épocas de tiempo más cálido.

Al aumentar la velocidad de la entrada de aire se obliga al aire frío a subir y permanecer más tiempo
Esto es muy importante para ajustar las entradas de ventilación. Si podemos conseguir que la corriente de aire de entrada principal circule por el edificio a mayor velocidad, se creará una corriente secundaria por debajo. Esto permite que se mezcle y se temple el aire antes de llegar a los cerdos, evitando su enfriamiento.

La turbulencia (rozamiento) disminuye la velocidad
A medida que el aire penetra en la sala, si choca con otras superficies, como lámparas, alimentadores continuos, etc., la turbulencia provocará que el aire frío caiga al suelo. Al diseñar los edificios, es importante tener en cuenta la localización de todo lo que suponga una obstrucción a la corriente de aire.

A medida que aumenta la presión estática, aumenta la velocidad
La presión estática es una medida de la cantidad de vacío creado en la sala por los ventiladores. Una presión estática mayor indica mayor vacío y, por lo tanto, mayor velocidad del aire que penetra por las entradas. Si la presión estática (velocidad) llega a ser demasiado elevada, queda limitado el rendimiento de los ventiladores. Si es demasiado baja, el aire frío de entrada descenderá al suelo demasiado rápidamente.

El aire húmedo es más ligero que el aire seco
A medida que el aire capta humedad, se eleva. Ese es otro concepto importante de la ventilación natural, ya que la humedad de la sala tenderá a desplazarse hacia arriba.

Cuando haga el diagnóstico de los problemas del ambiente de un edificio, tenga en cuenta las propiedades fundamentales del aire y, muchas veces, la solución se hará evidente.

Artículos relacionados

ver más artículos relacionados con el artículo

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags