1 comentarios

Síndrome del desmedro - Observaciones de campo en España: síntomas clínicos y hallazgos post-mortem

La etiología del desmedro todavía no es del todo clara. Los síntomas clínicos y las lesiones observadas en las granjas afectadas son variables, pero algunos de ellos se repiten en todos los casos. El primer caso de Síndrome del Desmedro en España fue diagnosticado en 1997 (Segalés J. et al, 1997). Desde aquel diagnóstico hemos visto un creciente número de casos en todo el país. Todo parece indicar que el Circovirus Porcino tipo II (PCV-II) es el agente causal principal, no obstante los cerdos inoculados experimentalmente con tejido homogeneizado de animales clínicamente afectados por el PMWS no pueden reproducir los síntomas clínicos y las lesiones severas que normalmente se asocian con las infecciones naturales.

Martes 18 junio 2002 (hace 14 años 5 meses 17 días)
bazurtoross

La etiología del desmedro todavía no es del todo clara. Los síntomas clínicos y las lesiones observadas en las granjas afectadas son variables, pero algunos de ellos se repiten en todos los casos. El primer caso de Síndrome del Desmedro en España fue diagnosticado en 1997 (Segalés J. et al, 1997). Desde aquel diagnóstico hemos visto un creciente número de casos en todo el país. Todo parece indicar que el Circovirus Porcino tipo II (PCV-II) es el agente causal principal, no obstante los cerdos inoculados experimentalmente con tejido homogeneizado de animales clínicamente afectados por el PMWS no pueden reproducir los síntomas clínicos y las lesiones severas que normalmente se asocian con las infecciones naturales.

 

Síntomas clínicos

La enfermedad afecta a animales entre siete y catorce semanas de vida. Los primeros síntomas que se aprecian son cerdos retrasados en peso, con una condición corporal muy deteriorada (costillas y vértebras perfectamente visibles) aunque curiosamente el abdomen está distendido y podemos ver claramente los ganglios inguinales aumentados de tamaño. En las enfermerías estos animales muestran un gran interés por los bebederos y también el comportamiento de chupar a otros animales. Al inicio del problema se puede detectar un ligero incremento de fetos momificados y nacidos muertos.

En granjas afectadas se pueden detectar también ganglios inguinales aumentados de tamaño en animales de pocos días de vida (son fácilmente detectables porque tienen un color azul (hemorrágico) visible a través de la piel.

Los machos se encuentran más afectados que las hembras (en 10.471 cerdos localizados en 10 engordes diferentes y todos afectados por el PMWS, de una mortalidad del 6,22 %, un 65 % correspondía a machos y un 34 % a hembras). La morbilidad no es muy alta (entre un 10 y un 30 %) pero la mortalidad de los animales enfermos puede llegar al 80-90 %. La respuesta a antibióticos en todos los casos es muy mala. Es posible que algunas líneas genéticas sean más sensibles que otras, pero todas ellas pueden padecer desmedro, incluso los cerdos ibéricos.

Algunos de los síntomas clínicos son característicos de un fallo cardíaco, por ello desarrollamos un examen ecocardiográfico a los animales. En modo B, se aprecia una cardiomegalia generalizada con una prominencia importante del ventrículo y el atrium derecho (la sobrecarga del volumen ventricular provoca una dilatación diastólica ventricular apreciándose un grosor de pared normal, una función sistólica normal y una hipertrofia excéntrica). En modo M se observa un movimiento paradójico del septo interventricular secundario a la sobrecarga del volumen ventricular derecho. La mayoría de los corazones estudiados muestran una pequeña efusión pericárdica y áreas hiperecogénicas en el miocardio del septo interventricular. En Doppler de flujo de color se aprecian turbulencias en la arteria pulmonar y en las válvulas auriculo-ventriculares.

En la ecocardiografía observamos además claros signos de fallo cardíaco derecho, como son una dilatación de la vena cava caudal, de la vena porta así como ascitis en el abdomen. Además apreciábamos el estómago y el intestino lleno de líquido, así como una indefinición del área córtico-medular de los riñones (sugiriendo nefritis).

 

Ecografía de corazón afectado Ecografía de corazón normal

En la ecocardiografía de la izquierda, en modo B, se detecta una cardiomegalia generalizada, más marcada en corazón derecho y focos hiperecogénicos en miocardio. Además se observa un fenómeno ecográfico particular descrito como "contraste ecográfico espontáneo " o "smoke" relacionado con riesgo de tromboembolismo. El mecanismo de dicho contraste se atribuye a una agregación plaquetaria eritrocitaria.

 

Ecocardiografía en modo M. En la imágen de la izquierda se observa un corazón normal, mientras que en la de la derecha se detecta una pérdida del ritmo de las contracciones con un movimiento paradójico del septo interventricular, además se observa el ventrículo derecho debido a la dilatación.

 

Doppler de flujo de color: turbulencias en arteria pulmonar y
válvulas aurículo-ventriculares

Congestión hepática venosa

 

Hallazgos post-mortem

Podemos encontrar una gran variación de lesiones en el examen post-mortem, éstas varían en función del estado sanitario de la granja, pero algunas de las lesiones se encuentran en todas las granjas afectadas. La canal del animal se observa desmedrada, la piel suele ser pálida y el abdomen está distendido. Todos los nódulos linfáticos están aumentados de tamaño y pálidos, siendo más evidentes los inguinales y los mesentéricos. En la cavidad torácica encotramos hidrotorax y el pulmón moteado y con edema. En el corazón encontramos cardiomegalia, especialmente derecha, mostrando una clara dilatación de los dos ventrículos, además algunas veces el corazón también está blando y se observa efusión pericárdica.

En el abdomen vemos ascitis, edema mesentérico, un hígado congestivo, esplenomegalia, y manchas difusas en los riñones de algunos animales. El estómago y los intestinos (delgado y grueso) normalmente están vacíos de comida pero llenos de un líquido acuso.

Los hallazgos histológicos son aquellos típicos del Circovirus Porcino tipo II, pero al mismo tiempo vemos una miocarditis de ligera a moderada, con o sin degeneración de tejido miofibrilar. En el tejido renal observamos nefritis intersticial.

Al realizar controles de matadero de animales afectados de desmedro observamos una clara variabilidad en los corazones.

En definitiva la mayoría de las lesiones observadas: edema pulmonar, hidrotorax, efusión pericárdica, ascitis, un hígado congestivo, contenido acuoso en el tracto intestinal y fallo renal nos evidencian la existencia de un fallo cardíaco.

En una de las inspecciones realizadas a 32 animales afectados de desmedro (de 90 kg de peso vivo), algunos corazones eran redondos (24/32): aumentando su anchura en un 8% (7,24 ± 0,26 vs 8,53 ± 0,54 cm), reduciendo la altura en un 2% (8,7 ± 0,8 vs 8,53 ± 0,54 cm) y aumentando también su peso (307 ± 29 vs 343 ± 56 g ).

ver más artículos relacionados con el artículo

Los expertos opinan

Colitis en cerdos de crecimiento: introducción28-jun-2002 hace 14 años 5 meses 7 días
El Escatol: compuesto responsable del mal olor de la carne29-may-2002 hace 14 años 6 meses 6 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

johacaosmvzutVeterinario14-jun-2013 (hace 3 años 5 meses 21 días)

Hola Buenos días! Quisiera información sobre purpura trombocitopénica, etiología, tratamientos si los hay, o recomendaciones de manejo de esta patología

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags