Lee este artículo en:

Efecto de los pesos de mercado altos en las necesidades de equipamiento

La deposición de magro aumenta constantemente por las mejoras genéticas y nutricionales. Como consecuencia, la producción de calor metabólico de cerdos de engorde aumenta un 12-15% cada 10 años.

Lunes 26 enero 2015 (hace 1 años 10 meses 6 días)

Un límite común en el rendimiento de los cerdos a medida que los pesos de venta aumentan es el acceso al comedero. Los productores y proveedores de equipamiento suelen determinar el tamaño de los comederos según el número de "plazas" que ofrece sin tener en cuenta cuestiones relacionadas con la "calidad" del espacio o "plaza" para comer.

Gonyou y Lou (1997) utilizaron cerdos de hasta 95 kg (209 lb) y concluyeron que la profundidad óptima del comedero (distancia desde el borde frontal de la bandeja del comedero hasta el punto de suministro de alimento) para cerdos de engorde-acabado era de 20-30 cm (de 8,9 a 13,3 pulgadas o "). Concluyeron que la profundidad ideal del comedero para cerdos de 95 kg (209 lb) era de 32 cm (12,6"). Esto sugiere que actualmente la mayoría de comederos colocados en instalaciones de producción de EE.UU. y Canadá, que tienen una profundidad entre 20-25 cm (8-10"), están limitando el rendimiento de los cerdos cuando los pesos de venta aumentan.

El problema al aumentar la profundidad del comedero está en los cerdos más pequeños, ya que ponen una pata dentro para acceder al alimento y terminan tirando pienso fuera de la bandeja. No obstante, esto no ha sido un problema en destetes-acabados, donde los cerdos crecen desde los 5,5 kg (12 lb) hasta pesos de sacrificio con el mismo comedero. Según la experiencia de este autor, cuando los pesos de venta aumentan, los comederos deben medir al menos 25,4 cm (10") de profundidad, desde el borde frontal hasta el dispositivo de suministro de alimento o placa agitadora; en alimentación seca la distancia idónea es de 28-30,5 cm (11-12"). Si la distancia es menor, los cerdos acaban tocando el comedero con la frente contra el comedero y/o teniendo dificultades para acceder a la placa agitadora.

La anchura del espacio de alimentación viene definida por la anchura de la espalda del cerdo. Petherick (1983) definió la anchura de la espalda en relación al peso corporal como:

Anchura (mm) = 64,0 x (peso corporal, kg)0,33

Anchura (pulgadas) = 1,942 x (peso corporal, lb)0,33

Para permitir el movimiento de los cerdos en el comedero, los espacios deben dimensionarse en base a 1,1 veces la anchura de espalda. La tabla 1 presenta la anchura de espalda estimada en relación al peso del cerdo y la anchura estimada de los espacios del comedero. Esta tabla respalda la recomendación de que los comederos de las instalaciones de producción actuales deben tener como mínimo una anchura de "plaza" de 3,5 cm (14").

 

Tabla 1. Anchura de espalda de cerdos en crecimiento según su peso y anchura estimada de la "plaza" del comedero necesaria para adaptarse a esta medida. En base a Petherick (1983).

Peso del cerdo Anchura de espalda 1,1 x Anchura de espalda
kg lb cm " cm "
18,2 40 16,8 6,6 18,3 7,2
27,3 60 19,1 7,5 21,1 8,3
90,9 200 28,4 11,2 31,2 12,3
100,0 220 29,2 11,5 32,3 12,7
109,1 240 30,2 11,9 33,0 13,0
118,2 260 31,0 12,2 34,0 13,4
127,3 280 31,8 12,5 34,8 13,7
136,4 300 32,5 12,8 35,6 14,0
145,5 320 33,0 13,0 36,3 14,3

 

La tabla también resalta un problema común de los comederos con las naves de transición. Muchas naves de transición ahora albergan cerdos de hasta 25 kg (55 lb) o más pesados. La gran mayoría de comederos vendidos en EE.UU. para ser instalados en naves de transición todavía tienen "plazas" de 15,25 x 15,25 cm (6 x 6"). En base a las medidas de la espalda, estos comederos seguramente limitan la ingesta de alimento o, como mínimo, el acceso a la comida, ya que limitan el número de espacios disponibles en los que pueden comer, a no ser que los espacios/plazas tengan una anchura de 20,3 cm (8").

 

Comedero largo de 2,13 m (84"), con doce "plazas", de doble cara, con cerdos marcados (de casi 136 kg (300 lb)) que salieron hacia el matadero inmediatamente después de hacer la foto

Figura 1. Comedero largo de 2,13 m (84"), con doce "plazas", de doble cara, con cerdos marcados
(de casi 136 kg (300 lb)) que salieron hacia el matadero inmediatamente después de hacer la foto.

 

Comedero largo de 1,83 m (60"), con diez "plazas", de doble cara, 2-3 semanas antes de vender el primer cerdo

Figura 2. Comedero largo de 1,83 m (60"), con diez "plazas", de doble cara, 2-3 semanas antes de vender el primer cerdo.

 

Este tipo de problemas de tamaño aparecen cuando se suministra el agua de bebida en bebederos lineales o de cazoleta. Los cerdos crecen en 3 dimensiones (longitud, anchura y altura) así que hay que tener en cuenta el aumento del tamaño de la cabeza respecto a estos dispositivos a medida que incrementan los pesos al sacrificio.

Debido a las mejoras genéticas y nutricionales, los índices de deposición de magro han aumentado desde el paso a la producción de confinamiento que comenzó en la década de los 70. Como resultado, ha aumentado la producción de calor de cerdos de engorde. La mejor estimación es que la producción de calor metabólico aumenta un 12-15% cada 10 años (figura 3). Aunque los datos anteriores apuntaban que la producción de calor de cerdos de engorde se detenía a los 100 kg (220 lb) (Brown-Brandl et al, 2004), datos más recientes (Brown-Brandl et al, 2014) no sólo respaldan el continuo aumento de la producción total de calor en generaciones sucesivas (aumento del 16% desde ASHRAE (2001)), sino que también aportan pruebas de la producción de calor de cerdos de engorde-acabado hasta los 130 kg (286 lb). 

 

Figura 3. Producción de calor de cerdos de engorde en base a Brown-Brandl et al (2004).

Producción de calor de cerdos de engorde

Esto sugiere que el manejo de las condiciones ambientales para eliminar el calor es una necesidad creciente, especialmente cuando los corrales se encuentran cada vez más llenos debido a pesos de venta más altos y que los cerdos no pueden modificar su posición en el corral tan fácilmente para disipar este aumento de calor metabólico. Nienaber et al (1997) han sugerido que el umbral de temperatura crítica superior disminuye rápidamente cuando los cerdos pesan más de 75 kg (165 lb). Además, sugieren que los cerdos con índices altos de ganancia de magro (con la genética actual) son mucho más sensibles a las altas temperaturas que los cerdos con índices medios de ganancia de magro. Esta conclusión fue respaldada por los resultados de Renaudeau et al (2011).

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags