1 comentarios

Diagnóstico del síndrome respiratorio y reproductivo porcino

Se aconseja el envío de varias camadas afectadas en su totalidad

Miércoles 3 febrero 2010 (hace 6 años 10 meses 4 días)
silviafreixa2

El síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRSV), o enfermedad de la oreja azul, es provocado por un virus ARN con tendencia a mutar rápidamente, lo que permite el desarrollo de una gran diversidad de cepas que ayudan al virus a evadir la inmunidad de la población porcina frente a la vacuna y a los virus campo. Infecta las células inmunitarias del cerdo y provoca inmunosupresión, razón por la que el PRRSV aparece con una amplia gama de síntomas clínicos y, a menudo, con infecciones secundarias.

Es importante un diagnóstico exacto de la enfermedad cuando los cerdos muestran síntomas clínicos que hacen sospechar del PRRSV para aplicar medidas de control adecuadas tanto para el PRRSV como para otras enfermedades concurrentes. A continuación se comentan las técnicas empleadas.

Síntomas clínicos: en caso de sospecha firme de PRRSV, es esencial realizar una investigación más a fondo para conseguir un diagnóstico inequívoco.

Cerdos en producción:

· Síntomas muy variados y no específicos; en los envíos realizados para pruebas de laboratorio con PRRSV en el período 2003-2009 a la agencia de laboratorios veterinarios (Veterinary Laboratories Agency, VLA) del Reino Unido, los cuatro síntomas más frecuentes fueron respiratorios, de desmedro, malestar y hallados muertos.

· Síntomas que no se distinguen fácilmente de los de otras enfermedades comunes de los cerdos de engorde. El PRRSV contribuye al complejo respiratorio porcino (CRP) y también aumenta la gravedad de otras enfermedades de la granja como la meningitis estreptocócica.

· A menudo se sospecha la presencia de PRRSV cuando se produce un recrudecimiento de la enfermedad respiratoria o de otro tipo con una gravedad inusual, o que no responde al tratamiento con antibióticos tan bien como se esperaba.

Enfermedad reproductiva:

· se caracteriza por abortos tardíos, nacidos muertos, neonatos débiles, tamaños variables de los lechones y las camadas, aumento de la mortalidad pre-destete y retornos irregulares.
· las camadas pueden mostrar evidencias de muerte fetal secuencial con momias, nacidos muertos, vivos débiles y lechones viables nacidos de la misma cerda.
· las cerdas y las primíparas pueden tener pocos síntomas o inapetencia pasajera, malestar y pirexia y, en ocasiones, muertes.
· puede producirse tos, concretamente en cerdos de cría más jóvenes, como en las primíparas de reemplazo.
· junto con la escasa viabilidad de los lechones al nacer y los efectos de la enfermedad en la producción láctea de las cerdas, la mortalidad previa al destete puede aumentar, con causas de muerte mixtas e inusuales.
· la gravedad de la enfermedad es muy variable debido a las diferencias entre las cepas de virus, los diferentes niveles de inmunidad en la granja porcina (por vacunación o por exposición previa) y factores específicos de la granja que afectan al momento en que resultan infectados los cerdos o al modo en que el virus se propaga dentro de la granja.
· la enfermedad puede ser lo suficientemente grave como para justificar su comunicación a las autoridades responsables de salud animal si los síntomas no se pueden distinguir de los de otras enfermedades de declaración obligatoria; la fiebre porcina clásica y la enfermedad de Aujeszky.


Síntomas clínicos descritos en cerdos de engorde con PRRSV presentados a la VLA en 2003-2009

Examen post-mortem (EPM): los cerdos destinados a EPM deben ser casos típicos y tempranos de la enfermedad enviados al laboratorio vivos (si el bienestar lo permite), o recién muertos y, en el mejor de los casos, no tratados. Los casos crónicos de cuadras de hospital es poco probable que sean de utilidad. El EPM por si solo no permite diagnosticar el PRRSV pero es un buen punto de partida en la investigación porque:

· permite evaluar la patología (procesos patológicos) en diferentes sistemas de órganos de los cerdos y proporciona un material excelente para las pruebas que diagnostiquen, o descarten, el PRRS.

· el PRRSV se presenta habitualmente con otras enfermedades, el EPM permite la investigación completa de las mismas.

En la enfermedad reproductiva, se aconseja el envío de varias camadas afectadas en su totalidad para aportar material para el diagnóstico de PRRSV y de otras enfermedades que producen problemas reproductores o neonatales. Si se dispone de ellos, los nacidos muertos recientes y los neonatos débiles son más útiles que los fetos abortados en descomposición.


En la infección por PRRSV, se puede observar la muerte fetal progresiva en una camada.

Reacción en cadena de la polimerasa (PCR): un método sensible muy útil para buscar directamente el PRRSV en los tejidos o la sangre de un cerdo. La mayoría de los métodos distinguen entre el Genotipo 1 (europeo) y el Genotipo 2 (norteamericano) de PRRSV.

· Un resultado positivo indica que el cerdo estaba activamente infectado con PRRSV en el momento de tomarse la muestra. Suponiendo que el cerdo no hubiera sido vacunado recientemente con una vacuna viva, esto confirma que se ha producido una infección con PRRSV de campo. En una explotación que debiera estar exenta de PRRSV, esto aporta la confirmación del PRRSV. Sin embargo, dado que el PRRSV se encuentra en el suero y los tejidos durante un período de tiempo prolongado (semanas), se realiza a menudo una mayor investigación (IHC) para evaluar en qué medida contribuyó el PRRSV a la enfermedad, especialmente en explotaciones en las que se sabía que estaba presente el PRRSV.

· En tejido fetal o neonatal, un resultado positivo es la confirmación del PRRSV. Un resultado negativo de PCR no descarta el PRRSV ya que el virus puede infectar el feto y provocar daños, pero el virus puede haberse ido en el momento en el que se entrega el lechón. Puede ser de utilidad realizar la PCR en suero de cerdas afectadas en la enfermedad reproductiva, tomando sangre de cerdas que muestran síntomas, no de casos históricos. Esto también puede permitir la detección del virus.

Inmunohistoquímica (IHC): la histopatología y la IHC de pulmón determinan si el virus PRRS está provocando el daño pulmonar marcando el virus dentro del tejido pulmonar. Se puede utilizar junto con otras pruebas para investigar la contribución del PRRSV a la neumonía con respecto a bacterias (Pasteurella multocida, Actinobacillus pleuropneumoniae, Haemophilus parasuis, Streptococcus suis), Mycoplasma hyopneumoniae y otros virus (PCV2, gripe porcina). Esta prueba es especialmente útil en cerdos que están vacunados frente a PRRSV o cerdos de granjas donde hay una exposición conocida a PRRSV pero la infección había sido controlada anteriormente. Para que resulte de utilidad, es esencial que los cerdos sean enviados en las primeras etapas de la enfermedad y no sean casos de larga duración. Cuando los cerdos sean positivos por PCR y negativos por ICH de pulmón, la presencia de PRRSV es aún de importancia en los cerdos enfermos porque puede estar causando inmunosupresión. No se usa normalmente para tejidos fetales.


Neumonía en un cerdo de 14 semanas de edad con viremia de PRRSV, PMWS e infección por Pasteurella multocida; aunque no se identificó el PRRSV en pulmón por IHC es probable que esté recrudeciendo la enfermedad por PCV2 en este cerdo.

Aislamiento del virus (AV): se trata del cultivo del virus PRRS a partir de suero o de tejidos. Desde que se desarrolló la PCR, no se usa de modo rutinario debido a su elevado coste. El AV todavía es útil cuando se requiere la caracterización completa del virus, por ejemplo, en estudios de investigación y en investigaciones epidemiológicas minuciosas, como en el posible fracaso de una vacuna, o para identificar el origen de una infección.

Serología: detecta los anticuerpos frente al virus y es una forma indirecta de comprobar si los cerdos han estado expuestos al virus en el pasado. La prueba principal que se utiliza es la prueba de anticuerpos ELISA de Idexx y los anticuerpos aparecen aproximadamente a partir de los 7 días desde la infección. No es posible distinguir anticuerpos para virus campo de anticuerpos vacunales y la serología en cerdos vacunados tiene escaso valor. En explotaciones que se suponen exentas de PRRSV y no vacunadas, la presencia de anticuerpos confirma que ha habido infección activa con PRRSV en esos cerdos. Sin embargo, eso no indica el momento de la infección. Para hacer esto, se utiliza serología en cohortes o pareada. En la serología por cohortes, se extrae simultáneamente la sangre de grupos de cerdos de diferentes edades o estados de producción, lo que proporciona una instantánea transversal de la exposición de la granja al PRRSV. No obstante, es más exacto hacer serología pareada en la que los mismos cerdos se someten a extracción de sangre dos veces; la primera vez, a los pocos días de la infección y luego de nuevo 2-3 semanas más tarde, durante la recuperación. Si los cerdos sufren un cambio de ser negativos para anticuerpos a positivos, esto indica que la infección por PRRSV se produjo durante el período de enfermedad. En la enfermedad reproductiva, con frecuencia las cerdas ya han desarrollado anticuerpos en el momento en que muestran síntomas de la enfermedad. La serología no es el método recomendado para diagnosticar el PRRSV pero es útil en granjas que anteriormente estaban exentas de PRRSV. La detección de anticuerpos en lechones jóvenes puede tener su origen en el calostro y reflejar el estado de sus madres. La prueba ELISA detecta anticuerpos tanto del Genotipo 1 (europeo) como del Genotipo 2 (norteamericano) del PRRSV, la IPMA (técnica de inmunoperoxidasa en monocapa) es la prueba serológica que los puede distinguir.

Artículos relacionados

Los expertos opinan

En busca de la banda ideal (1/2)24-feb-2010 hace 6 años 9 meses 13 días
Erradicación del PRRS: ¿un sueño o una oportunidad perdida?18-ene-2010 hace 6 años 10 meses 19 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

manuel antonio alcivar saldarriaga10-sep-2011 (hace 5 años 2 meses 27 días)

el prrs en una enfermedad infecciosa muy desagradable ya que pue de terminar con la produccion especialmente en reproductoras que fue donde tube my experiencia inicio con inapentencia , fiebre , abortos , momias y nacidos muerto y deviles se tubo que descartar todos los animales

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags