Colitis: disentería y espiroquetosis colónica

DISENTERÍA PORCINA Etiología: La espiroqueta Brachyspira hyodysenteriae es la causa de esta enfermedad entérica que tiene consecuencias económicas importantes para la producción porcina en tod...

Lunes 22 julio 2002 (hace 14 años 4 meses 18 días)

DISENTERÍA PORCINA

Etiología: La espiroqueta Brachyspira hyodysenteriae es la causa de esta enfermedad entérica que tiene consecuencias económicas importantes para la producción porcina en todo el mundo.

Patogénesis: Después de producirse la infección, el organismo coloniza el intestino grueso en 2 - 4 días, se multiplica en las criptas, invade las células caliciformes y las células epiteliales y las daña o las rompe. En el plazo de 5 - 7 días de infección se desarrolla tifocolitis o colitis, la mucosa se congestiona y el contenido del colon se puede volver hemorrágico. Se produce una hiperplasia de las células caliciformes y un exceso de producción de moco que da lugar a heces diarreicas que contienen moco y sangre. Algunas cepas de B.hyodysenteriae parecen tener un bajo potencial de virulencia y en esos casos, la enfermedad clínica y la patología son muy leves o subclínicas.

Epidemiología: La infección se produce por vía fecal-oral. El principal riesgo de introducción de la infección lo constituyen los cerdos infectados a nivel subclínico, los camiones de cerdos infectados y las botas contaminadas que llevan los visitantes. Las alimañas (ratas y ratones) y los perros también pueden ser portadores de la infección. Cuando se introduce por primera vez en una granja susceptible, pueden verse afectados los cerdos de todas las edades, desde 6 semanas de edad en adelante (incluidos los adultos). En las granjas con la infección endémica la enfermedad se observa principalmente en cerdos de crecimiento y cebo entre 2 y 5 meses de edad. Las explotaciones clasificadas como exentas de patógenos específicos (SPF) o con enfermedad mínima (MD) están exentas de disentería porcina.

Síntomas clínicos: La diarrea comienza a los 5 - 7 días de la infección, se puede observar sangre fresca en las heces y el exceso de moco es una característica desde 10 días después de la infección. La enfermedad clínica dura 10-14 días. Los cerdos afectados muestran síntomas que van desde una diarrea moderada hasta enfermedad grave y la muerte. Los cerdos con diarrea hemorrágica se muestran flacos, débiles, se vuelven anoréxicos y con letargo grave. Se pueden dar altas tasas de mortalidad en los brotes graves.

Patología: Las lesiones se limitan al intestino grueso, en particular el colon proximal y la región espiral media. En algunos casos puede resultar afectado el ciego. Las lesiones dependen de la gravedad de la enfermedad y de la virulencia potencial de la cepa de B.hyodysenteriae implicada. Las lesiones comprenden congestión y engrosamiento de la mucosa que aparece recubierta por exceso de moco, hemorragia de la mucosa, difteresis, erosión y ulceración. Puede haber serositis fibrinosa en el colon (Figura 1) y los ganglios linfáticos del colon aparecen congestionados y agrandados.


Fig. 1. Colon de un cerdo con disentería porcina mostrando serositis fibrinosa.

Diagnóstico: Se puede hacer un diagnóstico provisional teniendo en cuenta los síntomas clínicos (sangre, moco y exudado mucofibrinoso), historia, patología macroscópica y examen microscópico de preparaciones de mucosa de colon para detectar espiroquetas grandes. La confirmación del diagnóstico requiere un examen histopatológico y la detección específica del agente mediante cultivo o por la prueba específica de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para este agente. No hay pruebas serológicas fiables para la infección por B.hyodysenteriae.

Tratamiento y prevención: En los brotes de la enfermedad, los cerdos deben ser tratados con antibióticos; el fármaco de elección es la tiamulina, si bien la lincomicina es también eficaz en la mayoría de los casos. La medicación se puede administrar con el alimento o en el agua (es preferible esta última porque los cerdos enfermos por lo general dejan de comer y de ese modo no tomarán el medicamento). Los cerdos enfermos a título individual deben tratarse con antibióticos por inyección también. En las piaras con disentería porcina endémica, la enfermedad se controla con un buen manejo TD-TF (por lotes), limpieza y desinfección de los locales entre lotes y medicación estratégica de cerdos antes de ser trasladados a locales limpios. Aunque se ha sugerido que la enfermedad se puede controlar por medios dietéticos, ninguna dieta comercial ha sido eficaz en la prevención de la enfermedad.

Las granjas que están exentas de disentería porcina adoptan unas medidas rigurosas de bioseguridad y compran animales para reposición de núcleos SPF o MD. La erradicación de la enfermedad se puede conseguir de varias formas; 1) despoblación completa de la piara con limpieza y desinfección a fondo más un plazo mínimo de tres semanas de desocupación, repoblación con cerdos SPF; 2) despoblación de la piara de engorde (todos los cerdos desde el destete hasta la etapa final), mantener las cerdas fuera durante un plazo mínimo de dos semanas y medicadas en la comida (tiamulina 10 mg/kg de peso vivo), limpieza y desinfección a fondo de los locales vacíos, traslado de nuevo de las cerdas a la granja, los cerdos destetados después permanecen en la granja; 3) despoblación de la piara de engorde (todos los cerdos, desde el destete hasta la etapa final), las cerdas se mantienen en la granja y reciben medicación en el alimento como en el ejemplo (2), limpieza y desinfección a fondo de los locales vacíos y alojamiento de las cerdas de la mejor forma posible.

Se han descrito casos de desarrollo de resistencia a la lincomicina y, a veces, también a la tiamulina. Más frecuentemente, no se ha conseguido una respuesta satisfactoria al tratamiento debido a la presencia de otros agentes infecciosos que no son sensibles a los antibióticos mencionados, por ejemplo la salmonela. No existen vacunas.

ESPIROQUETOSIS COLÓNICA PORCINA (Diarrea por espiroquetas)

Etiología: Espiroqueta Brachyspira pilosicoli. Esta espiroqueta es un poco más pequeña y delgada que B.hyodysenteriae.

Patogénesis: La patogénesis es similar a la de B.hydysenteriae excepto en que el grado de inflamación es más leve y la hemorragia no es una característica a menos que la infección se complique con otro agente infeccioso. La infección por lo general no es mortal.

Epidemiología: La infección se produce por vía fecal-oral. Los cerdos resultan infectados por un entorno contaminado y por contacto con cerdos que difunden la infección. El organismo puede sobrevivir varias semanas en condiciones de humedad y anaerobiosis. No todos los cerdos infectados desarrollan diarrea. En infecciones experimentales, sólo un 30-70% desarrolló diarrea, aunque todos los cerdos pueden estar colonizados. Los cerdos pueden diseminar la infección durante seis semanas. En explotaciones que no hayan sido afectadas anteriormente, el riesgo principal de introducción de la infección lo constituyen los cerdos infectados a nivel subclínico, los camiones de cerdos infectados y las botas contaminadas que llevan los visitantes. Las alimañas (ratas y ratones), pájaros, perros y gatos también pueden ser portadores de la infección. Ésta es una infección zoonósica que puede causar colitis crónica en individuos inmunocomprometidos. En granjas con infección endémica la enfermedad se observa principalmente en cerdos de crecimiento y cebo entre 6 y 16 semanas de edad. Hay un riesgo considerable de infección siempre que haya mezclas frecuentes, flujo continuo de cerdos, malas condiciones higiénicas y alta densidad de población.

Síntomas clínicos: La diarrea comienza a los 5 - 7 días de la infección, pudiéndose apreciar exceso de moco en las heces a partir de los 10 días de la infección. La enfermedad clínica dura 10-14 días. Los cerdos afectados muestran síntomas que van desde diarrea de tipo "excremento de vaca" hasta diarrea gris acuosa. Los cerdos conservan un apetito y vigor normales. La morbilidad entre los grupos afectados puede oscilar entre el 10 y 50%. Los cerdos afectados muestran tasas de crecimiento reducidas, dando lugar a variaciones importantes de tamaño dentro de los grupos y a efectos económicos negativos para la producción de la explotación.

Patología: Las lesiones son similares en cuanto al tipo y distribución a las de la disentería porcina excepto en que son menos graves y la mucosa rara vez es hemorrágica.

Diagnóstico: Se puede hacer un diagnóstico provisional teniendo en cuenta los síntomas clínicos, historia, patología macroscópica y examen microscópico de preparaciones de mucosa de colon para detectar espiroquetas grandes delgadas (Figura 2). La confirmación del diagnóstico requiere un examen histopatológico y la detección específica del agente mediante cultivo o PCR. No hay pruebas serológicas fiables para la infección por B.pilosicoli.


Fig. 2. Examen microscópico de un raspado de mucosa filtrado mostrando gran cantidad de espiroquetas de un caso de espiroquetosis colónica porcina.

Tratamiento y prevención: El control de la infección sigue los mismos principios y procedimientos que los de la disentería porcina. B.pilosicoli es susceptible a los mismos agentes antimicrobianos y hasta ahora no se han descrito resistencias.

En próximas entregas veremos en detalle otras de las causas más importantes de colitis: ileitis, salmonelosis y parásitos.

Agradecimientos: SAC recibe apoyo económico del Scottish Executive Rural Affairs Department.

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags