4 comentarios

La recolección

Recolección: características del local, técnica de recolección y aprendizaje de los verracos.

Martes 1 agosto 2006 (hace 10 años 4 meses 7 días)
jaime_2514

Local de recolección

¿Box o fosa de recolección?

El box de recolección debe ser lo suficientemente grande como para permitir la seguridad de la persona encargada de realizarla. Es fácil acondicionar un antiguo alojamiento de verracos para tal fin.

Box de recolección con una división de protección Plano de un box de recolección

La fosa de recolección presenta numerosas ventajas:

• Seguridad para el trabajador.

• Mayor confort del trabajador al trabajar de pie.

• Ahorro de tiempo ya que el verraco "se dirige" directamente al potro.

Fosa de recolección Plano de una fosa de recolección

Material

El material se compone básicamente de un potro que debe cumplir ciertas propiedades:

• Ser sólido y estar fijado al suelo para poder resistir el peso del verraco y los golpes que éste da durante la fase de excitación.

• Posibilidad de ajustar tanto la altura como la inclinación para adaptarse al tipo de verraco (Piétrain o Large White).

• Un acceso fácil para coger el prepucio sin tener contacto con una parte del potro.

• Recubrimiento que se pueda limpiar pero que a la vez permita conservar el olor del verraco para la estimulación.

Higiene y confort

El local de recolección debe estar limpio y debe ser fácil de desinfectar:

• A diario: limpieza del suelo con agua (heces, semen....)

• Semanalmente: limpieza y desinfección de las paredes, suelo y material.

Qué no hacer: recogida de semen en un local donde hay paja (polvo) y de un verraco sucio.

La utilización de una alfombra en la parte trasera del potro puede evitar posibles resbalones.

Una alfombra permite al verraco un buen salto tras el primer intento. Desinfección de la sala de recogida mediante cañón de espuma.


Técnica de recolección

Material para la recogida

• Termo: evita el choque térmico del semen. Debe estar precalentado, en un armario o, mejor, en una cámara estanca caliente situada entre el local de recogida y el laboratorio. Debe estar limpio y debe limpiarse tras cada recogida.

Termo. Cámara estanca caliente situada entre la zona de recogida y el laboratorio.

 

• Un vaso o bolsa para la recogida: siempre cabe la posibilidad de utilizar un vaso de precipitados de vidrio, pero plantea el problema de la esterilización, de forma que actualmente se prefiere utilizar vasos de cartón o bolsitas desechables. En ambos casos deben colocarse dentro del termo a 30°C antes de la recogida.

 

Vaso de cartón de uso alimentario. Bolsita de plástico de uso alimentario desechable colocada en un vaso de precipitado de vidrio o plástico.

 

• Gasa o filtro de papel: para evitar el contacto entre la tapioca y el semen que causaría la aglutinación de los espermatozoides tradicionalmente se utiliza gasa médica doblada dando lugar a varios grosores (4x o 8x). Cada vez más esta gasa se ha ido sustituyendo por filtros de papel o de tejido que dan el mismo resultado.

 

Vaso de precipitados cubierto de una gasa doblada en 8 y fijada con una goma.

 

• Guantes para la recogida: sólo utilizar guantes de vinilo no empolvados. No deben utilizarse otros tipos de guantes como por ejemplo los de látex para cirugía empolvados ya que el polvo utilizado puede ser muy espermicida. Todo nuevo guante destinado a estar en contacto con el semen debe ser probado antes de su comercialización.

• Pulverizador conteniendo una dilución de clorhexidina para limpiar y desinfectar el pene al final de la recogida.

La preparación del verraco

Antes de la recolección manual de semen a un verraco es necesario estimular la líbido y preparar el prepucio.

• Un verraco ya entrenado generalmente no planteará ningún tipo de problema a la hora de montar sobre el potro. Sin embargo, es necesario que el potro se encuentre bien ajustado ya que no es bueno que un verraco falle en su intento. Por otro lado, el potro debe conservar un olor "que estimule" y esto se puede conseguir con semen o bien con un tejido empapado de orina de cerdas en celo.

• Para el prepucio, que es una fuente de contaminación, es necesario limpiarlo, masajeándolo cuidadosamente, lo que ayuda al mismo tiempo a estimular al verraco. Para evitar hacerlo con la mano se pueden utilizar 2 guantes puestos uno sobre otro, retirando el primero tras esta etapa de limpieza del prepucio para que el otro guante esté limpio durante la recogida. Utilizar sólo guantes de vinilo no empolvados.

La técnica de recolección manual

La técnica de recolección es simple pero necesita un poco de CALMA y de PACIENCIA:

• Esperar que el pene salga del prepucio mientras el verraco se excita sobre el potro.

• Poner la mano en contacto con el pene dejándola resbalar sin apretar, para acostumbrar al verraco al contacto.

• Cuándo el verraco se encuentra bien instalado sobre el potro y el pene sobresale bien del prepucio, apretar la extremidad del pene bloqueando con los dedos las espirales, pero teniendo cuidado de dejar sobrepasar la punta fuera de la mano.

• Continuar hasta la prolongación del pene que precede a la eyaculación.

• Empieza la eyaculación y debemos seguir apretando bien la extremidad del pene aplicando una presión discontinua para estimular al verraco.

 

Recogida manual con el dedo pulgar colocado exteriormente. Recogida manual con el dedo meñique colocado exteriormente.

El desarrollo de la recogida

La recogida tiene una duración variable según el tipo de verraco y oscila entre los 5 a 15 minutos.

Es muy importante observar bien el semen para poder definir de forma óptima las diferentes fases:

• Los primeros chorros (10 a 15 ml) corresponden a un líquido procedente de las glándulas accesorias, a menudo contaminado ya que enjuaga las vías genitales en particular en su parte terminal (pene).

• La fracción rica cuyo volumen varía entre los 50 a 150ml con un color blanco lechoso y que generalmente inicia la eyaculación.

• La fracción pobre con un volumen que puede alcanzar los 200-300 ml y que procede esencialmente de la secreción de las glándulas accesorias (próstata, vesículas seminales)

Volumen semanal total regogido por eyaculado en un módulo de ambiente controlado
(Proyecto Safe Semen, 2000)

Consejos para conseguir una recolección óptima:

1. Mantener el pene horizontalmente para evitar que los derrames que pasan entre las manos contaminen la recolección.

2. Excitar la extremidad del pene con los dedos pulgar o meñique retirando la tapioca adherida.

3. Una vez la cantidad de semen recogido parece suficiente, volver a poner la tapa del termo y dejar caer el resto del eyaculado sobre el suelo o en un cubo.

4. Llegar siempre al final de la eyaculación y esperar la retractación del pene.

5. Pulverizar el pene y el prepucio con la solución de clorhexidina para desinfectarlos.

6. Colocar el termo cuanto antes en la cámara calentada a 37°C mientras se devuelve al verraco a su alojamiento.

5. Posibles problemas y soluciones:

 
Durante la recogida pueden presentarse varios problemas. A continuación se presentan algunos de ellos y sus posibles soluciones:

• Un verraco que no quiere montar ya que se encuentra insuficientemente excitado: posibilidad de utilizar una inyección de prostaglandinas entre los 15 a 20 minutos antes de la recogida. Este tipo de estimulación no está exenta de peligro, sobretodo en algunas razas frágiles como la Piétrain (consultar su veterinario).

• El semen tiende a aglutinarse (ver capítulo Variaciones del semen y anomalías): en este caso utilizar de 80 a 100 ml de diluyente precalentado a 37°C en el fondo del vaso o bolsa de recogida.

El aprendizaje de los verracos jóvenes

Se trata de una fase esencial que si se realiza de forma correcta permitirá más tarde ganar mucho tiempo:

• El aprendizaje debe iniciarse desde la entrada de los animales en cuarentena (1ª semana) ya que una vez aprendido el comportamiento, este queda memorizado.

• El contacto con el potro deberá ser realizado por la persona encargada habitualmente y en la misma box donde se aloja el verraco para no distraer su atención con un nuevo local.

• Utilizar un potro simple sobre 4 patas, muy bajo y cubierto de una tela o de un tejido con fuerte olor de esperma de verraco u orina de cerdas en celo.

• Dejar al verraco "jugar" pero siempre bajo estricta vigilancia para colocar regularmente el potro en el eje del verraco y facilitar así la monta. No debemos ponernos nerviosos y volver a realizar la operación varias veces si esta no funciona a la primera vez (15 a 30 min).

• Una vez el verraco se ha montado sobre el potro debemos acostumbrarle al contacto con la mano para conseguir la primera recolección, con calma y tranquilidad.

• Para conservar el aprendizaje, realizar una recolección cada semana o cada 15 días hasta el primer control microscópico o primer espermiograma.

ver más artículos relacionados con el artículo

Inseminación artificial

El examen del semen al microscopio08-sep-2006 hace 10 años 3 meses
Alojamiento y alimentación del verraco27-jun-2006 hace 10 años 5 meses 11 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

virgilio29-ago-2011 (hace 5 años 3 meses 9 días)

porque de algunos verracos se nuere el semen cuando se prepara

Carlos05-sep-2011 (hace 5 años 3 meses 3 días)

por favor si me pueden ayudar en que mes o a que tiempo ya se debe adiestrar al verraco para la recoleccion de semen GRACIAS.....

JHOANA16-may-2013 (hace 3 años 6 meses 22 días)

BUENISIMO

pancho.1404Educación/investigación25-jul-2014 (hace 2 años 4 meses 13 días)

por favor si me pueden ayudar en que mes o a que tiempo ya se debe adiestrar al verraco para la recoleccion de semen GRACIAS.....

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags