4 comentarios

Lee este artículo en:

El sistema inmunitario y la inmunidad en el cerdo: Células del sistema inmune

Este artículo revisa las principales células del sistema inmune: neutrófilos, macrófagos, natural killers, linfocitos, células dendríticas, mastocitos ...

Células de la inmunidad innata

Los neutrófilos (N) son reclutados a partir de la sangre en el sitio de inflamación/infección donde rápidamente fagocitan y destruyen a los patógenos que han sido opsonizados por el complemento. Sin embargo, su acción desaparece rápidamente (24-48 horas) y luego sufren apoptosis y son fagocitados por macrófagos inflamatorios.

Los macrófagos (M) se derivan principalmente de los monocitos sanguíneos reclutados después de los neutrófilos, en el punto de inflamación. Los monocitos se diferencian en macrófagos inflamatorios, activados por medio de una cascada de citoquinas. Los macrófagos fagocitan y matan los patógenos opsonizados y las células infectadas apoptóticas, producen citoquinas que modulan toda la respuesta inmune innata; También son células efectoras de inmunidad mediada por células y funcionan como células presentadoras de antígeno (APC- antigen presenting cells) en respuestas inmunes secundarias.

Las células Natural Killer (NK), en el lugar de la infección, reconocen principalmente a las células infectadas por patógenos intracelulares (por ejemplo virus) que reducen la expresión del Complejo de Histocopatibilidad Mayor (MHCI) en su superficie. Las NK eliminan entonces a las células infectadas mediante apoptosis. Son también efectoras de la inmunidad especifica mediada por células como es la citotoxicidad celular dependiente de anticuerpos.

>

Los linfocitos T gamma/delta (ɣ / δ) tienen Receptores de Células T ɣ / δ (TCR) que reconocen una variedad de antígenos con un mecanismo MHC no restringido. Están básicamente implicadas en la inmunidad innata contra agentes infecciosos, incluyendo virus y bacterias, y cuando se activan son importantes productores de IFNɣ e IL-17. En los cerdos, un alto porcentaje se encuentra en sangre, piel, epitelio intestinal, esófago, tráquea, vejiga y glándula mamaria.

Las células Natural Killer T (NKT) comparten características tanto de las células de inmunidad innata como de adquirida. Las células NKT son capaces de regular la inmunidad mediante la liberación de citoquinas, la activación de otros componentes inmunes y el ataque citolítico. Las células NKT representan así el límite entre el sistema inmune innato y el adquirido.

Las células dendríticas (CD) son células residentes en los tejidos que maduran como células presentadoras de antígenos profesionales (APC) después de un reconocimiento de patógenos mediado por TLR, la captura de los antígenos y la activación a través de citoquinas innatas. Internalizan y procesan antígenos exógenos, presentando fragmentos de antígeno asociados con MHC II [SLA II: Swine Leucocyte Antigen II —Antígeno de Leucocito de Cerdo II "] a los linfocitos T colaboradores (T helper) antígeno especificos. Las APC producen citoquinas que polarizan la diferenciación de linfocitos T colaboradores (T helper) y por lo tanto regulan si un antígeno provocará una respuesta inmune humoral o mediada por células. Se han identificado dos subconjuntos de células dendríticas (CD): las CD mieloides que inducen la maduración de Th1, y las CD plasmocitoides, que en presencia de carga viral alta, son capaces de inducir una respuesta Th1.

Los mastocitos (Mast Cells -MCs) residen en los tejidos conectivos de la piel y del peritoneo y en las superficies de la mucosa intestinal y pulmonar, donde sirven como células centinelas capaces de reconocer las señales de peligro a través de los TLR y liberar rápidamente mediadores inflamatorios y citoquinas proinflamatorias e inmunomoduladoras y muchas quimiocinas.

Las células de la inmunidad específica

Los linfocitos T colaboradores (T helper-Th) son, sin duda, las células más importantes de la inmunidad específica, porque activan, regulan y dirigen la respuesta inmune. Las células T helper naïve reconocen antígenos presentados en asociación con moléculas de MHC II por las células presentadoras de antígenos (APC) ; Dependiendo del tipo de APC, de la respuesta inmune innata inicial y del tipo de citocinas presentes en el microambiente, las Th puede diferenciarse en diferentes subconjuntos de linfocitos (Th1, Th2, Th17, Th9, Th22 y Treg) que pueden promover el desarrollo de diferentes tipos de respuesta inmune según su producción de un patrón de citoquinas diferente.

Th1: son responsables de la inmunidad mediada por células contra patógenos intracelulares.

Th2: controla la inmunidad humoral. Algunas de estas citoquinas Th2 reducen la producción de citoquinas Th1, mientras que otras facilitan respuestas humorales particularmente la producción de IgA y IgE.

Th17: promueve una respuesta innata defensiva contra bacterias y hongos principalmente a nivel de las mucosas.

Th22: estas células juegan un papel importante en la inmunidad epidérmica.

Th9: tiene funciones similares a las células Th2, colaborando con ellas en la regulación de la inflamación alérgica y la resistencia contra los nematodos intestinales.

Los linfocitos T reguladores (Treg) están implicados en la supresión de la respuesta inmune, promoviendo el establecimiento y mantenimiento de la homeostasis inmune y la auto-tolerancia periférica. Las células T reg tienen una actividad inmunosupresora.

Los linfocitos B naive (B) expresan tanto IgM como IgD superficiales. Una vez que reconocen antígenos nativos específicos, se activan y se diferencian en células plasmáticas que secretan anticuerpos [células secretoras de anticuerpos (ASC, Antibody Secreting Cells); inmunoglobulinas (Ig)]. Las células B activadas procesan entonces y presentan antígenos específicos con MHC-II a los linfocitos T colaboradores (T helper), promoviendo la conmutación del isotipo de anticuerpo. El cambio isotípico asegura que las células B comenzarán a expresar sólo un tipo de Ig, dependiendo de qué señales procedentes de las citocinas han recibido de las células T colaboradoras (T helper).

Los linfocitos T citotóxicos (CTL) tienen una acción citolítica MHC I y matan células infectadas mediante apoptosis. Las células diana para CTL incluyen células infectadas con virus, células infectadas con bacterias intracelulares, parásitos protozoarios y células cancerosas. Después de la respuesta contra la infección, la mayoría de estos CTL morirán, pero algunos se convertirán en células de memoria de larga duración.

Las células linfoides innatas (ILC) son linfocitos que no expresan receptores para el reconocimiento específico de antígenos y que son activados por citoquinas producidas por otras células (LTh) en el microambiente. Se han descubierto ILC1, 2 y 3 en las superficies de mucosa y de barrera que regulan la respuesta inmune y la homeostasis de los tejidos de un modo parecido a las respuestas Th1, Th2 y Th17.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Gracias Armando Fuentes14-jun-2017 (hace 4 meses 5 días)

Muy didáctico la información y oportuna que ayuda a comprender eventos y respuesta inmunologíca ante un proceso infeccioso. Gracias

edgardo.limiaEducación/investigación16-jun-2017 (hace 4 meses 3 días)

Eccelente artículo, una explicación sintética de las principales funciones de las células del sistema inmune, realmente conocer esto es vital para entender la patogenia de las enfermedades

Edgardo

Juan Sandoval20-jun-2017 (hace 3 meses 29 días)

Interesante artículo de las células inmunocompetentes del porcino.

jbarbacuberoAgrónomo/Zootécnico27-jun-2017 (hace 3 meses 22 días)

excelente articulo, muchas gracias.

jbarbacubero 

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags