Jyga Technologies

Teléfono:866-333-7853

País:Canadá

SeguidoresSiguiendo115
Jyga Technologies ha hecho una publicación
26-may-2021 (hace 28 días)

Examinar la retención del hato reconsiderando el desarrollo de las primerizas.

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
El Dr. Frobose discute maneras de reducir la tasa de mortalidad de la cerda sin cambiar todo en las operaciones.

Por Dr. Hyatt Frobose

Estoy cansado de escuchar quejas sobre las tasas actuales de mortalidad de cerdas y el acuerdo general de que se necesita investigación adicional en el desarrollo de las lechonas. Sin embargo, siguen decepcionados por la falta de estrategias prácticas y tangibles que los productores puedan llevarse a casa e implementar a "nivel de corral" para realizar cambios significativos en la conservación de su hato. Les puedo decir que no todos van a estar de acuerdo con mis argumentos en este artículo.

La mayoría de los estudios han demostrado que una cerda no genera un retorno positivo de inversión hasta que alcanza al menos la paridad tres (Stalder et. Al., 2003; Gruhot et. Al, 2017). Y, sin embargo, como muestran las líneas de tendencia anuales de Agristats y SMS a continuación, representan una parte significativa del hato de cerdas de EE. UU., una gran parte de la industria no alcanza este umbral económico para la paridad promedio de sus cerdas. Francamente, creo que es vergonzoso que nos hayamos vuelto tan insensibles a los niveles actuales de sacrificio prematuro y rotación en los hatos de cerdas de Norteamérica. Aún así, creo que es mejor dejar de lado los sentimientos "cálidos y difusos" en torno al bienestar animal y solo mirar la economía.

                       

Es oportuno examinar las áreas donde los productores pueden reducir los costos y mejorar la eficiencia del hato de cría. La verdad es que ahora muchos sistemas están soportando la peor parte de los precios bajos del mercado en los ingresos generales. Hoy en día, hatos con tasas de remplazo anual superior a 50% son la norma. Estos hatos se ven inevitablemente obligados a mantener reservas de lechonas más grandes ... lo que luego conduce a costos operativos y generales más altos y agrega más días no productivos que merman la rentabilidad del sistema. No se equivoque, no estoy abogando por que la industria se quede con cada cerda hasta que alcance su décima paridad. Pero, con paridades promedias entre 2.4 y 2.6, no estamos aprovechando las paridades más productivas de la cerda (2 a 4) ya que las disminuciones en el total de nacimientos no comienzan hasta la paridad 5 (Malopolska et. Al., 2018).

En interacciones pasadas con la renombrada Dra. Temple Grandin, la recuerdo discutiendo las encuestas informales que hizo en vuelos comerciales para preguntarles a los consumidores qué pensaban de las casetas de gestación, y los resultados mostraron que más de 2/3 de los encuestados se sentían a disgusto con el uso de ese tipo de alojamiento. Me pregunto si la Dra. Grandin renovara sus esfuerzos de encuesta hoy y preguntara si los consumidores se sentían cómodos con los hatos en los que se tiene que remplazar más de la mitad de su pie de cría cada año ... ¿compartirían el mismo grado de preocupación?

Los aumentos en toda la industria en la pérdida total de cerdas por muerte han recibido un escrutinio considerable. La economía también es simple. Si hace los cálculos rápidos, cada 1% adicional en la mortalidad de la cerda agrega un costo de al menos USD $ 0.11 / lechón destetado. Si bien la mortalidad general de las cerdas merece una atención continua, en este artículo quiero centrarme en las lechonas que ingresan al hato pero son sacrificadas prematuramente antes de que alcancen su tercera paridad y, por lo tanto, nunca alcanzan su rentabilidad neta.

Según la base de datos SMS de más de 1,6 millones de cerdas, casi el 50% de las hembras perdidas son hembras de paridad 0 a 2 (Ketchum, 2019), y Pollman (Conferencia Leman 2012) informaron que el 42% de las hembras seleccionadas para la reproducción tienen 19 o menos lechones en su vida.

                                 

                                 

Peter Drucker, el consultor de negocios de renombre mundial, dijo una vez: "En la mayoría de las organizaciones, el cuello de botella está en la parte superior de la botella". Creo que esta cita también se puede aplicar cuando se trata del desafío de nuestra industria con la longevidad de las cerdas y la eliminación prematura de los hatos. Nuestros programas de desarrollo de lechonas representan "la parte superior de la botella" en este ejemplo. Si bien las lechonas se crían de diversas maneras en todo el mundo, existen algunas áreas de oportunidad comunes en las que se puede justificar un "replanteamiento" y la modernización puede ser beneficiosa para la producción posterior.

El Dr. Frobose discute maneras de reducir la tasa de mortalidad de la cerda sin cambiar todo en las operaciones.

  • Habla de la manera de distribuir alimento a las lechonas.
  • Habla de reducir la ingesta de energía.
  • Habla de traslado de las lechonas en la sala de parto y del acceso al alimento.
  • Habla también del tipo de alojamiento al que la lechona tiene acceso.

Hay mucho que considerar en la granja porque hay mucho que impacta la tasa de mortalidad de la lechona antes de su tercera paridad.

 

¿Deseas leer el artículo completo?

                                                                             

                                                                                 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
me gustacomenta