¿Qué nos dice la ley de la PPC?

Cuando aparece un brote de cualquier enfermedad, tenemos que desempolvar diferentes cosas: muchas veces no nos acordamos de la epidemiología de la misma, otras de su patogenia y casi nunca nos acordamos de lo que dicen las leyes al respecto. En este sentido, la mayoría de normas acerca de la PPC emanan de los Reales Decretos RD 2159/1993 del 13 de diciembre y del RD 2459/1996 del 2 de octubre, éstos a su vez no hacen más que transcribir las directivas comunitarias europeas. Entre los...
Martes 10 julio 2001 (hace 15 años 10 meses 14 días)
Cuando aparece un brote de cualquier enfermedad, tenemos que desempolvar diferentes cosas: muchas veces no nos acordamos de la epidemiología de la misma, otras de su patogenia y casi nunca nos acordamos de lo que dicen las leyes al respecto. En este sentido, la mayoría de normas acerca de la PPC emanan de los Reales Decretos RD 2159/1993 del 13 de diciembre y del RD 2459/1996 del 2 de octubre, éstos a su vez no hacen más que transcribir las directivas comunitarias europeas. Entre los diferentes puntos que tratan tanto los decretos como las directivas destacaremos los siguientes:

  • Sacrificio inmediato del foco.

  • Diagnóstico precoz de la enfermedad. Para ello es básica la observación clínica así como sabernos ayudar de las últimas tecnologías de diagnóstico. En este sentido se ha avanzado mucho y creemos que es básico actuar de manera rápida (tenemos que ir delante de la enfermedad y no la enfermedad delante nuestro).

  • Elaboración de la encuesta epizootiológica, con el fin conocer la situación real de la enfermedad, origen u orígenes y sus destinos. Una buena encuesta nos ayuda mucho a la hora de saber hacia donde evolucionará la enfermedad.

  • Inmovilización. Se establece una zona de protección (3 Km), una zona de vigilancia (10 Km) y una zona de seguridad (distancia variable) donde queda prohibido y/o restringido el movimiento de cerdos. Las medidas adoptadas pueden variar en intensidad y tiempo en las diferentes zonas establecidas.

  • No se pueden levantar las restricciones si no se ha analizado clínica y laboratorialmente el 100 % de las explotaciones de ganado porcino existentes en la zona (protección, vigilancia y seguridad).

  • Prohibición de la vacunación. Queda prohibida la vacunación salvo que se solicite por parte del país y el Comité Veterinario Permanente de la Unión Europea apruebe una vacunación de emergencia.

  • En definitiva el stamping-out (sacrificio sanitario) es lo que la normativa actual contempla como estrategia de elección a la hora de luchar contra la PPC.

A nivel de repercusión en lo que puede suponer el tener el país libre o no respecto a las exportaciones tenemos que considerar lo que dice la OIE (Oficina Internacional de Epizootias) respecto a las tres posibles opciones que se pueden dar:
  1. Si se decide vacunar (a nivel de país) tienen que transcurrir dos años para que la OIE declare al país como libre. Cosa que a nivel de exportaciones merma mucho al país.

  2. Si lo que se hace es una opción intermedia, es decir el sacrificio sanitario asociado a la vacunación, tiene que pasar un año.

  3. Si sólo se practica el sacrificio sanitario, seis meses.

Enric Marco y Miquel Collell.
B&M CVP. España

De la granja al tenedor

Control de Salmonella a nivel de granja23-jul-2001 hace 15 años 10 meses 1 días
Programas de control de Salmonella04-jul-2001 hace 15 años 10 meses 20 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags