Lee este artículo en:

Factores de riesgo en los procesos colibacilares en maternidades

En muchas ocasiones los factores de manejo y las condiciones ambientales son agentes desencadenantes o predisponentes, no sólo a la presentación clínica sino también a la gravedad y evolución del proceso.

Los procesos colibacilares en lactación son una de las patologías que se presentan con mayor frecuencia y que suelen ocasionar un mayor número de pérdidas debidas a lechones retrasados y a un incremento de la mortalidad.

Se trata de un proceso multifactorial en el cual no sólo el agente causal tiene una gran importancia en la presentación clínica, en muchas ocasiones los factores de manejo y las condiciones ambientales son agentes desencadenantes o predisponentes, no sólo a la presentación clínica sino también a la gravedad y evolución del proceso.

 

Factores de riesgo

1. Estructura censal de la granja: Los desequilibrios de la estructura censal en los que se incrementan las primerizas por encima del 20% de los partos de la granja, incrementan el riesgo ya que la transferencia de inmunidad de las primerizas es mucho menor que la de las multíparas.
 

2. Alimentación en gestación:

  • Fase temprana de gestación: (desde la cubrición hasta los 35-40 días de gestación. Unos niveles de consumo elevados en los 3 días siguientes a la cubrición pueden aumentar la eliminación hepática de la progesterona (altamente correlacionada con la supervivencia embrionaria) pero fuera de esta horquilla de días, los altos niveles de alimentación no tienen repercusión sobre la supervivencia embrionaria. Por otra parte la alimentación en esta fase no tiene correlación alguna con las diarreas colibacilares.
     
  • Fase intermedia: El objetivo es mantener el estado corporal y recuperar algunas cerdas que aún no tienen una condición corporal óptima. Hay que tener especial cuidado ya que la sobrealimentación en esta fase puede conducir al engrasamiento de la glándula mamaria.
     
  • Última tercio de gestación: En esta fase existe cierta controversia, para nosotros sólo está indicado incrementar el consumo en los casos en los cuales la cerda tenga un estado de carnes insuficiente que implique una pérdida importante de condición corporal. Si se sobrealimenta agravamos el efecto de engrasamiento de la glándula mamaria.
     

3. Factores ambientales: Debemos distinguir dos temperaturas:

  • La sala se debe situar entre 22-24 º C dependiendo de la época del año. Hay que evitar las corrientes de aire que son factores desencadenantes de las diarreas.
     
  • Las placas deben estar entre 36 y 38ºC la primera semana tras el parto. Añadir papel y bombilla infrarroja en el momento del nacimiento reduce la incidencia de diarreas.
     

4. Inmunización: Debemos establecer un programa vacunal para las cerditas jóvenes y las cerdas adultas frente a E.coli. Dicho programa debe ser consecuente con la presión infectiva que presente la explotación y adecuarse a las indicaciones que marque el laboratorio.
 

5. Encalostramiento: En la actualidad es muy frecuente tener mayor número de lechones que de tetas funcionales, por lo tanto es necesario establecer algún protocolo de encalostramiento, no sólo para alcanzar un estatus inmunitario sino por las necesidades de energía en los primeros momentos tras el parto (figura 1).

Figura 1: Disponibilidad de energía al nacimiento y requerimientos energéticos a las 24h de vida de un lechón.

 

Disponibilidad de energía al nacimiento y requerimientos energéticos a las 24h de vida de un lechón

6. Protocolos de movimientos de lechones: No se deben mover lechones entre semanas o bandas de partos. Los lotes de partos deben ser compartimentos estancos. Si tenemos que hacer movimientos, mejor que sean de cerdas para generar nodrizas, nunca los lechones. Por lo tanto y dependiendo de la granja, de la prolificidad y del número de retrasados que se generen, se dejarán huecos en maternidad para poder entrar cerdas destetadas para que hagan de nodrizas.

7. Verificar el estado de las cerdas a su entrada en maternidad: Los lechones de cerdas con problemas van a tener mayor riesgo de sufrir procesos diarreicos.

Cuadro 2: Evaluación de las cerdas a su entrada a maternidad.

  Buena salud Estrés
Apetito Consumen toda la comida Se dejan comida
Condición corporal Óptima Baja, con pérdida de peso
Respuesta a estímulos Se levantan No se levantan, letárgicas y apáticas
Distribución del peso Distribuyen el peso en las cuatro patas por igual Cojeras
Piel Pelo corto y piel rosada Pelo largo, piel amarillenta, pálida o cianótica
Gestación Mantenimiento de la gestación y buen desarrollo mamario Abortos y no desarrollo de la glándula mamaria
Temperatura corporal Vacía: 38 ºC
Gestación: 40 ºC el día antes del parto
Vacía: >39 ºC
Gestación: >40 ºC el día antes del parto
Frecuencia respiratoria Frecuencia normal: 13-20/min Disnea, frecuencia respiratoria anormal
Heces Consistencia normal Diarrea o constipación
Orina Coloración y densidad normal Orina muy blanca y pulsátil

 

8. Limpieza y protocolos de desinfección y vacío sanitario en las salas de maternidad:

  • Limpieza mecánica de toda la materia orgánica, vaciado y limpieza de la fosa.
     
  • Aplicar detergente con la pistola de baja presión, para mejorar la eficacia del fregado.
     
  • Desinfección y desinsectación de la salas, comprobación de la limpieza y del funcionamiento comederos y bebederos.
     
  • Dejar secar las salas antes de introducir a las cerdas en la paridera.
     

9. Formación del personal: Es necesario disponer de protocolos de formación para cada área en la explotación. Todas las personas que se incorporen a la explotación deberían pasar por un proceso de formación que les proporcionara los conocimientos básicos para poder desarrollar su trabajo.

    Condiciones de riesgo Efecto Condiciones óptimas Efecto
Ambiente Temperatura de la sala • >22ºC <14ºC • ↓ consumo pienso y producción láctea
• Alteración bienestar
• Termoneutralidad de la cerda (entre 18ºC y 22ºC) sin corrientes de aire • ↑ consumo pienso lactación
• ↑ leche
Temperatura de la placa • Frío • Aplastamientos • Ambiente fresco
• Placa caliente
• 36/38ºC
• Bombilla extra
• Secado rápido
• Descanso en placa
• ↓ aplastados
Alimentación reproductora Bebederos cerda • Caudales inferiores a 2 l/min • ↓ producción láctea
• Agua de calidad fisicoquímica y microbiológica
• > 2 l/min
• Agua limpia y fresca
• Bebederos de nivel
• Suplementación
• ↑ consumo pienso lactación
• ↑ leche
Comederos cerda • Sucios
• Restos
• Fermentaciones
• Limpieza
• Accesibilidad
Curva alimentación • Revisar niveles gestación y lactación • Posible edema de mama • ↓ producción de calostro y leche, al inicio lactación • Cuidado con alimentación mitad gestación y final
Pienso • Tipos y consumos      
Vacío sanitario, limpieza y desinfección Vacío sanitario, limpieza y desinfección • <3 días vacío
• Humedad
• Ausencia limpieza
• Ausencia desinfección
• ↑ presión de infección
• Presencia diarreas
• Secado
• > 3 días
• Detergente
• Limpieza fosos
• Rotación desinfectantes
• ↓ la presión de infección

10. Calidad del agua: El agua es el nutriente más importante y la calidad microbiológica y físico química es básica para prevenir problemas en maternidades. El agua debe estar bien tratada y la cantidad debe ser la necesaria para cada etapa de producción.

Experiencias prácticas en el control de enfermedades

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags