1 comentarios

Lee este artículo en:

Infecciones por Escherichia coli en cerdos (2 de 2)

La colibacilosis postdestete y la enfermedad de los edemas son infecciones comunes en cerdos de todo el mundo – estas cepas de E coli parecen "formar parte" de la mayoría de granjas porcinas por lo que, de momento, la eliminación no es una opción. La vacunación de cerdas o primerizas con vacunas frente a ETEC no tiene ningún efecto sobre las infecciones por E. coli postdestete.

Lunes 12 enero 2015 (hace 1 años 10 meses 21 días)
mandrada

Epidemiología de colibacilosis postdestete y enfermedad de los edemas

Ambas son infecciones comunes en cerdos de todo el mundo – estas cepas de E coli parecen "formar parte" de la mayoría de granjas porcinas por lo que, de momento, la eliminación no es una opción. La vacunación de cerdas o primerizas con vacunas frente a ETEC no tiene ningún efecto sobre las infecciones por E. coli postdestete. Los cerdos afectados provienen a menudo de primerizas y, tras el destete, la pérdida de leche materna e IgA facilitan la proliferación de las cepas de E. coli presentes.

Los principales factores de riesgo para la aparición de enfermedades postdestete por E. coli son:

  1. Alojamiento frío (menos de 15 ºC) debido a corrientes de aire y calefacción inadecuada en las instalaciones de destetados – los cerdos no tienen un control térmico completo hasta las 10 semanas de edad.
  2. Higiene deficiente, con una limpieza inadecuada de las instalaciones de destetados – normalmente se necesita una dosis infectiva alta para que E. coli se convierta en un problema clínico. Por lo tanto, durante años, se han usado muchas instalaciones de riesgo para criar cerdos.
  3. Las dietas altas en proteínas y las infecciones por rotavirus pueden hacer que el intestino sea más susceptible a ser colonizado por E. coli.

Además, los receptores específicos para los factores de adhesión fimbriales situados en los enterocitos están relacionados con la genética del cerdo. Por lo tanto, algunas líneas de cerdos actuales son consideradas como mucho más susceptibles a brotes de enfermedades por E. coli, como la enfermedad de los edemas.

Ambas enfermedades causadas por E. coli han tenido un reciente y marcado resurgimiento de casos en Europa tras los movimientos políticos encaminados a la reducción del uso de óxido de zinc en piensos para cerdos. El óxido de zinc ha demostrado ser muy eficaz para controlar la enfermedad en granjas de cerdos, y a menudo los brotes aparecen tras su retirada de la dieta para cerdos destetados.

Densas colonias de E. coli adheridas a una vellosidad intestinal

Figura 1. Densas colonias de E. coli adheridas a una vellosidad intestinal (IFA).

Diagnóstico de colibacilosis postdestete y enfermedad de los edemas

La necropsia debe realizarse en cerdos recién muertos. La necropsia de casos de diarrea por ETEC suele mostrar asas del intestino delgado dilatadas, finas y congestionadas, llenas de diarrea acuosa de color amarillo (ver figura 2), con deshidratación y reducción de la grasa corporal. Las lesiones histológicas son mínimas – se trata de una lesión bioquímica, pero a menudo se puede ver un gran número de bacterias coliformes adheridas a vellosidades, ver figura 1. Una toma de muestras adecuada para el examen patológico requiere que se sumerjan en formalina tamponada en menos de 30 minutos después de la muerte. La interpretación de muestras intestinales recogidas de animales que llevan más de una hora muertos es muy problemática.

La necropsia de casos de diarrea por ETEC suele mostrar asas del intestino delgado dilatadas, finas y congestionadas, llenas de diarrea acuosa de color amarillo.

Figura 2. La necropsia de casos de diarrea por ETEC suele mostrar asas del intestino delgado dilatadas, finas y congestionadas, llenas de diarrea acuosa de color amarillo.

En la enfermedad de los edemas se observa una hinchazón edematosa en párpados, laringe, estómago y colon. A lo largo de la curvatura mayor del estómago se produce una distensión de la submucosa por fluido gelatinoso claro y, en el colon, a menudo es muy evidente la hinchazón en el mesocolon, en la flexura espiral. En estos órganos y el cerebro tienen lugar lesiones histológicas de arteriopatía con pérdida vascular de proteínas.

El cultivo de bacterias del intestino puede confirmar la presencia de grandes poblaciones de E. coli, que deben analizarse para hemólisis, toxinas y sensibilidad a antibióticos. A diferencia de Salmonella, los cientos de serotipos diferentes de E. coli se identifican por números (no nombres). El antígeno fimbrial F4 (K88) es la cepa más común en casos de diarrea y puede colonizar todo el intestino delgado. F18 es la cepa más común en casos de enfermedad de los edemas. Existen reactivos de aglutinación específicos o pruebas de PCR que permiten confirmar las proteínas de adhesión implicadas.

Manejo y control de brotes de colibacilosis postdestete y enfermedad de los edemas

Es importante conocer la historia de la enfermedad en la explotación y la sensibilidad a los antibióticos de los E. coli presentes. Los cerdos enfermos deben ser tratados de forma individual y aplicar medicación en agua a todo el grupo. Si los cerdos están deshidratados, además se deben administrar electrolitos en un bebedero separado. Los antibióticos utilizados a menudo para el tratamiento de E. coli son apramicina, neomicina, tiamulina y sulfonamidas. Para prevenir nuevos brotes, puede ser necesaria la reintroducción de óxido de zinc en el pienso, a 2.500 ppm Zn/Tm. Es necesario añadirlo en el pienso al menos de dos a tres semanas después del destete. Las temperaturas, el flujo de aire, las corrientes de aire y las fluctuaciones en las instalaciones de los cerdos destetados deben corregirse, ya que 15 ºC no es temperatura suficiente para cerdos destetados con 3 semanas de edad. Del mismo modo, es vital controlar la higiene de las instalaciones, así como la densidad y tamaño de los grupos y mezclas. Algunas prácticas de higiene deficientes están asociadas con el uso desorganizado de los platos para "creep feed" en corrales de destete. Se han seleccionado algunas líneas de cerdos para que no posean receptores para F4 o F18. Sin embargo, la incorporación de estas líneas de cerdos en granjas comerciales mixtas puede generar problemas considerables, por lo que esta práctica no se ha extendido.

El uso de la vacunación frente a colibacilosis postdestete ha resurgido en los últimos años. El tiempo necesario para desarrollar la protección inducida por la vacuna en lechones recién destetados requiere de la administración de la vacuna en la etapa neonatal temprana. Por ejemplo, la protección contra la enfermedad de los edemas requiere pinchar a los 4 días de edad para generar anticuerpos contra la shigatoxina Stx2e, antes de la exposición postdestete.

Artículos relacionados

Enfermedades por E. coli

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

juanma12-ene-2015 (hace 1 años 10 meses 21 días)

me parece un articulo muy interesante puesto que alluda a controlar la colibacilosis postdestete que es un problema que si no se actua a tiempo causa muchas bajas en la granja

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags