Enfoque práctico de las diarreas en lactación y transición: control ambiental, manejo y desinfección

Los problemas digestivos observados en maternidad predisponen ampliamente a las diarreas después del destete

Lunes 19 diciembre 2005 (hace 10 años 11 meses 14 días)

A veces, bien porque se trata directamente de la causa o bien por conocer los factores que empeoran o predisponen a un problema digestivo, conviene revisar de forma completa el ambiente en el que viven los lechones.

En este artículo se intentará enumerar de la forma más exhaustiva y sintética posibles los puntos críticos que deben observarse para las patologías neonatales y post-destete.

1- Factores de riesgo relacionados con el alojamiento y el ambiente

El nivel de confort de los lechones en el momento del nacimiento y durante las horas posteriores es muy importante ya que condicionará la calidad de la toma de calostro garantizando una inmunidad óptima. El manejo de la ventilación en las maternidades es primordial y debe asegurar tanto una temperatura ambiente óptima para el confort de las cerdas (18°C) como para los nidos de los lechones (30 a 32°C). Es también muy importante que durante el nacimiento el lechón no se enfríe demasiado rápido y esto puede evitarse mediante la utilización de polvos secantes antisépticos, lámparas de infrarrojos o alfombras colocadas detrás de la cerda.

Durante la fase post-destete existen varias características de las alojamientos que pueden favorecer la aparición de diarreas como por ejemplo el tamaño de las salas, la densidad, la calidad del aire o la potencia de calefacción (figura 1).

2- Factores de riesgo relacionados con la alimentación

Debe controlarse la calidad del alimento (presencia de micotoxinas, nivel de proteínas…) y el racionamiento de la dieta de las cerdas en gestación y lactación. El estado de las cerdas a la entrada en maternidad, tanto si es excesivo como insuficiente, puede predisponer al riesgo de diarrea neonatal. Una alimentación sólida o líquida inadecuada (en términos de cantidad o calidad) aumentará el riesgo de congestión mamaria e hipogalactia.

En la fase post-destete el respeto de las normas zootécnicas es indispensable para el mantenimiento de la integridad digestiva. El nivel de ingesta sólida (y líquida) durante la semana anterior y posterior al destete debe ser lo más alta posible (tabla 1) ya que condicionará los rendimientos técnicos (tabla 2).

Tabla 1 : Factores de riesgo relacionados con desórdenes digestivos en post-destete: factores relacionados con los alojamientos, ambiente, alimentación y manejo (Madec et Verstegen, 2002)

Factor de riesgo Relación con la patología
Cantidad de alimento ingerido durante la semana anterior al destete < 470 g Factor de riesgo
Calidad del aire satisfactoria (NH3<10 ppm, CO2<0,15%, velocidad del aire <0,10 m/s) Factor protector
Temperatura < 28°C la semana tras el destete (destete a los 28 días) Factor de riesgo
Temperatura < 27°C la segunda semana tras el destete Factor de riesgo
Respeto de las normas sobre bebederos (1 punto de agua/13-15 animales) y comederos para alimentación sólida (8 cm de comedero/animal) Factor protector
Cantidad de alimento ingerido durante la semana posterior al destete > 1700 g Factor protector
Edad al destete > 28 d Factor protector
Peso al destete > 9 kg Factor protector
Número de camadas por corral > 4 Factor de riesgo
Número de lechones por corral < 13 Factor protector
Densidad < 3/m² Factor protector

Taba 2 : Influencia de la GMD durante la primera semana tras el destete sobre el crecimiento posterior de los cerdos (Tokach et al., 1997)

GMD durante la primera semana post-destete Peso 49 d Peso 77 d Peso 177 d Edad a 110 kg
<0 14,7 kg 30,1 kg 105,3 kg 183,3 j
0-150 g 16 kg 31,8 kg 108,1 kg 179,2 j
151-227 g 16,9 kg 32,5 kg 111,2 kg 175,2 j
>228 g 18,1 kg 34,7 kg 113,3 kg 173 j

3- Factores relacionados con los lechones y sus madres

En maternidad, un buen estado de salud de las madres (estado general, circulación viral de PRRS, adaptación de las primerizas) y un estricto programa vacunal (calidad y ritmo de las inyecciones) va a contribuir a limitar la incidencia de patologías neonatales debido al enriquecimiento del calostro en inmunoglobulinas y a la vitalidad de los lechones (tiempo transcurrido hasta la primera toma de calostro tras el nacimiento). Debe analizarse tanto el uso inadecuado de hormonas para desencadenar el parto como la intervención durante el parto.

Tanto el peso (>9 kg vs. <9 kg) como la edad al destete (>28 d vs. <28 d) son criterios de protección frente al riesgo de aparición de diarreas en destete.

4- Factores relacionados con el manejo de los lotes

La formación de los lotes es un punto importante para el buen manejo de los lechones.

En maternidad, se recomienda respetar una serie de normas como:

  • dejar un margen de 12-48 h tras el nacimiento para permitir una ingesta de calostro de la madre suficiente y la limitación de la mezcla de lechones de estatus muy diferentes.
  • realizar adopciones por paridad.
  • no mezclar lechones de bandas diferentes.

Tras el destete se ha observado que tanto la mezcla de más de 4 camadas en un mismo corral y como el número de lechones por corral son un factor de riesgo (tabla 1).

5- Factores relacionados con la higiene

Tanto en maternidad como en post-destete es importante el control de la higiene. Existen varios puntos que deben ser controlados regularmente como el material y los locales (limpieza de las alfombras para el parto, rascado cada dos días de las deyecciones detrás de las cerdas, limpiado de los corrales y pasillos hasta las fosas), el agua de bebida (calidad bacteriológica y tratamientos apropiados), la cerda (ducha antes de la entrada en maternidad).

Respecto a los locales, la realización de controles de desinfección ayuda a validar los procedimientos de limpieza.

Conclusión:

Es evidente que se hace difícil sintetizar en un artículo el conjunto de puntos críticos que deben estudiarse en caso de problemas digestivos en maternidad o en post-destete.

En cualquier caso, no debe olvidarse que ambas fases se encuentran estrechamente relacionadas y que los problemas digestivos observados en maternidad predisponen ampliamente a las diarreas después del destete (esquema 1). Ambas patologías deben abordarse generalmente en conjunto.

Esquema 1: Consecuencias clínicas de las diarreas neonatales (Wagner, 1999)
En lactación
(600 lechones)
Lechones con diarrea
(120, un 20%)
Lechones sin diarrea
(480, un 80 %)
En post-destete
Recaída de diarrea
(12 animales)
Sin recaída
(108 animales)
Diarrea
(48 animales)
Sin diarrea
(432 animales)
GMD en engorde 650 g 700 g 750 g 800 g
Cerdos vendidos 8 106 44 428
Mortalidad por clase 66% 2% 10% 1%

Diarreas en lactación y transición

Diagnóstico diferencial de las diarreas en lechones destetados07-dic-2005 hace 10 años 11 meses 26 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags