1 comentarios

Lee este artículo en:

Interacción entre PRRSv y Mycoplasma hyopneumoniae

Puesto que una gran mayoría de las explotaciones comerciales son endémicas a la infección por M. hyopneumoniae, las medidas de control del PRRS aplicadas deberían contemplar medidas de control frente a M. hyo.

Lunes 5 enero 2015 (hace 1 años 11 meses 5 días)

Artículo

Increased Production of Proinflammatory Cytokines following Infection with Porcine Reproductive and Respiratory Syndrome Virus and Mycoplasma hyopneumoniae. Roongroje Thanawongnuwech, Brad Thacker, Patrick Halbur, and Eileen L. Thacker. Clin Diagn Lab Immunol. Sep 2004; 11(5): 901–908. doi: 10.1128/CDLI.11.5.901-908.2004

 

Resumen del artículo

 

¿Qué se estudia?

La interacción entre PRRSv y M. hyopneumoniae en cerdos.

 

¿Cómo se estudia?

Se inocularon 70 lechones de 6 semanas de edad con placebo, M.hyo, PRRS o M.hyo+PRRS. Se realizaron evaluaciones clínicas y necropsias los días 10, 28 y 42. Se realizó un BAL para medir los niveles de citoquinas proinflamatorias. Además, se realizaron estudios in-vitro con cultivos celulares.

 

¿Cuáles son los resultados?

Los cerdos infectados con ambos patógenos tuvieron un porcentaje mayor de lesiones pulmonares, más patología clínica y una eliminación viral menor que los cerdos infectados con sólo uno de los dos patógenos.

PRRSv agravó la neumonía por micoplasma. Además, los cerdos con lesiones de neumonía por micoplasma tenían más neumonías víricas en comparación con los cerdos infectados sólo por PRRSv.

Los niveles de citoquinas proinflamatorias eran más elevados cuando estaban presentes ambos patógenos (in vivo e in vitro) que cuando sólo había uno.


Niveles de citoquinas proinflamatorias y lesiones pulmonares en cerdos infectados con M hyo y PRRSv

Gráfico 1. Niveles de citoquinas proinflamatorias y lesiones pulmonares en cerdos infectados
con M. hyo y PRRSv respecto a cerdos infectados sólo con PRRSv o M.hyo.

 

¿Qué conclusiones se extraen de este trabajo?

Tanto PRRSv como M.hyo tienen un gran efecto sobre la producción de citoquinas inflamatorias, que pueden favorecer la inducción de enfermedad y la persistencia de los organismos en el hospedador.

La enfermedad y las lesiones producidas son superiores que en las infecciones por un sólo patógeno.

 

Enric MarcoLa visión desde el campo por Enric Marco

La agresividad de las infecciones de PRRS a nivel de campo es amplia. Desde brotes que pasan desapercibidos a situaciones con cuadros respiratorios difíciles de controlar. Esta variación se explica generalmente por la variabilidad de cepas que existen y su diferente capacidad patógena. Sin embargo, en este artículo se evidencia la potenciación de la patogenia cuando el virus se combina con un patógeno pulmonar muy frecuente en nuestras explotaciones como es el M. hyopneumoniae. La combinación no sólo agrava la neumonía producida y en consecuencia la clínica, sino que puede incluso prolongar la duración de la viremia y en consecuencia la persistencia del virus.

Por lo tanto, y puesto que una gran mayoría de las explotaciones comerciales son endémicas a la infección por M. hyopneumoniae, las medidas de control del PRRS aplicadas deberían contemplar medidas de control frente a M. hyo. Estas medidas frente a M. hyo deben incluir un correcto plan de adaptación de la reposición en caso de proceder de explotaciones negativas (SPF). Por ello entendemos un correcto plan vacunal anterior al contacto con los animales de la explotación receptora, así como el control de la infección en toda la producción de lechones pues es ahí donde se producen las recirculaciones de PRRS. Las medidas de control en lechones pueden basarse bien en el uso de medicaciones o en la vacunación precoz. Las medicaciones se han venido usando durante muchos años con buenos resultados en el control del M. hyo pero con la aparición de las vacunas y los buenos resultados que con ellas se han conseguido, las medicaciones se han desplazado hacia un uso más puntual en infecciones agudas o como complemento a la vacunación en casos rebeldes. Los planes de vacunación más comunes contemplan la vacunación de los lechones bien durante la lactación o alrededor del destete ya sea con productos mono-dosis o bi-dosis.

Puesto que como demuestra el artículo, la infección combinada de ambos patógenos eleva la producción de ciertos productos de inflamación, podría ser una estrategia interesante el uso de tratamientos anti-inflamatorios asociados a los antibióticos en el momento de la expresión clínica. Los anti-inflamatorios ayudarían a mejorar la respuesta a los tratamientos antibióticos, disminuyendo la agresividad de la fase clínica, y acortando su duración.

Del laboratorio a la granja

Importancia del orden de la coinfección entre PRRSv y PCV221-ene-2015 hace 1 años 10 meses 19 días
Aspectos clínicos del PRRS: fases epidémica y endémica15-dic-2014 hace 1 años 11 meses 25 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

WILFREDO R. THEIS LARA12-ene-2015 (hace 1 años 10 meses 28 días)

Muy interesante trabajo y felicitaciones al Dr. Marco.
También hay que tomar en cuenta reducir los niveles de amoníaco y sulfuro generado por los purines y para ese factor hay biotecnologías que también colaboran a reducir la patogenia.

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags