Lee este artículo en:

Interacción entre PRRSv y coronavirus respiratorio o gripe

Enric Marco nos comenta que últimamente es relativamente común encontrar cebos que en su fase final presentan una sintomatología respiratoria que responde mal a los tratamientos antibióticos. En estos casos solemos pensar en el virus del PRRS, sin embargo es menos frecuente plantear la posibilidad de una infección viral mixta…

Jueves 19 marzo 2015 (hace 1 años 8 meses 20 días)
r.riquelme

Artículo

Dual infections of feeder pigs with porcine reproductive and respiratory syndrome virus followed by porcine respiratory coronavirus or swine influenza virus: a clinical and virological study. VanReeth K, Nauwynck H and Pensaert M (1996). Veterinary Microbiology 48: 325–335

 

Resumen del artículo

¿Qué se estudia?

Este estudio se llevó a cabo para determinar los efectos clínicos de una infección dual por PRRSv seguida por coronavirus respiratorio porcino (PRCV) o influenza (SIV). Otro objetivo era determinar si PRRSv interfiere con la replicación de PRCV o SIV.

 

¿Cómo se estudia?

Se asignaron 36 cerdos de 10 semanas de vida (seronegativos frente a PRRSv, SIV y PRCV) a 8 grupos: un grupo control, sólo-PRRSv, sólo-PRCV, sólo-SIV, PRRSv+PRCV y PRRSv+SIV (3 grupos).

Las infecciones secundarias (PRCV y SIV) se produjeron 3 días tras la infección con PRRSv.

Se monitorizó diariamente la fiebre, la taquipnea, la disnea y la tos. También se pesaron diariamente y se les tomaron muestras de sangre e hisopos nasales.

 

¿Cuáles son los resultados?

Se detectó fiebre en los cerdos infectados por sólo-PRRSv (un día).

Los cerdos infectados por SIV sólo tenían fiebre un día y se observaron signos respiratorios esporádicos (cuando se les obligaba a moverse) y un incremento transitorio de la frecuencia respiratoria (65/min). Sin embargo, cuando se produce una coinfección con PRRSv, el primer grupo de cerdos PRRSv-SIV mostraron una fiebre más alta durante 10 días con picos de 41,4ºC. Estaban muy afectados y deprimidos y presentaban una severa anorexia. Estos cerdos presentaban una patología respiratoria notable entre los 4 y los 10 días tras la coinfección.

Los otros dos grupos de PRRSv+SIV tuvieron una afectación más moderada en comparación del primer grupo.

Sin embargo, la GMD de los 3 grupos estuvo afectada al compararla con los grupos control, sólo-PRRSv y sólo-SIV.

PRCV no produjo ninguna respuesta. Sin embargo, cuando los cerdos estaban infectados previamente con PRRSv, la inoculación con PRCV producía fiebre durante 9 días y los cerdos desarrollaron fiebre y enfermedad respiratoria.

La excreción del PRCV fue parecida independientemente del estatus frente a PRRSv y la excreción de SIV en el grupoPRRSv+SIV se retrasó 2 días.

 

¿Qué conclusiones se extraen de este trabajo?

Este estudio confirma la hipótesis que los efectos clínicos de una infección por PRRSv pueden ser exacerbados cuando se produce una infección concurrente con otros virus respiratorios comunes. Además esto muestra que PRRSv puede agravar los efectos leves de otros patógenos respiratorios.

 

Enric MarcoLa visión desde el campo por Enric Marco

Últimamente es relativamente común encontrase con cebos que en su fase final presentan una sintomatología respiratoria que responde mal a los tratamientos antibióticos. En este tipo de situaciones casi siempre se nos ocurre pensar en la presencia de un proceso viral complicado con infecciones bacterianas secundarias. De hecho, de requerir un análisis de laboratorio para saber cuál es el virus que está implicado, la demanda está clara: ¿está el virus del PRRS?. Sin embargo, es menos frecuente plantear la posibilidad de una infección viral mixta como las que presenta el estudio.

El trabajo demuestra que la combinación del virus PRRS con otros virus de tropismo respiratorio resulta en una mayor gravedad clínica. Pensar en que el virus influenza pueda estar presente en ciertos procesos complicados de PRRS es una posibilidad que se contempla con relativa frecuencia, pero alguien piensa en el coronavirus respiratorio porcino? Hace años que sabemos que es un agente patógeno habitual en las explotaciones y de hecho, es el que nos explica por qué en Europa no sufrimos brotes de gastroenteritis transmisible, no obstante nadie se acuerda de él cuando nos enfrentamos a una sintomatología respiratoria. ¿Podría explicarnos algunos de los procesos respiratorios que observamos al final del cebo? Eliminar el virus PRRS de una explotación no es fácil, pero lo es eliminar la influenza o el coronavirus respiratorio?

Tendemos a olvidarnos de lo importante que resulta la correcta aplicación de un manejo por lotes, con una buena práctica del principio del TD-TF. No es nada nuevo, tenemos datos ya antiguos que nos demuestran que el uso de este tipo de técnicas funciona (ver cuadro). Sin embargo, en granjas donde coincide más de un lote de producción (es decir, siempre que no tengamos un sistema de múltiples fases estricto) podemos pensar que practicamos un sistema TD-TF cuando realmente no es así. Cada día entramos en todas las naves, saltamos dentro de los corrales, usamos las mismas escobas en las distintas salas y por si eso fuese poco repasamos los animales enfermos cada día sin cambiar de jeringa, y aún peor, sin cambiar la aguja. Es con este tipo de prácticas que las enfermedades se convierten en endémicas, especialmente las de origen vírico.

  TD-TF Contínuo
Mortalidad (%) 1,8 3,4
GMD (g/día) 548 512
Índice de conversión 3,84 4,1

 

En Holanda se empieza aplicar de un modo bastante estricto lo que ellos denominan la bioseguridad interna, en otras palabras evitar el contagio de un lote al siguiente, y el modo de conseguirlo es fácil: basta con que manejemos cada lote como si se tratara de una explotación distinta: botas únicas para cada lote, lavado de manos o uso de guantes entre lotes y material específico para cada uno de ellos. En cuanto a las rutinas diarias, estas se realizarán siempre de menor a mayor edad. Si tenemos un pasillo común a todas las salas, en el momento de las cargas de los más grandes, las ventanas de los demás departamentos deberían permanecer cerradas para evitar que los aerosoles generados por los cerdos que se van, puedan penetrar en las salas. Sólo así se consigue que infecciones como la influenza, el coronavirus respiratorio o incluso el PRRS desaparezcan, o al menos cambien de patrón impidiéndose infecciones mixtas.

En producción comercial no buscamos la sanidad perfecta, pero si el poder gestionar la situación sin que el coste llegue a comprometer la rentabilidad.

Del laboratorio a la granja

Interacción entre PRRSv y Streptococcus suis10-mar-2015 hace 1 años 8 meses 29 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags