Lee este artículo en:

Efecto de la infección por PCV2 sobre la reproducción: enfermedad, transmisión vertical, diagnóstico y vacunación

Muy posiblemente el estado inmunitario de las granjas respecto del PCV2 ha cambiado respecto al que tenían antes de que las vacunaciones de lechones fuesen masivas.

Jueves 18 febrero 2016 (hace 9 meses 17 días)

Artículo

Effect of porcine circovirus type 2 (PCV2) infection on reproduction: disease, vertical transmission, diagnostics and vaccination. DM Madson and T Opriessnig. Animal Health Research Reviews 12(1); 47–65. doi:10.1017/S1466252311000053

 

¿Qué se estudia?

El objetivo de este artículo es ofrecer una visión general de los efectos de la infección por PCV2 sobre las cerdas incluyendo la transmisión vertical, signos clínicos, lesiones, diagnóstico y control vacunal.

Los autores resumen el conocimiento actual sobre las infecciones por PCV2 en cerdas y proporcionan un sistema de clasificación que diferencia entre el fallo reproductivo clínico asociado a PCV2 y las infecciones subclínicas de los fetos dentro del útero.

 

¿Cuáles son los resultados?

La presentación clínica del fallo reproductivo asociado a PCV2 es variable y depende del tiempo de infección durante la gestación y del estado inmune de la cerda. Los signos clínicos más destacables de la infección intrauterina por PCV2 son los lechones momificados y los nacidos muertos. Los abortos debidos a PCV2 son raros y muy probablemente debidos a enfermedad sistémica de la cerda. El fallo reproductivo debido a PCV2 aparece sobretodo en primerizas, por ejemplo en granjas nuevas.

Effects of PCV2 in utero infection

La infección subclínica es mucho más frecuente e independiente del número de parto de la cerda. En este caso la cerda y los lechones no muestran unos signos clínicos claros, aunque el rendimiento reproductivo de la granja puede verse afectado por un aumento de las repeticiones, una tasa de partos reducida, un aumento de los nacidos débiles, etc

 

¿Qué conclusiones se extraen de este trabajo?

La infección por PCV2 debe ser considerada dentro del diagnóstico diferencial de fallo reproductivo en cerdas y también en casos de un rendimiento reproductivo subóptimo de la explotación. Para el diagnóstico de fallo reproductivo asociado a PCV2 deben cumplirse los siguientes criterios: signos clínicos (fetos momificados, lechones nacidos muertos o nacidos débiles, etc.), lesiones microscópicas en los tejidos fetales (corazón o tejido linfoide) y detección del antígeno frente a ADN de PCV2 en el tejido fetal. Para aumentar la posibilidad de detección de PCV2 en camadas afectadas hay que enviar 4 - 6 lechones momificados, nacidos muertos o débiles para su análisis. Las infecciones uterinas subclínicas pueden identificarse mediante muestras de suero de los lechones antes de mamar, donde se intenta detectar ADN (PCR) o anticuerpos (ELISA, IFA) de PCV2.

La vacunación de las cerdas frente a PCV2 puede aumentar el rendimiento reproductivo y reducir las infecciones intrauterinas de los fetos. Para prevenir la infección intrauterina deben vacunarse las cerdas antes de la cubrición o tras el destete.

 

Enric MarcoLa visión desde el campo por Enric Marco

Cuando pensamos en problemas reproductivos nos imaginamos problemas de abortos o graves situaciones de infertilidad. No obstante, pocas veces pensamos que un ligero aumento de momificados o de nacidos muertos pueda estar relacionado con una causa infecciosa. En el caso de las infecciones por PCV2, hace tiempo que sabemos que el virus puede afectar a hembras gestantes pero, quizás porque los efectos que produce la infección son poco visibles o poco frecuentes, la vacunación en cerdas reproductoras no es una práctica habitual. Es cierto que cada vez hay más explotaciones que vacunan las cerdas de reemplazo simplemente porque no se quiere correr el riesgo de introducir cerdas negativas al sistema susceptibles de infectarse durante la gestación. Como la vacunación en lechones da tan buenos resultados, hay siempre el riesgo de generar lotes de primerizas negativas.

Muy posiblemente el estado inmunitario de las granjas respecto del PCV2 ha cambiado respecto al que tenían antes de que las vacunaciones de lechones fuesen masivas. Es posible que nos llevásemos alguna sorpresa, ¡Especialmente donde no se inmunizan las primerizas!

Todas las infecciones intra-uterinas que se producen en estados avanzados de gestación podrían afectar al miocardio de los fetos produciendo miocarditis. Éste es el caso de las infecciones intrauterinas por PPV, PRRS y también del PCV2, como se comenta en el artículo. Las miocarditis, cuando son leves, podrían no causar la muerte inmediata de los animales, sino que resultarían limitantes para vida cuando la demanda de oxígeno de los animales aumentase. En otras palabras, los afectados podrían morir en fases donde el crecimiento sea elevado (por ejemplo: fases finales del destete o inicio de cebo). En los últimos años, hemos visto como un pequeño porcentaje de las explotaciones, aún vacunando los lechones, todavía tienen clínica sugestiva de una infección por PCV2 y en algunos casos se han observado lesiones de miocarditis en el corazón de alguno de los afectados. ¿Podrían ser debidas a una infección intrauterina? ¿Podría la vacunación de las cerdas reproductoras limitar la aparición de algunos de estos casos?

Del laboratorio a la granja

Cómo funcionan las vacunas de PCV219-ene-2016 hace 10 meses 16 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags