3 comentarios

Lee este artículo en:

Cómo afectan al lechón los antiinflamatorios administrados a las cerdas

Enric Marco valora un estudio sobre el uso de antiinflamatorios en las cerdas durantre el parto para intentar reducir la mortalidad e incrementar el peso de los lechones al destete.

Martes 16 agosto 2016 (hace 3 meses 18 días)
to-si-du

Artículo

E Mainau, D Temple, X Manteca. Experimental study on the effect of oral meloxicam administration in sows on pre-weaning mortality and growth and immunoglobulin G transfer to piglets. Preventive Veterinary Medicine 126 (2016) 48–53

 

¿Qué se estudia?

En él se investiga el efecto del uso oral del meloxicam en cerdas durante el periparto. El objetivo principal era investigar el efecto sobre la transferencia de IgG a los lechones, y la mortalidad y el rendimiento de los lechones.

 

¿Cómo se estudia?

Se asignaron 30 cerdas multíparas a un grupo tratado con meloxicam o con placebo. Los tratamientos se aplicaron inmediatamente después del inicio del parto y se evaluó el número de nacidos vivos, el número de nacidos muertos y momificados y el número de destetados. Durante la lactación, se registró el número de tratamientos por cerda y la mortalidad en lechones. Se pesó a los lechones al nacimiento y al destete y se calculó la ganancia media diaria (GMD). Se tomaron muestras de sangre a 4 lechones de cada cerda a los 1, 2 y 20 días de edad, para analizar las IgG.

 

¿Cuáles son los resultados?

El meloxicam oral administrado al inicio del parto comportó lechones significativamente más pesados al destete y una GMD mejorada. Los lechones nacidos de cerdas tratadas con meloxicam oral ganaron, de promedio, 19 g/d más hasta el destete. Los niveles de IgG en lechones de cerdas tratadas con meloxicam fueron significativamente más elevados en los días 1 y 2 de vida, en comparación con los de lechones de cerdas tratadas con placebo. No hubo efecto significativo en la mortalidad pre-destete.

 

¿Qué conclusiones se extraen de este trabajo?

Los traumatismos y la inflamación asociados con el parto y la distocia tienen un impacto negativo sobre la salud, el bienestar y el rendimiento de los animales de producción. Una ingesta precoz y suficiente de inmunoglobulinas es un factor crucial para el crecimiento y la supervivencia, ya que los lechones neonatos casi no tienen reservas corporales. La estructura de la placenta de la cerda imposibilita la transferencia de anticuerpos antes del parto. La protección materna incluye inmunidad humoral sistémica, principalmente por las IgG transferidas durante los primeras 36 horas de vida.

Aunque es bien conocido que el meloxicam oral tiene un beneficio en las cerdas al reducir la septicemia y la toxemia puerperal (síndrome de Mastitis-Metritis-Agalaxia, MMA), el efecto indirecto sobre los lechones no estaba claro.

Este estudio demuestra claramente que la administración oral de meloxicam alrededor del parto comportaba unos niveles significativamente más elevados de IgG en los lechones durante las primeras 48 horas de vida, lo que permitía un mejor crecimiento hasta el destete. Los resultados pueden explicarse debido a que la reducción de la inflamación y el dolor en las cerdas tratadas con meloxicam podría influenciar positivamente su comportamiento maternal, lo que a su vez implica una toma de calostro mejor. Tanto la cantidad como la calidad del calostro son cruciales para el posterior desarrollo del cerdo en términos de inmunidad y condición corporal.

 

Enric MarcoLa visión desde el campo por Enric Marco

La mejora genética ha permitido incrementar el número de lechones nacidos de modo impresionante. Camadas con más de 15 lechones nacidos vivos empiezan a ser normales en bastantes explotaciones. Pero la mejora no ha llegado sola, también se han incrementado las mortalidades pre-destete y se han reducido los pesos al destete. Esto ha provocado el interés común por intentar reducir la mortalidad e incrementar el peso de los lechones al destete, y es por ello que se han estudiado todo tipo de estrategias para conseguirlo. El uso de antiinflamatorios en las cerdas al momento del parto o posteriormente a él es una de ellas. Con su uso se pretende mejorar la condición de la cerda, a la vez que mejorar el arranque en producción de leche y es lo que muchos de estos trabajos han confirmado.

Realizar estudios de este tipo no es fácil y menos cuando lo que se pretende es detectar diferencias en la mortalidad pre-destete. Curiosamente, cuando se llevan a cabo este tipo de estudios, las mortalidades siempre se reducen (tanto en el grupo tratamiento como en el control) posiblemente por la mejor atención que la propia prueba genera, y especialmente cuando los trabajos se realizan con un tamaño muestral reducido, como es el caso, de ahí que no sorprende que no se hayan podido encontrar diferencias entre los grupos.

Pero lo que me ha sorprendido del artículo es que los lechones del grupo tratado tuviesen una mayor concentración de IgGs que los controles, especialmente el primer día. Cabe especular que sea derivado de una mayor facilidad para poder mamar de su madre y, en consecuencia, poder ingerir una mayor cantidad de defensas. Seguramente, tratar a las cerdas al inicio del parto (se trataban después de que hubiesen parido el segundo lechón) haya sido crucial para conseguir esta mejora. Esta es quizás la diferencia más notable entre el presente trabajo y otros anteriores donde las cerdas se trataban una vez que finalizaba el parto.

Sería interesante seguir investigando para saber si esta mejora se consigue también cuando el tratamiento es más tardío y para saber si este tratamiento precoz posee algún efecto sobre la inmunidad celular adquirida por el lechón. Los lechones no sólo toman de su madre inmunidad humoral (IgG) sino también celular. Los lechones sólo son capaces de absorber células maternas durante las primeras horas post-parto, por lo que la rapidez en la toma de calostro marca la diferencia. La inmunidad celular adquirida de la madre es imprescindible para que los lechones desarrollen una potente inmunidad activa frente a numerosas bacterias (y entre ellas, todas las conocidas como colonizadores precoces) por lo que de realizarse un nuevo estudio sería fantástico poder conocer cuáles son las consecuencias del mismo en la fase de post-destete, pues es ahí cuando se pueden apreciar las consecuencias de haber realizado, o no, una rápida y correcta toma de calostro.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Axelia16-ago-2016 (hace 3 meses 18 días)

Hola. En este articulo hablais del antiinflamatorio pero mi pregunta es si tambien seria mejor tratar con el antibiotico a los casos que sabes que necesitaran de el antes del parto (al inicio del primer o segundo lechon) que despues como hemos estado haciendo siempre.

Brigido Arevalo18-ago-2016 (hace 3 meses 16 días)

En m i experiencia el uso de antiinflamatorios no esteroidales a tenido un buen resultado en el mejor comportamiento de las madres al criar a los lechones sin embargo loas ganancias de peso son significativas y en algunos cazos no hay diferencias, lo que les comento es de mi experiencia de trabajo en campo.
saludos.

Javier 18-ago-2016 (hace 3 meses 16 días)

Existe alguna diferencia, si el meloxican se aplica inyectado?

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags