Uso de los diagramas de productividad en el análisis de la información

La mayor parte de las decisiones que tomamos implican algún grado de incertidumbre en su resultado. En producción porcina en particular es conocida la influencia de un elevado número de factores.

Introducción

La mayor parte de las decisiones que tomamos implican algún grado de incertidumbre en su resultado. En producción porcina en particular es conocida la influencia de un elevado número de factores. Para poder actuar de forma efectiva debemos conocer y ponderar la influencia de cada uno de los mismos en los resultados de la granja, tanto desde un punto de vista biológico como financiero. En caso de no acertar con estos factores corremos el riesgo de tomar decisiones poco acertadas que pueden afectar a los resultados de la granja.

Tradicionalmente, la productividad de una granja se ha evaluado con parámetros como los lechones nacidos o destetados por cerda y año (NCA y DCA respectivamente). Los continuos cambios en la producción porcina y la necesidad de ser competitivos van incorporando otras medidas de producción, como los lechones destetados por plaza de partos y año o los Kg. de carne producidos por hembra y año, de forma que no sólo se valora que una granja sea altamente productiva sino que también sea rentable.



Diagramas de productividad

Los diagramas de productividad son una herramienta que puede ayudarnos a conocer las distintas variables que influyen en el rendimiento de una granja y a estimar adecuadamente el peso y la influencia de cada una de ellas, permitiéndonos una mejor toma de decisiones. Son una representación gráfica de la relación entre las distintas variables y proporcionan una guía para analizar las áreas problemáticas. Entender estas relaciones nos permite separar el problema en sus componentes sin perder el contexto global.

Existe una relación matemática entre las variables del diagrama. Para conseguir un análisis objetivo de la producción deben usarse conceptos estadísticos o de probabilidad. Estimaciones típicas como "bastante" o "muy poco" pueden ser reemplazadas por afirmaciones numéricas tales como "en un 80% de los casos".



Utilización de los diagramas de productividad

En el diagrama de productividad del gráfico 1 podemos ver el desglose del parámetro Lechones destetados / cerda cubierta / año (DCA) en sus distintos componentes. Según descendemos niveles en el diagrama, los parámetros van perdiendo influencia con respecto al primer nivel. Por ejemplo, si en una explotación el resultado para Camadas / cerda cubierta / año (CCA) está por debajo del objetivo, obtendremos mejores resultados si incidimos sobre los días no productivos que si incidimos sobre la tasa de partos.

Así, el número de CCA está localizado en la parte superior del diagrama está positivamente correlacionado (r = 0.83 ) con el número de DCA, siendo por tanto un factor de gran influencia.

Gráfico 1. Diagrama de productividad para Lechones Destetados/Cerda Cubierta/Año.

En la Tabla 1 se aplica una ecuación de regresión a partir de las relaciones entre las variables del diagrama de productividad para determinar cúal debe ser el cambio necesario en diferentes parámetros para conseguir 1 lechón más destetado por cerda y año.

Tabla 1. Influencia de varios parámetros sobre el número de lechones destetados / cerda presente / año (LDCA). (G.Dial et al, 1997).

Parámetro Media PigCHAMP Cambio para aumentar 1 LDCA
Días no productivos/cerda/año 29 -16,1 días
Duración de lactación 25 -7,5 días
Nac. Muertos y Momificados 0,8 -0,59 lechones
Nacidos Totales 11,0 + 0,56 lechones
Mortalidad Pre-Destete 1,38 -4,7%

 

Cuando analizamos la productividad a través de diagramas de productividad debemos considerar dos conceptos: la capacidad y la eficiencia.

1. La capacidad en una granja se define como la habilidad para lograr la mayor utilización posible de las instalaciones. En este caso lo importante no es producir por encima del 100% sino observar cuántas veces somos capaces de lograr los objetivos marcados en cuanto a número de partos, numero de destetados o número de vendidos sin que nos afecte negativamente a otros parámetros (problemas sanitarios por exceso de densidad o falta de desinfección, aumento de animales retrasados, etc.).

En términos generales podemos decir que la capacidad media para cualquiera de ellos fluctúa entre el 70 y el 80% con amplias variaciones. A medida que la producción aumenta gracias a un mejor aprovechamiento de la capacidad, los costes de producción disminuyen, debido a una reducción en algunos de los costes variables, como el coste del pienso de cerdas y laborales, que pasan a comportarse como costes fijos.

2. La eficiencia se define como el rendimiento que obtenemos de nuestras unidades productivas, en nuestro caso de las cerdas reproductoras.


El objetivo de la explotación debe ser destetar el máximo número de cerdas (utilizando la capacidad de las salas de parto al máximo) y que cada una de ellas destete el mayor número de lechones (que sean lo más eficientes posibles).

A continuación podemos ver detallado el diagrama de productividad para los lechones destetados por semana.

 

Gráfico 2. Lechones destetados / semana

 

De los dos factores que influyen sobre el número de lechones destetados por semana, la capacidad domina sobre la eficiencia. El número de cerdas destetadas por semana tiene mayor influencia que el resultado de lechones destetados por cerda. Del mismo modo, el número de cerdas cubiertas por semana es más importante que la tasa de partos.

De la misma manera que en ejemplo anterior, los parámetros que encontramos en un nivel inferior tienen menos influencia sobre el parámetro en estudio.



Resumen

  • Los diagramas de productividad son una buena técnica para conocer más en profundidad nuestro sistema productivo y las relaciones entre los distintos factores que afectan a la productividad global.
  • El conocimiento de estas relaciones y el peso específico de cada una de ellas nos ayuda a enfocar mejor nuestros esfuerzos haciendo nuestro trabajo más eficiente.
  • El análisis debe seguir una rutina, examinando las variables en orden descendente. A medida que las variables descienden en el diagrama de productividad pierden importancia relativa. Sin embargo, es más difícil valorar la importancia relativa de dos variables situadas en el mismo nivel del árbol de productividad.
  • Pero sea cual sea la forma en que midamos la productividad de una explotación, no olvidemos que es imprescindible tener implementado un sistema de gestión de la información que nos permita recoger, tratar y enviar la información a las personas adecuadas.

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags