El enemigo invisible: los Días No Productivos

Uno de los enemigos invisibles de mayor importancia son los días no productivos o DNP (que John Gadd denomina muy adecuadamente días perdidos), y que se definen como aquellos días en que la cerda no está ni gestando ni lactando.

Es frecuente que la atención a las granjas por parte de los técnicos pase por rutinas bastante definidas de manera tradicional. Por una parte, la atención se basa en los avisos sanitarios, relacionados con brotes agudos de ciertas patologías y por otra, en la monitorización de los resultados. Este segundo componente suele ser mucho más importante y mucho más rentable dentro de los resultados generales de la granja, aunque frecuentemente es menos agradecido y no se le reconoce, en toda su extensión, la importancia que tiene. Pero no son elementos llamativos, por lo que en muchas ocasiones no los incluimos en nuestra lista de prioridades.

Uno de los enemigos invisibles de mayor importancia son los días no productivos o DNP (que John Gadd denomina muy adecuadamente días perdidos), y que se definen como aquellos días en que la cerda no está ni gestando ni lactando. Se expresan habitualmente como DNP por cerda y año. Es muy importante conocer cuáles son sus componentes:

1. 1ª Cubrición – Concepción: Son los días que transcurren desde que una cerda se cubre por primera vez (en su vida o tras un destete), hasta que se queda preñada. Para entender bien este indicador hay que tener en cuenta que una cerda que queda preñada en la primera cubrición aporta ‘0’ días y la que falla, el numero de días transcurridos hasta que la cubrición resulta ser fértil. Por eso el objetivo habitual para este componente es de ‘3’ o ‘4’ DNP para nulíparas y cerdas respectivamente, como media para la granja.

2. 1ª Cubrición – Baja (matadero o muerte): En este intervalo aportan DNP las cerdas que se cubren por primera vez (en su vida o tras un destete) y que terminan dándose de baja sin llegar a parir.

3. Destete – Baja (muerte o matadero) en cerdas: Días transcurridos desde el destete de la cerda hasta su baja sin que se llegue a cubrir.

4. Destete - 1ª Cubrición en cerdas.

Estos son los 6 componentes (considerando que los dos primeros son aplicables tanto a nulíparas como a cerdas) más habituales, aunque también se pueden considerar otros dos, aplicables ambos a nulíparas.

5. Alta -1ª Cubrición:Son los días transcurridos desde que llega la nulípara a la granja hasta que se cubre.

6. Alta – Baja (muerte o matadero):Días transcurridos desde la entrada de la nulípara hasta su baja sin que se llegue a cubrir.

¿Y cuales son los DNP que podemos encontrar en una granja? En uno de los mejores trabajos recientes, Koketsu, en un estudio sobre 95 granjas, cita unos DNP totales de 57,9 d con una distribución para cada uno de estos intervalos como se presenta en el gráfico 1 :


El gráfico 2 nos muestra el % que aporta al total de NPD cada uno de estos componentes


Resulta interesante comprobar como el grueso de los días los aportan los perdidos por cerdas en el intervalo destete – 1ª cubrición y 1ª cubrición- baja, quedando en tercer lugar la causa que muchas veces se propone como más frecuente, los perdidos entre la 1ª cubrición y el fallo reproductivo. En el mismo trabajo, este autor compara los DNP entre las granjas de mayor producción (el 25 % mejor) y el resto, observando que éstas tienen un total de 21,1 DNP menos y que cinco de los seis componentes descritos anteriormente eran igualmente más bajos en las granjas mejores. En la tabla 1 se presentan las diferencias entre granjas de alta producción y normales para cada uno de los componentes, para nulíparas, para cerdas y para dos de los intervalos más importantes.

Tabla 1. Comparación de los DNP entre granjas de alta producción y normales
Componente Media total Granjas de alta producción Granjas normales
DNP 57,9
42,3
63,4
Nul 1ª C-Con* 5,69
3,37 6,52
Nul 1ª C – Baj* 4,83
2,76
5,57
Dest – Baj 4,00
3,20
4,27
Dest - 1ª Cub* 14,90
14,20
15,10
Cer 1ª C –Con* 11,50
6,92
13,10
Cer 1ª C – Baj* 17,00
11,90
18,80
Subgrupos
DNP nulíparas* 10,52
6,13
12,09
DNP cerdas* 47,33
36,21
51,30
DNP a baja* 25,82
17,89
28,65
DNP a concepción* 17,14
10,29
19,59
(*) Indica diferencias significativas (P<0,05) entre granjas de alta producción y normales

Existe también una correlación negativa entre los DNP y la edad de sacrificio de las cerdas, lo que significa que las mejores granjas presentan edades medias de desvieje más altas.

Como vemos los DNP resultan un excelente indicador no solo de la calidad de nuestra producción sino de su importancia económica (1 DNP se valora entre 1,5 y 3,8 € dependiendo de la fuente consultada) y es muy recomendable utilizarlos rutinariamente en la monitorización de los resultados de las granjas.

En próximos artículos continuaremos hablando de otros enemigos invisibles capaces de influir notablemente en nuestra producción.

Artículos relacionados

Datos productivos

Benchmarking, qué es y como usarlo27-sep-2006 hace 10 años 2 meses 9 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags