Lee este artículo en:

¿Mi trabajo importa? Yo introduzco y proceso datos

Son muchas las personas que trabajan diariamente introduciendo en los distintos programas de gestión los datos que se generan en las granjas, tanto trabajadores de granja como personal de administración en oficinas. Sin embargo, no todas estas personas saben que su trabajo es un pilar fundamental del posterior trabajo de técnicos y especialistas consultores de porcino. Es decir, la toma de decisiones se apoya en una base única: la recogida e introducción de datos.

Son muchas las personas que trabajan diariamente introduciendo en los distintos programas de gestión los datos que se generan en las granjas, tanto trabajadores de granja como personal de administración en oficinas. Sin embargo, no todas estas personas saben que su trabajo es un pilar fundamental del posterior trabajo de técnicos y especialistas consultores de porcino. Es decir, la toma de decisiones se apoya en una base única: la recogida e introducción de datos.

Tanto si la introducción de datos se hace de la forma tradicional (pasando los datos de papel al programa), como si se hace mediante el uso de dispositivos móviles (como PDAs, blackberrys o psion), encontramos un numeroso número de personas que dedican gran parte de su jornada laboral a esta tarea. Puesto que este trabajo puede llegar a ser tanto más frustrante cuanto menos se conozca el objetivo final, la comunicación fluida del personal de granja, técnicos o gerentes de cada explotación con la persona que introduce los datos es clave. Si existe dicha comunicación tendremos aseguradas varias cosas:

1. La primera y principal, puesto que vamos a hablar de calidad de vida, es que la persona que se sienta frente a un ordenador, o que recorre varias veces a la semana la granja con su dispositivo móvil, no caiga en la monotonía que podría provocar este tipo de trabajo tan mecánico, de forma que sienta que su trabajo es útil, que sirve de algo (más bien, de mucho) y que gracias a su trabajo los posteriores eslabones de la cadena de producción pueden desempeñar su labor.

2. La segunda, más importante desde el punto de vista técnico y menos desde el punto de vista humano, es asegurarse un correcto tratamiento de los datos ya que cuanta más información tenga esta persona, más fácil le resultará entender la gravedad de cometer algunos errores u omitir algunos datos.

Por supuesto el desarrollo de este trabajo le resultará más fácil a las personas que tienen conocimiento del sector. Sin embargo es habitual encontrar personas con formación administrativa que, además de dedicarse a tareas de esa índole, echan una mano con la introducción de los datos. Por esto, es fundamental asegurar una correcta formación, explicar desde un principio el tipo de manejo que se lleva a cabo en las granjas y, de este modo ir profundizando poco a poco hasta lograr una persona totalmente formada y con conocimiento y criterio suficientes.

Con no demasiado tiempo en este puesto, los responsables del tratamiento de los datos suelen adquirir una gran velocidad de forma que el tiempo que se dedica a la introducción de datos propiamente dicha disminuye, sin embargo no debe perderse calidad del trabajo. Quizás una manera de motivar al personal sea introducirle, en la medida en que sea posible, en la comprensión y análisis de los datos que allí se recogen de forma que, al igual que es conveniente explicar a los operarios de la gestación de forma rutinaria y con una frecuencia mensual cuáles han sido los resultados del último mes en cuanto a tasa de fertilidad, tasa de partos, intervalo destete- 1ª cubrición, etc, las personas que introducen datos deben ser capaces de entender la importancia de su trabajo y por qué es clave, por ejemplo, registrar las bajas de los lechones el día en que se producen y no todas el día del destete, o por qué es importante registrar la medida de grasa dorsal o separar los muertos de los momificados o anotar los diagnósticos de gestación, etc. Es decir, es muy conveniente hacerles partícipes o, al menos, explicarles de forma sencilla los resultados de los análisis realizados por técnicos y consultores para que valoren la importancia de su propio trabajo.

Puesto que la producción porcina se encuentra hoy en un momento difícil y se espera una reestructuración del sector, con una tendencia tanto a la modernización de las explotaciones como a la mayor especialización del personal de granja, es importante no olvidar que las personas que introducen datos también forman parte del equipo humano que día a día saca el negocio adelante.

En anteriores artículos ha quedado clara la necesidad de contar en las granjas con programas de gestión. En este artículo, sin embargo, queremos remarcar la importancia que tiene el trabajo de todas esas personas que diariamente mueven miles de datos y que no siempre ven reconocido su trabajo. Desde aquí queremos reconocer su trabajo y animarles a enriquecer su jornada laboral implicándose más aún en la comprensión de los beneficios del análisis de los datos que ellos mismos generan, ya que de hecho no sería posible sin su esfuerzo.

Artículos relacionados

Datos productivos

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags