1 comentarios

Programa Integrado Control de Plagas en las explotaciones porcinas: marco legal

El programa de control de plagas se puede externalizar a través de la contratación de una empresa o se puede desarrollar en la propia explotación para lo cual se requerirá un reponsable técnico y formación del personal.

El control de plagas en las explotaciones porcinas implica una enorme responsabilidad, no sólo para evitar pérdidas económicas y mejorar la productividad en la explotación, sino también para preservar la salud pública con alimentos seguros.

Las granjas porcinas mantienen unas condiciones óptimas de temperatura y humedad que impiden romper el ciclo estacional de los parásitos externos, como moscas y roedores, además de proporcionarles residuos, comida, cobijo y agua.

Si se utilizan todos los recursos disponibles por medio de procedimientos estandarizados, para prevenir y controlar estas plagas, se minimizan los peligros de su impacto en los procesos productivos. Se debe priorizar la implantación de medidas preventivas para limitar el uso irracional de biocidas, minimizando los riesgos para la salud pública y el impacto medioambiental asociado al uso de productos químicos, conforme a los principios establecidos por la OMS respecto al control integrado de plagas.

Al igual que se establecen protocolos zootécnico-sanitarios, se debe desarrollar un Programa Integrado de Control de Plagas para no cometer el error de controlarlas cuando se observa su presencia.

Todo ello viene contemplado en la Norma UNE 171210 de Buenas prácticas en los planes de desinfección, desinsectación y desratización, la cual establece procedimientos de actuación bajo la responsabilidad de un Director Técnico cualificado.

 

El responsable técnico

El programa de control Integrado de plagas puede ser desarrollado:

  1. Internamente, en la misma granja, donde un responsable técnico es necesario. Además el personal de la granja debe de capacitarse para disponer de formación y acreditaciones necesarias en el manejo de estas buenas prácticas. En estos casos, al tener presencia diaria y permanente, se dispone de mayor conocimiento de los puntos críticos de la explotación.
  2. Contratando a una empresa externa: la experiencia y la formación del responsable técnico y del aplicador profesional ofrece mayor garantía y constancia en el programa de revisiones, conocen de antemano los costes y aportan la documentación necesaria ante inspecciones sanitarias o auditorías.

 

En el artículo 5 del RD Decreto 830/2010, de 25 de junio pdf, establece la normativa reguladora de la capacitación para realizar tratamientos con biocidas y define que el responsable técnico del servicio biocida tendrá en consideración las estrategias del Control Integrado de Plagas y seguirá los principios de Buenas Prácticas en los planes de Desinfección, Desinsectación y Desratización descritos en la norma UNE 171210. Por lo tanto, dicha norma ya es contemplada en un Real decreto de obligado cumplimiento.

 

La figura del responsable técnico:

  • Controla el proceso de diagnóstico, programación de actuación y evaluación de actuaciones, de forma adecuada.
  • Asegura la máxima eficacia del tratamiento aplicado, minimizando el impacto ambiental y accidentes no deseados.

 

Fases de un Programa Integrado de Gestión de Plagas en la explotación porcina

Todas las fases deben ser reconocidas en un documento y firmadas por el responsable técnico y responsable de la instalación.

Diagnóstico de la situación Información previa Inspección Análisis de la situación

Diagnóstico de la situación Información previa Inspección Análisis de la situación

Diagnóstico de la situación Información previa Inspección Análisis de la situación

 

En la primera fase se debe hacer un análisis del entorno inmediato y de las instalaciones para ver si son correctas o no.

Diagnóstico de la situación Información previa Inspección Análisis de la situación
cuadro 1

 

Algunos ejemplos

  • Valla perimetral: ¿está en buen estado y tiene una altura mínima de 1, 70 m?, los accesos al exterior están cerrados?.
  • ¿Hay mallas en ventanas y aperturas?.
  • Comprobar si existe una correcta limpieza perimetral, ausencia de charcos o aguas retenidas, ausencia de maleza alrededor de las instalaciones, ausencia y buena gestión de basuras.
  • ¿El estado de las infraestructuras es correcto?: ausencia de elementos dañados, agujeros, etc.
  • Verificar los programas de limpieza.
  • Comprobar si hay pérdidas de pienso.
  • Hacer inspección de falsos techos, arquetas y conducciones.

Debemos tener un plano y/o diagrama de las instalaciones con los puntos de entrada al exterior y las conducciones, para poder determinar los puntos críticos de cada tipo de plaga.

Si hay indicios de plaga, ésta se debe identificar y cuantificar siempre que sea posible. También se debe conocer si se han realizado tratamientos previos, si existe un protocolo previo de actuación y su grado de seguimiento y control.

Una vez realizado el diagnóstico, éste debe ser reconocido en un documento, que será validado por el responsable técnico y el responsable de la instalación. Este documento debe contemplar el grado de cumplimiento de los requisitos estructurales, las medidas sanitarias, las medidas de control directo, etc. para determinar qué medidas correctoras serán necesarias.

Las medidas correctoras serán recogidas en otro documento o protocolo operativo. Entramos en el programa de actuación.

 

Diagnóstico de la situación Información previa Inspección Análisis de la situación

No se cumple el programa

Tener en cuenta en el protocolo operativo las medidas correctoras sobre:

Persona o personas responsables

Las medidas preventivas adoptadas:
(estructurales e higiénico- sanitarias)
son insuficientes o defectuosas

Las medidas activas de control directo no han funcionado o no se han aplicado bien

Por ello, debe realizarse un plan de actuación que se cumpla, donde figuren los puntos críticos de control, calendario y seguimiento de las actuaciones y evaluación de las mismas.

Se cumple el programa pero no ha funcionado

Nuevo programa de actuación, tomando las medidas correctoras a tener en cuenta según el diagnóstico de la situación, sobre

  1. Medidas preventivas (físicas, limpieza…)
  2. Medidas activas (cambio de tratamiento, tratamiento puntual necesario, etc
Elaborar un documento que incluya todas las medidas detalladas, tanto estructurales, medidas higiénicas y medidas de control directo, en:

 

Además, siempre que se utilicen biocidas en el programa de actuación DDD, se debe tener en cuenta la siguiente información:

 

Productos

Registros autorizados para uso en instalaciones ganaderas

Fichas técnicas y etiquetas de los productos con la forma de uso y aplicación

Fichas de seguridad

Ser consecuentes con los tiempos de actuación, así como los tiempos de seguridad

 

Aplicadores

Formación y capacitación del personal, interno o externo, para uso de productos biocidas según tipo de uso señalado en registro y etiqueta del producto.

 

Por último, se debe realizar la Evaluación, para garantizar su eficiencia. En caso de no ser positiva, volveríamos al punto 1.

Diagnóstico de la situación Información previa Inspección Análisis de la situación

Control de plagas

Aves - El vector global29-ene-2010 hace 6 años 10 meses 7 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Lenin Cabrejos V10-feb-2016 (hace 9 meses 26 días)

buenos dias, estamos buscando un curso de Control de Plagas & Roedores, On Line

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags