13. El concepto de estrés y su influencia sobre la productividad

Los factores estresantes pueden ser de tipo físico o psicológico ...
Estrés

Originalmente, el término estrés se utilizaba en física para describir la presión que se ejerce sobre los materiales. Esta idea fue muy útil para explicar el efecto que tienen algunos aspectos del ambiente sobre la fisiología de los seres vivos.

El concepto principal relacionado con el estrés es lo que se conoce como homeostasis, que es la tendencia que tienen los seres vivos a mantener constante su medio interno, es decir, a mantener un equilibrio. La temperatura corporal, la concentración de glucosa, y en general, todos los parámetros que pueden medirse en un ser vivo tienden a ser constantes (de aquí procede el término 'constantes vitales').

Este equilibrio al que se tiende es permanentemente agredido (presionado) por diferentes aspectos del ambiente que se conocen como factores estresantes o factores de estrés. Es decir, el estrés hace referencia a esa alteración que se produce en el equilibrio interno del organismo. De una manera más técnica, los cambios del organismo que son consecuencia de dichos factores se conocen como respuesta de estrés.

Los factores estresantes pueden ser de tipo físico, como serían unas temperaturas ambientales extremas, o la falta de agua o de alimento. Y pueden ser de tipo psicológico. Este último concepto indica que algunos factores de estrés lo son porque los individuos así los perciben, aunque en realidad no necesariamente provoquen un desequilibrio.
Los factores de estrés pueden ser de tipo físico y/o psicológico, y cuando aparecen simultáneamente provocan una respuesta mayor que cuando aparecen por separado.
Un ejemplo de esta idea es la percepción que los animales tienen de los humanos . Un cerdo que no ha visto nunca a un ser humano tendrá miedo de éste aunque no pretenda hacerle daño. En este caso, el miedo es el factor psicológico de estrés y está provocado por la presencia de un estímulo externo (el ser humano). Cuando los cerdos han sido bien socializados con las personas (es decir, se les ha acostumbrado a su presencia) aprenden que los seres humanos no tienen por qué ser un peligro para ellos y no son entonces factores de estrés. Es importante entender que cuando un criador (manipulador) no se relaciona adecuadamente con los animales, provoca que éstos generen una respuesta de estrés en su presencia y, posiblemente, en presencia de cualquier otro ser humano. En la Tabla 1 se presenta una relación de los factores de estrés reconocidos en la especie porcina.

La respuesta de estrés tiene una particularidad especialmente interesante e importante. Es lo que se conoce como carácter aditivo de la respuesta de estrés y hace referencia al hecho de que la respuesta de estrés generada es proporcional al número de factores de estrés simultáneos. Es decir, la respuesta de estrés será mayor y más grave cuanto más factores de estrés simultáneos se presenten. La importancia del carácter aditivo radica en el hecho de que en muchas ocasiones la producción animal conlleva varios factores de estrés simultáneos.

Todos los animales
Falta de agua / alimento
Mal manejo por parte de los cuidadores
Cerdos en crecimiento
Destete
Cambios de alojamiento
Cambios de alimentación
Densidad elevada de animales
Mezcla de grupos de animales que no han tenido contacto previo
Transporte
Madres / Reproductores
Restricción de conducta (alojamiento permanente en jaulas)
Estrés social
Tabla 1. Factores de estrés reconocidos en la especie porcina (los términos subrayados indican procesos complejos en los que aparecen varios factores de estrés simultáneamente).

Fisiología de la respuesta de estrés

Figura 2. Funciones que se ven modificadas por la respuesta de estrés (sobre cada una existe amplia bibliografía científica).
Sin querer entrar en detalles y en nombres técnicos, es importante entender que los cambios que se producen en la fisiología de los animales durante la respuesta de estrés afectan de forma importante a funciones básicas del organismo.

Crecimiento: el estrés supone un incremento del metabolismo por lo que el animal consume más energía. Al mismo tiempo, el estrés reduce el consumo de alimento. El resultado de estos dos efectos es que el estrés causa una disminución del crecimiento.

Reproducción: el estrés altera la liberación de las hormonas responsables del ciclo reproductivo y esto resulta en un intervalo entre el destete y la cubrición más largo, una menor fertilidad y una detección más difícil del celo. La reproducción depende de dos hormonas principalmente (LH y FSH) que regulan los ciclos reproductivos. Al alterarse dichos ciclos, se modifican parámetros como el intervalo entre celos (o entre destete y cubrición) o la duración de los mismos.

Sistema inmune (defensas del organismo): la respuesta de estrés genera una cadena de reacciones que, en una de sus vías, acaba provocando la liberación a la sangre de los glucocorticoides. Ésos, junto con otras sustancias, son directamente responsables de la disminución de las defensas del organismo, haciendo que los animales tengan más tendencia a padecer algunas enfermedades infecciosas.


Productividad

Los cerdos son más productivos cuanto mejor crecen (animales de engorde) o mejor se reproducen (animales reproductores). Todo ello con un mínimo coste, es decir, con el mejor índice de conversión y el mínimo gasto en tratamientos veterinarios. A partir de esta afirmación, y teniendo en cuenta la explicación anterior sobre la respuesta de estrés, la relación causa-efecto es directa: el estrés reduce la productividad de los animales.

Artículos relacionados

Comportamiento

14. ¿Qué significa “Bienestar Animal”?31-ago-2004 hace 12 años 3 meses 7 días
12. Necesidades de agua y diseño de bebederos en cebo27-jul-2004 hace 12 años 4 meses 11 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags