Lee este artículo en:

Enfermedades asociadas a PCV-2: análisis de los factores de riesgo

La eficacia de las vacunas frente a PCV2 se ha reducido de forma drástica por efecto de algunas prácticas de manejo como exceso de adopciones, mezclas de lechones después del destete o alojar lechones en grupos grandes.

Jueves 20 junio 2013 (hace 3 años 5 meses 19 días)

Importancia de la dinámica de infección del PCV2: la edad de la infección es determinante

Cada vez es más evidente que la dinámica de infección de la infección por PCV2 de cada granja está fuertemente relacionada con las probabilidades de sufrir enfermedades asociadas a PCV2 (PCVD). Los primeros estudios de casos que se realizaron en Francia (2000-2001) y España (2002-2003) mostraron una prevalencia más elevada de cerdos seropositivos a PCV2 a las 12-13 semanas de edad en granjas afectadas por PCVD. Esto sugiere que la infección por PCV2 se produce antes en granjas con PCVD. Otros estudios más detallados (longitudinales por lotes) llevados a cabo en granjas afectadas por PCVD confirmaron que cuanto antes se produzca la infección, mayor será el riesgo de desarrollar PCVD. La edad de la infección está fuertemente influenciada por la ingesta de anticuerpos maternos a través del calostro. La inmunidad maternal contra PCV2 puede proteger los lechones frente a PCVD y esta protección se ha visto que es dependiente de la titulación de anticuerpos. Además, los anticuerpos maternales reducen de forma significativa la transmisión del virus entre lechones del mismo corral lo que baja la probabilidad de una infección masiva durante las semanas siguientes al destete.

Lechones con PMWS y PDNS

Lechones afectados por PMWS y PDNS

Las coinfecciones como principal desencadenante de la patogenicidad de PCV2

En la literatura se han reportado un amplio número de infecciones concomitantes asociadas a PCVD. Sin embargo; PPV, PRRSV y Mycoplasma hyopneumoniae son los principales patógenos que han mostrado que potencian las lesiones asociadas a PCV2 e incrementan la incidencia de PCVD bajo condiciones de campo y experimentales. Los mecanismos no se conocen bien pero parece que todas estas coinfecciones puedan provocar un potenciamiento no específico del sistema inmune, favoreciendo la replicación del PCV2 en las células diana.

Además, el papel de la inmunoestimulación, combinada con la inoculación de PCV2, en la inducción de la enfermedad clínica ya fue demostrado en los años 2000. Investigaciones posteriores llevaron a sugerir que la inmuniestimulación potenciaba la replicación del PCV2, resultando en una activación masiva de algunas células, como macrófagos en los tejidos limfoides. Debido a la imposibilidad de inducir PCVD sólo con la infección por PCV2, junto con la presencia ubicua del virus en la población mundial, se ha especulado que las PCVD pueden estar desencadenadas por un agente desconocido (llamado a menudo el "agente X"). Sin embargo, todavía no se ha conseguido identificar este "agente X". Por tanto, el papel central del PCV2 en las PCVDs se mantiene intacto y el "agente X" puede considerarse como algún agente ya conocido y que no es siempre el mismo en las diferentes áreas geográficas.

Ganglios inguinales aumentados de tamaño

Hipertrofia de los ganglios linfáticos inguinales

Las condiciones de cría y manejo modifican significativamente el curso de la infección por PCV2 con implicaciones directas en el desenlace clínico

A partir de la aparición de PMWS y otras enfermedades relacionadas con PCV2 (PCVDs), varios estudios epidemiológicos han verificado que el manejo en granja, el alojamiento y las condidiones de cría están estrechamente ligados al riesgo de desarrollar PCVDs. Estos factores se clasifican en las siguientes categorías:

  1. Alojamiento: corrales grandes en transiciones, ausencia de separaciones sólidas entre corrales o una fossa de purín común entre varias naves de engorde han sido algunos de los factores de riesgo que se han detectado. Esto sugiere que estas condiciones favorecen la propagación del virus entre la población.
  2. Protocolos de vacunación: la vacunación de primerizas contra el PRRSV y el uso de vacunas separadas para PPV y Erysipelothrix rhusiopathiae se han identificado como factores de riesgo mientras que la vacunación de cerdas contra E. coli y rinitis atrófica ha resultado en una reducción del riesgo. No se ha determinado hasta el momento si estas asociaciones entre el riesgo de sufrir PCVD y los programas de vacunación han sido relaciones causales directas o más bien indicadores indirectos de la presencia de coinfecciones en la granja.
  3. Higiene y prácticas de manejo: periodos de vacío cortos en transiciones y salas de parto, mezcla intensiva de animales (adopciones y mezcla de lechones al entrar en las transiciones), destete precoz (<21 días), compra de primerizas, uso de verracos en la granja para preparación de dosis de semen y cerdas en malas condiciones (exceso de abscesos en el cuello por mala técnica de inyección, malos tratamientos contra ectoparásitos) han sido algunos de los factores de riesgo encontrados.
  4. Bioseguridad: disponer de duchas y que las visitas eviten el contacto con cerdos durante días antes de visitar la granja también han resultado en un menor riesgo de PCVD, mientras que la proximidad a otras granjas de cerdos es un factor de riesgo.

PCVD, factores de riesgo y sucesión de eventos

Es probable que estas condiciones de granja puedan ser el detonante para una replicación masiva de PCV2 directa e indirectamente. Por otro lado, recientemente se ha demostrado mediante modelización que la dinámica de PCV2 en granjas está fuertemente afectada por el manejo de la granja y las condiciones de cría.

Además, a pesar de disponer de varias vacunas eficaces en el campo frente a PCV2 las consecuencias de la infección siguen manifestándose, por lo que las buenas prácticas de manejo no deberían olvidarse ya que se ha demostrado que su eficacia se reduce drásticamente por efecto de algunas prácticas de manejo como exceso de adopciones, mezclas de lechones después del destete o alojar lechones en grupos grandes en las transiciones. Para algunas personas, las PCVDs eran de algún modo enfermedades provocadas por el hombre ya que el virus ya estaba presente en la población porcina décadas antes de que apareciera la enfermedad. Esto no debería olvidarse ya que a menudo la elevada eficacia de la vacunación provoca que se relajen las buenas prácticas de manejo en la granja.

Circovirus porcino (PCV2)

Fallo reproductivo causado por PCV219-jul-2013 hace 3 años 4 meses 20 días
Vacunas frente a PCV2: Eficacia y aplicación clínica24-may-2013 hace 3 años 6 meses 15 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags