Problema respiratorio de origen multifactorial

Se trata de una explotación de transición-engorde situada en una zona de Francia de fuerte densidad porcina.

Lunes 2 marzo 2009 (hace 7 años 9 meses 9 días)

Descripción de la explotación

Se trata de una explotación de transición-engorde situada en una zona de Francia de fuerte densidad porcina.

Cada 8 a 9 semanas entran en la explotación entre 160 a 260 lechones en función de la capacidad de las salas de engorde. En el momento de entrar los lechones tienen 4 semanas de vida (1 semana después del destete, pues se destetan a 21 días). Los animales proceden de una explotación de 400 madres situada a unos 50 km.

Las instalaciones son sobre slat y la ventilación es dinámica. Los edificios de post-destete se construyeron más tarde. La alimentación tanto de transición como de crecimiento-engorde se compra. En transición se da en forma seca y en engorde en forma de sopa. El agua es clorada.


Los lechones se vacunan al nacimiento contra Mycoplasma (doble dosis) y en el destete con una vacuna viva modificada contra el PRRS.
Las cerdas de la explotación de origen se vacunan contra parvovirosis, mal rojo, influenza, PRRS, rinitis y diarreas neonatales.

Durante el segundo semestre de 2005 la transición-engorde se contaminó con el virus del PRRS. Esto ocurrió tras incendiarse la transición y realizar varios movimientos de animales Por otro lado, en la explotación de origen apareció también, en diciembre de 2006, el PRRS sin poder identificar exactamente el origen de la contaminación. Sin embargo, tras un año de vacunación contra el virus la situación en la explotación de origen parece estabilizada si bien esta conclusión no puede formalizarse en su totalidad ya que el diagnóstico de estabilidad del PRRS fue, lamentablemente, parcial (sin PCR en las cerdas de reposición).

Aparición del caso

En enero de 2008 el ganadero, tras observar desde el otoño la presencia de tos en engorde con aparición entre las 16-18 semanas de vida, decide ponerse en contacto con el veterinario. Los síntomas son más o menos importantes (a veces parecido a gripe) pero sin mortalidad. Las pérdidas en engorde son del 3% y hay pocos decomisos en matadero.

Más que la gravedad de los síntomas, aquello que inquieta al ganadero es la duración y la dificultad de remitir los síntomas, ya que ni la oxitetraciclina ni la aspirina utilizadas en varias ocasiones han dado resultados satisfactorios.

Visita a la explotación

Transición

Los lechones presentan un buen estado de salud si bien en algunos animales se detecta diarrea líquida y algunas deyecciones blandas pero nada grave. El pienso de primera edad incluye 800 ppm de clortetraciclina, 120 ppm de colistina y oxibendazol. Durante los últimos 6 meses el índice medio de pérdidas se sitúa en el 2,6% debido a un lote de animales que se vio afectado por colibacilosis ya que normalmente este valor se encuentra alrededor del 1,5%, tal y como ocurre en el lote actual.

Engorde

En los cerdos de mayor edad hay presencia de tos crónica (lote de 260 animales) y se observan algunos animales con retraso del crecimiento mientras que en los cerdos más jóvenes, de 15 semanas de vida (lote de 160), no se observan síntomas particulares, a excepción de heterogeneidad en algunos corrales.

Estas observaciones concuerdan con las del ganadero, que ya observó como los problemas se iniciaban entre las 16 a 18 semanas.

Respecto al alojamiento, el ambiente en los corrales es pesado pero lo que más destaca es el reparto de 2 lotes entre las 3 salas. El lote de cerdos de 15 semanas ocupa la sala de en medio, entre las salas que albergan a los cerdos de 23 semanas y no existe una verdadera separación entre salas de forma que el manejo es prácticamente continuo. El ganadero no toma ninguna precaución en particular entre las salas. Sin embargo, reagrupa a los cerdos más afectados.

Con anterioridad el ganadero había pedido un control pulmonar en matadero y le informaron verbalmente de la existencia de lesiones de neumonía "clásica", o sea, sin abscesos ni necrosis.



Toma de muestras

El veterinario decide tomar muestras de sangre de 7 cerdos de 15 semanas de vida y 7 cerdos más de 23 semanas. Se pide al laboratorio que realice un análisis para Mycoplasma hyopneumoniae (Idexx) y virus de la gripe (LSI) ya que estas dos vías parecían compatibles con los síntomas observados. En este momento parece interesante también investigar sobre el PRRS pero los animales se encuentran vacunados. De todas formas, es un agente a tener en cuenta si pensamos en el histórico de la explotación.

Se decide también tomar muestras en el matadero en los próximos animales que vayan a ser sacrificados.

En espera de los resultados el veterinario propone que, en caso de brote de tos en los cerdos de 15 semanas de vida, se realice un tratamiento a base de tilosina.

Resultados de los análisis

Análisis serológicos

Edad
Influenza (LSI)
Mycoplasma hyopneumoniae (Idexx)
15 semanas
6 negativos
1 dudoso
6 negativos
1 positivo
23 semanas
7 positivos
6 positivos
1 dudoso


Los resultados muestran presencia de Mycoplasma e Influenza en los cerdos de 23 semanas.

Muestras pulmonares

Diez días después de la visita a la explotación se tomaron muestras de pulmones en matadero.



El análisis bacteriológico mostró presencia de Pasteurella multocida.

Aminósidos
Gentamicina (10 UI)
Sensible
Beta-lactámicos y Aminopenicilinas
Amoxicilina
Sensible
Beta-lactámicos de 3ª generación
Ceftiofur
Sensible
Varios
Tiamulina
Sensible
Tulatromicina
Sensible
Fluoroquinolonas
Marbofloxacina
Sensible
Enrofloxacina
Sensible
Macrólidos
Tilosina
Intermedio
Espiramicina
Intermedio
Tilmicosina
Sensible
Macrólidos Lincosamidas
Lincomycine
Sensible
Fenicoles
Florfenicol
Sensible
Quinolonas de 1ª generación
Flumequina
Sensible
Sulfamidas y asociación
Trimetoprim + sulfamidas
Sensible
Tetraciclinas
Doxicilina
Resistente
Tetraciclina
Resistente

El antibiograma muestra como el germen es resistente a la familia de las tetraciclinas y con resistencia intermedia para la tilosina, dos productos utilizados en la explotación.

Por el momento tenemos varios agentes que podrían ser los causantes de la patología respiratoria que afecta a esta explotación. Se decide enviar muestras para análisis histológico.



Resultados de la histología



Primer corte:
  • Neumonía catarral con alveolitis polimorfa extendida, rica en plasmocitos.
  • Inflamación perobronquiolar mononucleada tomando a veces un aspecto nodular.
Otros cortes:
  • Mismo aspecto con más nódulos linfoides, obstrucción de un bronquiolo por un fragmento de tejido vegetal.

Se concluye: lesiones favorables a presencia de neumonía enzoótica.



Diagnóstico

Patología respiratoria multifactorial con predominancia de lesiones micoplásmicas, en un marco de poco respeto por el cumplimiento de las normas de bioseguridad.

Medidas tomadas

Junto con el ganadero se decide trabajar sobre varios puntos:

  • Modificación del plan vacunal preventivo frente al Mycoplasma: inicialmente los lechones serán vacunados con vacuna monodosis a final del post-destete.
  • Modificación de la estabilización del hato frente al PRRS mediante vacunación masiva:
    • Eliminar esta fuente potencial de inmunosupresión y poder tener lechones sin vacunar.
    • Esto conlleva la obligación de mejorar la bioseguridad y el manejo de las salas (entrar menos cerdos de cara a no volver a estar obligado a tener un lote entre dos salas con cerdos de otro lote), lo que será positivo para luchar contra los patógenos.
  • Uso de trimetoprim-sulfa en intervención para combatir las sobreinfecciones bacterianas.
  • Respecto a la gripe, teniendo en cuenta que podría tratarse de un fenómeno puntual, se realizarán futuras investigaciones.

Hasta la fecha, la doble vacunación (vacuna viva modificada contra el PRRSV) de los lechones y cerdos de crecimiento-engorde se ha ido realizando sin reacción vacunal particular.

En relación con el tamaño de los lotes se decide separar la ala este de las otras dos de forma que en esta sala entraran un máximo de 130 cerdos mientras que las otras dos salas, albergadas sobre la misma fosa, entraran 156 y 125 cerdos.

La entrada de cerdos del lote grande se podrá realizar por otra puerta de forma que el circuito de animales y de personas permitirá respetar la marcha hacia adelante.

Comentarios

El caso trata de una patología respiratoria multifactorial con predominio de lesiones micoplásmicas en un marco de poco respeto de las normas de bioseguridad que apareció en una explotación de transición-engorde situada en una zona de Francia con elevada densidad porcina.

La explotación entra, cada 8 a 9 semanas, lechones de 4 semanas de vida en lotes de 260 o 160 animales. En engorde los animales se alojan en 3 salas, observando como un lote de animales jóvenes se encuentra alojado en una sala en medio de dos salas que albergan lotes de animales viejos, lo que conlleva que durante el manejo no se tomen precauciones especiales entre salas.

Aparición del caso

En principio se trata de un caso clásico bastante banal con una patología que evoluciona de forma leve y que no inquieta demasiado al ganadero, y para ser sinceros, tampoco al veterinario! Pero el aumento de la utilización de medicamentos y en consecuencia los costes y la presencia de animales más afectados que otros incitan al ganadero a ponerse en contacto con el veterinario.

Explotación

La estructura de los alojamientos es verdaderamente inadaptada para poder llevar un manejo riguroso. Este caso pone en tela de juicio las prácticas cuyo único objetivo son llenar al máximo las salas. Pero la toma de conciencia por parte del ganadero permitió estudiar otras posibilidades y entrar lotes de diferente tamaño. De todas formas queda por ver si la entrada de un lote de 130 animales en un post-destete sobredimensionado no planteará demasiados problemas. Quizás sea necesario estudiar una subdivisión.

Todo esto muestra que la utilización de alojamientos que no integran el tema sanitario son complicados de manejar. En este caso, además, el edificio es de reciente construcción.

¿Por qué ocuparse del PRRS?

Por las razones expuestas en el caso, no fue posible realizar un diagnóstico fiable del PRRS. En la medida en la que el ganadero hacía entrar sistemáticamente lechones vacunados, pareció lógico proponer una doble vacunación de masa para llegar rápidamente a poder entrar lechones no vacunados.

El objetivo es doble: mejorar el estatus sanitario de la explotación y eliminar totalmente la vacunación contra el PRRS de los lechones en la explotación de nacimiento. Es posible que la vacunación contra el PRRS y la de recuerdo contra Mycoplasma realizadas el mismo día hayan disminuido la eficacia de una u otra.

El primer lote no vacunado contra el PRRS será controlado mediante tomas de muestras de sangre de lechones identificados, cada 3 a 4 semanas, hasta el momento de su sacrificio.

El caso clínico del mundo

PMWS con presencia de Pasteurella y micotoxinas05-mar-2009 hace 7 años 9 meses 6 días
Problema de manejo en maternidad04-feb-2009 hace 7 años 10 meses 7 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags