1 comentarios

Lee este artículo en:

Medicaciones tempranas y enfermedad respiratoria en cebo

La bien intencionada estrategia de tratar a los lechones al nacimiento puede afectar de manera adversa a la colonización temprana de nasofaringe y tonsilas, haciendo que los cerdos sean más vulnerables a posibles infecciones respiratorias presentes en la granja.

Lunes 22 septiembre 2014 (hace 2 años 2 meses 17 días)
almarcos07mmxx1122CherryMAURICIO RJuan Hernandez

El presente caso describe un empeoramiento del status sanitario y el rendimiento de una granja de 500 cerdas de ciclo cerrado en producción intensiva, situada en Yorkshire, UK, como consecuencia de problemas en el destete que se mantienen de forma recurrente en los cerdos hasta el matadero.

La granja es antigua y dispone de un estado sanitario básico. Es positiva a Mycoplasma hyopneumoniae (M hyo), PRRS, PCV2, Haemophilus parasuis y Streptococcus suis. A raíz de antiguos problemas respiratorios, especialmente a principio del cebo, la granja había pasado de un sistema de producción semanal a una producción en bandas de 3 semanas hacía algunos años, con un objetivo de 69 partos cada 3 semanas. Los datos productivos de la granja se resumen de en la tabla 1.

Tabla 1. Datos de reproducción de 12 meses

Censo medio de cerdas 506
Número de partos 1194
Fertilidad 86,50%
Tasa de partos 2,36
Nacidos vivos por parto 12,3
Nacidos muertos por parto 0,7
Destetados por parto 11,05
Lechones destetados por cerda y año 26,1
Peso medio al destete 7,3kg
Edad media al destete 26 día
Porcentage de reposición 48%

Las primerizas se vacunan antes de la cubrición de mal rojo, parvovirus y PRRS, y todas las primerizas y cerdas reciben una dosis de recuerdo frente a mal rojo y PRRS antes del parto. Las primerizas, además, se vacunan frente a E. coli durante la gestación.

Las vacunas de lechones se limitan a M. hyo a los 7 días de vida y PCV2 a las 3 semanas de vida. Además, los lechones reciben aportes suplementarios de hierro vía inyectable y de toltrazuril vía oral a los 4 días.

Tradicionalmente la granja tenía “niveles altos” de problemas articulares en lechones lactantes durante las 2 primeras semanas de vida y debido a ello durante muchos años se estableció como práctica rutinaria la administración a los lechones al nacimiento de una inyección de 75 mg de amoxicilina de acción prolongada, en el momento del corte de colmillos (es decir 0,5 ml de amoxicilina al 15%, lo que representa aproximadamente 3 veces la dosis recomendada).

Los lechones se destetan en lotes de 3 semanas, con una media de 26 días de edad, a 3 salas de destete. Tradicionalmente el rango de edad de los cerdos al destete ha sido amplio debido al poco rigor en la cubrición de las cerdas, pero en los últimos 12 meses el rango de edad se ha ajustado a 23-29 días.

Al destete, los lechones reciben una dieta que contiene 3,1 kg/Tm de óxido de zinc durante 2 semanas para prevenir la diarrea post-destete, y 3 kg/Tm de trimetoprim/sulfadiazina de 2 a 4 semanas post-destete para prevenir un problema conocido de meningitis estreptocócica.

Inicialmente se solicitó asesoramiento por una baja productividad post-destete de los lechones en transición, pero el estudio apuntó que los problemas tenían efectos a largo plazo.

 

Estudio clínico

Se visitó la granja 11 días después del destete de los lechones. Históricamente los lechones comían bien durante la primera semana pero aproximadamente a los 10 días post-destete empezaban a “ir para atrás”.

La inspección clínica manifestó:

1) Tos generalizada y estornudos secos en las 3 salas de lechones destetados 11 días antes.

2) Muestreo de temperaturas rectales variable entre 39 - 40,5ºC

3) Los registros de la temperatura ambiental muestran variaciones de menos de 2ºC y el ambiente parece seco pero no contaminado. El comportamiento de los cerdos al tumbarse indica que los flujos de ventilación son correctos y no hay corrientes de aire significativas.

4) En las 3 salas, cada una de las cuales contiene 250 cerdos aproximadamente (separados en cada sala por pequeños, medianos y grandes en el momento del destete) se observa entre un 5 y un 15% de los cerdos peludos, abdomen con flancos hundidos y pérdida notoria de condición corporal. Varios de estos lechones muestran disnea y temperaturas rectales de 39 ºC a 40,5 ºC (figura 1).

weaned pigs: loss of condition and hollow abdomen

Fig 1. Lechones recién destetados en la transición con una evidente pérdida de condición y un abdomen hundido

5) El pienso administrado inmediatamente post-destete se consumió bien (promedio de 1 kg/cerdo durante 6 días), pero el esperado aumento de ingesta en la segunda semana post-destete no se produjo, como venía siendo normal en la granja.

6) Los cerdos destetados 3 semanas antes de la visita ya no tosían, pese a haber sido informados de que presentaron el mismo episodio de toses que el lote más reciente de destete, a los 10 días post-destete, por lo que fueron tratados con amoxicilina vía agua de bebida durante 5 días (20 mg/kg/día). Este tratamiento se aplicó cuando aparecieron los primeros signos de tos en el lote (que normalmente aparecían a los 8-10 días post-destete) y fue necesario aplicarlo en la mayoría de salas de destete. En la sala de destete con lechones destetados 32 días previos a la visita la mayoría de los cerdos tenían buen aspecto pero algunos estaban muy pálidos y sin posibilidad de recuperación, por lo que fueron eutanasiados.

7) Se aportan datos productivos del destete resumidos en la tabla 2.

Tabla 2. Datos de producción post-destete ccorrespondientes a un periodo de 12 meses

Edad al destete 26 días
Peso al destete 7,3 kg
Tiempo en transición 35 días
Peso a la salida de transición 18,5 kg
Ganancia media diaria 320 g/día
Mortalidad 2,70%

8) Los datos de cebo de la granja fueron facilitados como resultado del BPEX Pig Health Scheme (BPHS), programa en el cual se realizó la evaluación veterinaria de 50 cerdos por cada lote. El patrón tipo de lesión pulmonar por neumonía enzoótica se mantuvo de manera consistente por debajo de 2 (en el sistema de puntuación de 55) pero los niveles de pleuritis durante un periodo de 2 años se movieron en un rango de 8-24% de los cerdos, y en 0-12% de los cerdos de cada lote también se encontró pericarditis (ver figura 2).

pleuresy and pericarditis slaughter data
Figura. 2.Gráfico con el porcentaje de cerdos de engorde con pleuritis y pericarditis en trimestres consecutivos. La intervención se produjo en el trimestre 9; por lo tanto los cerdos sacrificados en los trimestres 11 & 12 representan los lotes del cambio (ver abajo)

9) El aspecto físico de los cerdos durante el cebo (18-41 kg) era bueno y lo mismo ocurría en las naves de engorde pero los lotes eran algo variables en peso. El sacrificio se producía alrededor de los 105 kg de peso vivo y el ritmo de crecimiento desde destete a sacrificio era de una media de 640 g/día.

Datos adicionales

Hallazgos de necropsia

3 cerdos retrasados destetados 32 días previos a la visita fueron eutanasiados y necropsiados juntamente con 3 de los más gravemente afectados por disnea del grupo de los afectados agudos.

Los 3 cerdos más viejos presentaban evidencia de poliserositis en grados variables. Todos tenían una pleuritis y pericarditis extensas y generalizadas y uno de ellos tenía también peritonitis. Los 3 lechones más jóvenes presentaban lesiones macroscópicas mínimas, solamente algunos acúmulos fibrinosos en la pleura.

pericardial filling and fibrinous tags over the livern in a weaned pig

Figura 3. Necropsia de un lechón de transición con el pericardio recubierto de fibrina y con marcas fibrinosas en el hígado.

 

chronic fibrous pleurisy in a weaned pig

Figura 4. Necropsia de un lechón de transición con un derrame pleural y marcas fibrinosas que pronto desencadenarán una pleuritis fibrosa crónica.

A pesar de que todos los cerdos recibieron un tratamiento antibiótico reciente, bien vía oral (amoxicilina en los lechones más jóvenes) o vía pienso (trimetoprim/sulfadiazina en el lote más viejo) se intentó un cultivo bacteriológico que solo reveló un aislado único de Streptococcus suis en uno de los lechones más viejos.

La histopatología de pulmones no mostró lesiones significativas y la PCR de PRRS resultó negativa.

 

Seroperfiles

Se tomaron muestras de sangre transversales en cerdos de diferentes grupos de edad y se observa que hubo cierta actividad vírica entre transición y cebo, es decir después de la aparición del problema clínico, pero se cree que no tuvo implicación en el proceso.

Table 3. Serología de PRRS (ELISA)

Edad Número de positivos
37 días 1/6
58 días 0/6
79 días 5/6
100 días 6/6

 

Muestreos históricos

Dieciocho meses antes de la visita la granja fue analizada para la posible realización de una prueba por parte de una compañía farmacéutica. Se tomaron hisopos nasales de 20 lechones al destete y, a pesar de que los resultados bacterianos detallados no están disponibles, se confirmó que habían sido aislados de manera variable Haemophilus parasuis, Streptococcus suis y Mycoplasma hyorhinis.

 

Interpretación

Pese a que no se pudo llegar a un diagnóstico bacteriano definitivo, la conclusión es que existía un desafío bacteriano alrededor de los 7-10 días post-destete que producía una poliserositis que afectaba de manera variable a los cerdos y que en algunos producía una pleuritis que se mantenía de manera persistente hasta el sacrificio. La respuesta al tratamiento era inefectiva como consecuencia de:

1) Tratamiento aplicado demasiado tarde;
2) Elección del antibiótico inadecuado;
3) Alteración de la microflora.

Se puso especial atención en el efecto potencial de las elevadas dosis de un antibiótico de amplio espectro administrado en el momento del nacimiento, y su efecto sobre la alteración del equilibrio normal de la microflora nasofaríngea que los cerdos tienen de nacimiento. El uso de antibióticos de amplio espectro al nacimiento es un factor reconocido de alteración a largo plazo de la microflora intestinal. La evidencia de un efecto similar sobre la microflora nasofaríngea es menos claro a pesar de que la colonización temprana con H.parasuis se conoce que afecta la susceptibilidad de padecer enfermedad de Glässer aguda en edades más avanzadas.

 

Consejos y respuestas

Tanto el responsable de la granja como el encargado de las maternidades mostraron una considerable reticencia en dejar de tratar a los lechones al nacimiento con amoxicilina, pero esto fue esencial para resolver los problemas de los lechones post-destete.

Desde que los tratamientos se pararon, el crecimiento de los lotes en transición ha mejorado hasta 348 g por día (en más de 10 lotes) y la mortalidad se ha reducido hasta 1-2%. Tampoco se han detectado niveles significativos de lesiones articulares en lechones jóvenes.

El encargado ha informado de muy pocos problemas respiratorios post-destete, y los problemas de palidez en los lechones casi han desaparecido. El uso de medicación soluble post-destete ha pasado de ser el manejo habitual a ser aplicada solamente en 3 de las 30 salas de destete de los últimos 10 lotes de cerdos.

El crecimiento hasta finalización también ha mejorado a pesar de que el aumento de los pesos a sacrificio ha dificultado la interpretación de estos datos.

En dos valoraciones de matadero independientes de cerdos sacrificados que no habían sido tratados al nacimiento no hay evidencias de pericarditis, y los niveles de pleuritis han sido del 6 y el 4%, respectivamente.

 

Conclusión

Los desafíos respiratorios post-destete de los lechones pueden ser complejos y pueden tener efectos de larga duración como pleuritis crónica y pericarditis. Este caso clínico demuestra que la bien intencionada estrategia de tratar a los lechones al nacimiento para prevenir un problema histórico en la granja puede afectar de manera adversa al proceso normal de colonización temprana de nasofaringe y tonsilas, haciendo más vulnerables a los cerdos debido a posibles infecciones por otros patógenos de la granja que pueden provocar daños más serios y consecuencias más graves. Para una buena salud intestinal de los lechones es esencial dejar que desarrollen una flora intestinal normal sin alteraciones; este caso sugiere que en algunas circunstancias el mismo principio puede ser igual de válido para la salud respiratoria.

El caso clínico del mundo

Rebrote de PEDv27-oct-2014 hace 2 años 1 meses 12 días
Intoxicación por micotoxinas18-jul-2014 hace 2 años 4 meses 21 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Juvenal Ribeiro01-oct-2014 (hace 2 años 2 meses 8 días)

Trabalho com A. Tec. em granjas por todo Brasil, Empresa Consuitec.
Gostei muito de la informe,por que aqui ocurre muio de esto em las granjas, (medicaçoes injetavel temprana em leitoes) primeiro a tres dias de vida, antibiotico.
vou avaliar melhor a situacion por diante, e efeito em creche e engorde.
parabens...
agradece- Juvenal

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags