Infección por Salmonella typhimurium

Los animales de una sala de engorde tosen (hecho totalmente inusual en esta granja), pero el sustituto no le ha dicho nada al respecto. En este grupo se encuentran dos animales muertos.

Miércoles 2 febrero 2005 (hace 11 años 10 meses 4 días)

Descripción de la explotación

Se trata de una explotación francesa de unas 90 reproductoras en ciclo cerrado en una zona con una densidad baja, al lado de una carretera local poco transitada.
Toda la granja está en un mismo edificio “bajo un mismo techo”.

Esta explotación está calificada como indemne de Aujeszky y está libre de PRRS. El nivel de manejo es más bien pobre, los propietarios se dedican a la granja a tiempo parcial, compaginando el trabajo en la granja con el trabajo en la agricultura.

Bioseguridad

Hasta julio del año 2000 la granja había sido un multiplicador por lo que el cuidante sigue siendo bastante estricto en el control de entrada de materiales y personas:

– Ducha de paso obligatorio y uso de ropa de la granja
– Silos fuera del perímetro de la granja
– Muelle de carga al final del engorde
– Los chóferes no entran nunca en la explotación
– Se hace autoreposición desde julio del año 2000. Sólo se compran verracos.

Estado sanitario

- Aujeszky: indemne
- Lawsonia intracellularis: episodios recurrentes de ileitis hemorrágica durante el engorde
- PMWS: hubo cuadros más o menos pronunciados (adelgazamiento, úlceras del estómago...) durante los años 2000 y 2001.

No se han detectado indicios de PRRS, APP, Mycoplasma hyopneumoniae ni Pasteurella multocida en los últimos 4 años, cuando se realizó el último análisis con resultado negativo.

Vacunaciones (sólo para cerdas)

- Aujeszky
- Mal Rojo
- Parvovirus
- Colibacilosis

Desparasitaciones

- Flubendazol
- Oxibendazol (lechones)
- Amitraz pulverización de las cerdas

Producción

La producción durante la primera mitad del año 2003 fue de 20 cerdos vendidos por cerda y año, pero la preocupación del propietario está al final del engorde, donde la ileitis hemorrágica tiene efectos importantes.

Aparición del caso

Visita a la granja

La visita se realiza el día siguiente de una semana de vacaciones, durante la cual se contrató a un sustituto. Sin embargo, el cuidante no está satisfecho: los animales de una sala de engorde tosen (hecho totalmente inusual en esta granja), pero el sustituto no le ha dicho nada al respecto. En este grupo se encuentran dos animales muertos.

El ganadero no está seguro de que su sustituto haya respetado correctamente las medidas de bioseguridad o si ha estado trabajando en otras granjas. Teme que haya habido contaminación por gripe o PRRS.

Hay dos corrales contiguos de un lote de cerdos de unos 100 días de vida con síntomas aparentemente de gripe:

– los animales se ven abatidos y están tumbados
– presentan disnea marcada
– tienen las orejas frías
– la morbilidad en estos dos corrales está alrededor del 60%

No se detectan problemas en las cerdas en los últimos partos y la fertilidad tampoco se ha visto afectada.

Necropsia de los dos animales muertos

-Aspecto exterior normal, animales en buen estado
-Cavidad torácica

· presencia de fibrina
· pleuritis marcada, todo el pulmón cubierto
· neumonía severa (puntuaciones de 11/28 y 14/28)
· hidropericardio
· ausencia de edema interlobular

-Cavidad abdominal

· presencia de fibrina en el abdomen de los dos animales
· uno de los animales presenta dos puntos de necrosis en el hígado de aproximadamente medio centímetro de diámetro

Se envía un pulmón al laboratorio para realizar análisis bacteriológico.

Conclusión de la visita

Por el tipo de lesiones, probablemente se trata de una infección bacteriana, se decide tratar los animales de la sala con amoxicilina oral (20 mg / kg) durante 5 días. Los cerdos más afectados (dos corrales) reciben tratamiento inyectable con amoxicilina de larga duración (1ml / 10 kg) y dexametasona (1ml / 50 kg) en uno de los corrales y florfénicol (1ml / 20 kg / IM) y dexametasona (1ml / 50kg / IM) en el otro corral.

Evolución del caso

Dos día después de la visita, muere uno de los cerdos tratados con florfenicol pero el ganadero no avisa al veterinario.

Los resultados de los primeros análisis llegan 6 días después de la visita y son negativos. El ganadero comunica que durante el fin de semana han muerto 4 animales más. El cuadro se ha extendido al resto de corrales de la sala y a otra de las salas con cerdos de 120 días de edad. Aparecen nuevos síntomas:

-diarrea líquida amarillenta en particular en los corrales afectados recientemente
-vómito de color amarillo (del mismo color que el antibiótico distribuido por vía oral)

Se envían los cuatro cerdos muertos al laboratorio.

Dos días después muere otro de los primeros cerdos tratados con florfenicol pero el ganadero tampoco avisa al veterinario.

Resultados del laboratorio

-Aspecto exterior normal, animales en buen estado
-Cavidad torácica

· tres de los cerdos no presentan lesiones
· el cuarto presenta una neumonía moderada (puntuación de 2/28)

-Cavidad abdominal

· ganglios mesentéricos hipertrofiados
· fuerte congestión en el fundus y región pilórica. Uno de los animales tiene úlcera en la zona pilórica (foto 1)
· reacción exagerada en la zona glandular del cardias sin ulceración (fotos 2 y 3)

Úlcera en la zona pilórica

foto 1

Reacción exagerada en la zona glandular del cardias sin ulceración

Reacción exagerada en la zona glandular del cardias sin ulceración

foto 2 y 3

- hígado: focos de decoloración en dos de los cuatro animales, principalmente en uno de ellos (focos de 5 mm a 3 cm) (foto 4).
- intestino delgado: contenido muy líquido, fuerte reacción inflamatoria en la válvula ileocecal (foto 5).
- colon: contenido líquido en dos de los cerdo.

foto 4 foto 5
Decoloración en hígado e inflamación en válvula ileocecal

-Aparato locomotor: los músculos de los animales parecen deshidratados.

Comentario del laboratorio

Las lesiones son compatibles con un cuadro de gastroenteritis, los hallazgos en el estómago son raros.

Resultado de los cultivos

Se realizaron cultivos a partir de los ganglios mesentéricos, ganglios submaxilares, hígado, bazo y de los intestinos: presencia de Salmonella typhimurium en los cuatro cerdos.

Conclusión de estos nuevos resultados

Los síntomas clínicos con cuadro de neumonía y gastroenteritis y el fracaso de la medicación aplicada orientan el diagnóstico hacia una posible salmonelosis.
Se decide tratar las salas con sulfa-trimetroprim via oral y tratamiento intramuscular de los cerdos más afectados con marbofloxacina 2 mg / kg / d durante tres días.

Se realizó un antibiograma:


Antibióticos
Interpretación*
Diámetro
(mm)
Diámetro crítico
(mm)
CMI
(mg/l)
CMI críticos
(mg/l)
S
I
R
Gentamicina
X
20
14-16
1.00
4-8
Espectinomicina
X
7
20
> 64
64
Apramicina
X
19
12-15
8
16-32
Neomicina
X
20
15-17
4
8-16
Amoxicillina
X
7
14-21
64
4-16
Ceftiofur
X
28
17-21
0.13
02-8
Enrofloxacina
X
31
17-22
0.03
0.5-2
Marbofloxacina
X
36
15-18
0.02
1-2
Colistina
X
17
15
<2
2
Ácido oxolínico
X
29
17-20
0.25
2-4
Flumequine
X
30
21-25
2
4-8
Sulfa-Trimetoprim
X
24
10-16
0.25
2-8
Trimetoprim
X
30
12-16
0.25
4-8
Oxitetraciclina
X
7
17-19
256
4-8
Doxiciclina
X
11
17-19
64
4-8
(*S : sensible *I : intermedio *R : resistente)

Diagnóstico y medidas tomadas

Se llegó a la conclusión que se ha producido un brote de salmonelosis por Salmonella typhimurium.

Diez días después del inicio del cuadro en los cerdos de engorde, las primerizas que estaban en la sala de gestantes empezaron a tener diarrea así como algunos cerdos al final del destete (60 días de edad). También se observan problemas en maternidades.

Ante el gran número de contagios, se decide tratar a los cerdos afectados y limitar la contaminación al resto de animales de la granja. Sin embargo la estructura de la granja (todo en un mismo edificio con un pasillo común) no facilita esta tarea.

Medidas recomendadas

Sanitarias:

-Lavado y doble desinfección de las salas una vez vacías, no se pueden drenar completamente las fosas.
-Lavado de la nave de gestación.
-Lavado y desinfección de los pasillos y puertas al menos una vez por semana y después de cada salida de cerdos
-Uso de pediluvios a la entrada de cada sala y renovación del desinfectante 2 veces por semana.
-Mantenimiento de las tuberías para limitar los depósitos. Comprobación de la calidad bacteriológica del agua.
-Limpieza y fumigación de los silos. Asegurarnos que la contaminación no viene de la fábrica de piensos.
-Se mantiene la desratización

Terapéuticas:

Se administra un tratamiento de sulfa-trimetroprim por vía oral durante 12 días a todos los animales de la granja.
Los animales que ya presentan síntomas se tratan intramuscularmente con marbofloxacina (2mg / kg) 3 días consecutivos.
Se mantiene el suplemento de sulfa-trimetroprim durante el primer periodo de destete mientras se mantengan los problemas en la granja.

Evolución del caso

En dos meses ninguna cerda o primeriza presentó síntomas de enteritis o de pulmonía. En cambio, en el engorde se presentaron diarreas de forma esporádica que se trataron individualmente o todo el corral. A pesar de este seguimiento hubo 7 bajas de cerdos de unos 60kg de media.

Después de estos dos meses no se detectaron problemas compatibles con salmonelosis durante 3 meses. Sin embargo, la relajación de las medidas zootécnicas y la suspensión del suplemento durante el primer periodo de destete favorecieron la aparición de nuevos casos.

Comentarios

Se trata de una explotación de unas 90 reproductoras en ciclo cerrado con un buen estado sanitario (libre de PRRS, neumonía enzoótica, APP, Aujeszky...) que empezó a tener cerdos de engorde con síntomas respiratorios y algunas bajas. El cuadro fue evolucionando y se detectaron diarreas y vómitos amarillentos.
Al final resultó ser una infección por Salmonella typhimurium.

En la primera visita, los cerdos abatidos y la disnea pronunciada nos conducían a pensar en un síndrome gripal o PRRS, sin embargo, las lesiones no eran compatibles con las típicas de estas enfermedades:

-ausencia de edema
-presencia de fibrina en cavidad torácica y abdominal

Por este motivo la hipótesis fue una infección bacteriana. Cuatro etiologías parecían más plausibles: Haemophilus parasuis, Pasteurella multocida, Actinobacillus pleuropneumoniae, Streptococcus suis 2. También podría haberse tratado de una infección por Mycoplasma hyorhinis.

En el siguiente cuadro se resume el diagnóstico diferencial de este cuadro.

Eiología
Signos clínicos:
Abatimiento, tos, disnea
Cuadro lesional:
Neumonía, pleuritis, hidropericardio, fibrina en tórax y abdomen
Haemophilus parasuis
Compatible
Aunque se ha descrito en cerdos de engorde, normalmente los animales afectados son más jóvenes
Compatible
Pasteurella multocida Compatible
Sin embargo, los síntomas son muy acentuados al tratarse de una granja libre de PRRS y neumonía enzoótica
Compatible
La presencia de fibrina en el abdomen no es frecuente
Actinobacillus pleuropneumoniae Poco compatible
En una granja libre de PRRS y neumonía enzoótica, APP se detecta al final de engorde
Poco compatible
Las lesiones pulmonares no eran típicas, ausencia de abcesos y endurecimiento de los lóbulos diafragmáticos
Streptococcus suis 2 Poco compatible
La forma respiratoria es menos frecuente
Compatible
Mycoplasma hyorhinis Poco compatible
Poco frecuente
Compatible

Dadas estas distintas hipótesis, entre las cuales Haemophilus parasuis parecía el más probable, se decidió tratar a los animales con amoxicilina o florfenicol. Al no verse síntomas de enteritis no se orientó al laboratorio para el aislamiento de Salmonella typhimurium.

Cuando aparecieron los nuevos síntomas: diarreas y vómitos y lesiones: enteritis, úlcera del píloro, necrosis del hígado e hiperreacción en la zona glandular se sospechó de salmonelosis. Los vómitos eran consecuencia de las úlceras del píloro, aunque hay que señalar que esta lesión es poco frecuente, generalmente observada en casos de septicemia o PPC.

Las lesiones del fundus pueden estar relacionadas con una reacción inflamatoria de las glándulas fúndicas (hiperplasia de las células glandulares, acúmulo de linfocitos). Desgraciadamente, no se realizó histología a este nivel para apoyar esta hipótesis.

En este caso no se ha podido definir la vía de entrada de la salmonelosis ya que hay varias posibilidades. A partir de ahora, la preocupación del ganadero será controlar los portadores sanos y la excreción bacteriana, pero en esta explotación será difícil al no poder vaciar completamente el edificio ya que todas las fases están en un mismo edificio.

Es necesario destacar finalmente los riesgos de esta enfermedad en términos de salud pública:

- riesgo de contaminación de la carne durante el proceso de sacrificio-despiece
- riesgo de contaminación del personal en contacto con los animales enfermos

Artículos relacionados

El caso clínico del mundo

¿Podemos mejorar la productividad de nuestra granja?23-feb-2005 hace 11 años 9 meses 13 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags