Aplicación del manejo en bandas cada 5 semanas en explotaciones con poco espacio de gestación

Se trata de una granja que una empresa tiene alquilada para la producción de lechón salido de transición.

Viernes 3 abril 2009 (hace 7 años 8 meses 6 días)

Descripción de la granja

Se trata de una granja que una empresa tiene alquilada para la producción de lechón salido de transición.

• Es una explotación pequeña, con 52 plazas de maternidad que funciona en bandas semanales.
• Dispone de 6 salas de maternidad de distinto número de cerdas: 4 salas de 8 plazas y 2 salas de 10 plazas.
• Además solo dispone de 2 salas para 280 plazas de destete cada una y una pequeña sala comodín con capacidad para unos 70 lechones.



Al haber 6 salas de maternidad y de distinto número de plazas, es imposible que las salas de maternidad funcionen con un Todo dentro – Todo fuera estricto funcionando en bandas semanales. Peor aún es la situación del destete, donde deben mezclarse constantemente lechones de distintas edades y raramente se logra vaciar una sala completa para poderla limpiar.

Con el fin de solventar estos problemas, se decide que la explotación debe funcionar en bandas superiores a una semana.

El espacio de gestación es el siguiente:

• 4 corrales con capacidad para unas 15 cerdas: 2 de ellos se emplean como adaptación de nulíparas.
• 170 plazas de gestación en jaulas.

Como que la granja está alquilada y estamos en tiempos de crisis, no se puede plantear ningún tipo de ampliación de la granja. Ni por el lado de la maternidad ni por la gestación ni por el destete.



Planteamiento de una posible solución (I)

La distribución del número de salas de destete y maternidad es bastante mala, porque nunca permitirá funcionar en bandas semanales.



Una buena opción serían las bandas cada 3 semanas. Con un objetivo de unos 26 partos por banda, la granja funcionaría perfectamente. Sin embargo, representaría perder partos respecto a la situación actual. Se pasaría de los 12 actuales por semana a 26 cada 3 semanas, lo que no atrae a la empresa que debe pagar un alquiler fijo y el sueldo de un empleado y un ayudante independientemente de los lechones salidos.

Para funcionar en bandas cada 2 semanas (objetivo de 26 partos / 2 semanas) faltaría espacio de gestación (se necesitarían unas 250 plazas) por lo que ni nos lo planteamos. El mismo problema y aún más agravado encontraríamos en el caso de querer funcionar en bandas cada 4 semanas (objetivo de 52 partos / 4 semanas).

La única opción que queda son las bandas cada 5 semanas (52 partos / 5 semanas). Sin embargo, esta granja continúa andando demasiado justa para aplicar este sistema. El gran problema de este sistema es que al destetar se mueven muchas cerdas de golpe y este espacio extra se requiere de jaulas o patios de gestación.

Como mínimo se necesitarían: Objetivo de partos (52) x 4 lotes presentes en gestación = 208 plazas. Esto sin contar el espacio extra de las cerdas repetidoras, las anoéstricas, las nulíparas que deban adaptarse a los lotes... Para ir bien harían falta un mínimo de 225 plazas de gestación.

La granja tan solo dispone de 200 plazas de gestación. Otro problema sería que saldría un lechón relativamente joven de la explotación (con 3 semanas de lactación + 4,5 de transición).



Planteamiento de una posible solución (II)

Al funcionar en bandas cada 5 semanas, lo más habitual es destetar a los 21 para que el ciclo reproductivo de la cerda sea de 20 semanas (16,5 gestación + 3 lactación + 0,5 salida en celo). 20 es divisible entre 5, lo que hace que tengamos exactamente 4 lotes de cerdas en la granja. Sin embargo, cabe la posibilidad de destetar a 28 días, con el ligero problema de alargar el ciclo de las cerdas a 21 semanas, lo que ya no es divisible entre 5.



En esta situación el orden de tareas habitual se altera: Las cubriciones y los partos se juntan dentro de una misma semana. El ritmo normal de tareas: D / C / P / 0 / 0 pasa a D / C+P / 0 / 0 / 0. Sin embargo, una vez por ciclo, vendrá un lote con ritmo “normal”.

Semana 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
Tareas D C+P 0 0 0 D C+P 0 0 0 D C+P 0 0 0 D C P 0 0 0

Esta distribución de tareas no tiene por qué representar realmente un inconveniente y de entrada solventamos el problema de sacar un lechón demasiado pequeño porque ganamos una semana más de lactación.



Planteamiento de una posible solución (III)



• Al haber aumentado la edad al destete, podríamos plantearnos destetar una parte de las cerdas unos días antes (por ejemplo unas 20 cerdas el lunes de semana de destete). Estas cerdas se estarían destetando 3 días antes de lo que les tocaría (con unos 25 días de lactación).
• Sus lechones entrarían en la primera sala de destete.
• Las salas de maternidad vaciadas se limpiarían rápidamente para entrar 20 cerdas del lote que tocará parir a la semana siguiente.
• De esta forma se ganarían 20 plazas que son las que nos faltan para acabar de destetar el resto del lote.





Planteamiento de una posible solución (IV)

Una opción a plantear sería empezarlas a cubrir en viernes / sábado, pero representa el inconveniente de tener que hacer bastantes cubriciones en fin de semana y de repartir en exceso el total de cubriciones del lote a los largo de 5 – 6 días.



Otra opción sería suministrarles un progestágeno sintético a las cerdas destetadas en lunes para bloquearles la salida en celo, de forma que salgan como si hubieran sido destetadas en jueves con las del resto del lote. Para ir bien debería empezarse el tratamiento el domingo previo al destete y finalizarse el jueves del destete. De esta forma se cubrirían la mayoría de cerdas en lunes y martes.

La distribución de actividades en la semana de destetes quedaría como sigue:

SEMANA 1: DESTETES
Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo
Mover cerdas gestación control a gestación confirmada Entrar cerdas a parideras libres
DESTETE MITAD LOTE Mover cerdas gestación control a gestación confirmada DESTETE MITAD LOTE Acabar de limpiar maternidad antes mediodía
Limpiar maternidad Último día progestágeno sintético cerdas destetadas y otras cerdas Limpiar maternidad Pedir semen para las cubriciones del lunes siguiente
Progestágeno sintético a cerdas destetadas

Este sistema permite funcionar en bandas cada 5 semanas en granjas que han estado dimensionadas para funcionar en bandas semanales con rotaciones de maternidad de 5 semanas de duración y que por este motivo se encontrarán con falta de plazas de gestación al pasarse a bandas cada 5 semanas.

Comentarios

Aplicación del manejo en bandas cada 5 semanas en explotaciones con poco espacio de gestación

Lo más habitual es que las granjas que funcionan en bandas cada 5 semanas desteten lechones a 21 días. Sin embargo, es posible aumentar la edad al destete a 28 días con el fin de amortizar mejor las instalaciones y entrar lechones de mayor edad a la transición.

El destete a 28 días continúa permitiendo el Todo dentro – Todo fuera

El llenado de salas de maternidad de una granja que funciona en bandas cada 5 semanas destetando a 21 días se refleja en la siguiente tabla. Los acontecimientos señalados suceden al grueso de cerdas del lote.

Semana 1 2 3 4 5
Sala 1 Entrada de cerdas: Como muy tarde en lunes

Parto: Alrededor del jueves

Cerdas con 3 días de lactación a finales de semana
Cerdas con 10 días de lactación a finales de semana Cerdas con 17 días de lactación a finales de semana

Cerdas con 21 días de lactación el jueves (día de destete)

Limpieza de salas
Vacío sanitario

Entrada de cerdas:
A finales de semana o principios de la siguiente

Si los lotes vienen perfectamente estructurados (sin cerdas adelantadas) se dispone de 2 semanas para limpiar, realizar el vacío sanitario y entrar cerdas.
Este elevado tiempo de vacío sanitario es muy bueno desde el punto de vista sanitario, porque da margen para limpiar bien y dejar reposar las instalaciones.
Sin embargo, desde el punto de vista productivo, puede verse como una pérdida de amortización de las instalaciones.
Podría alargarse una semana el destete (a 28 días) y aún nos quedaría una semana para realizar el vacío sanitario y la entrada de cerdas.

El destete a 28 días altera ligeramente la distribución de tareas

Con destete a 21 días se logra una duración de ciclo reproductivo de 20 semanas (16,5 de gestación + 3 de lactación + 0,5 de salida en celo). Estas 20 semanas son divisibles entre el intervalo entre lotes (5), resultando en un número entero (4).

Como que el intervalo entre cubriciones es de 5 semanas, al cabo de 15 semanas (la semana 16) han pasado 3 lotes, por lo que la semana 16 vuelven a tocar cubriciones.
Los partos vienen la semana 17 porque la duración de la gestación de la cerda es de 16 semanas y media.
El orden de tareas es: D / C / P / 0 / 0 / D / C / P / 0 / 0 /

D: Destete, C: Cubrición, P: Parto, 0: ninguna de las otras actividades.

Sin embargo, cuando se pasa a destetar a 28 días, el ciclo reproductivo se alarga a 21 semanas. 21 ya no es divisible entre 5, lo que provoca una distorsión en la distribución de tareas. Al retrasar el destete en una semana, también se retrasa la cubrición. Todo esto provoca 2 efectos:

1. Las cubriciones se juntan con los partos dentro de la misma semana.

2. Hay un lote que se “alarga” una semana cada vez que se completa un ciclo (cada 21 semanas).

De esta forma la programación de actividades durante un ciclo completo (21 semanas) queda como sigue:

D / C + P / 0 / 0 / 0 / D / C + P / 0 / 0 / 0 / D / C + P / 0 / 0 / 0 / D / C / P / 0 / 0 / 0

La distorsión de tareas no es demasiado grave e incluso puede resultar favorable porque centra las principales actividades de la granja en tan solo 10 días de cada 35. Serán 10 días de trabajo muy intenso porque se centrarán las 3 principales tareas de la granja (destete / cubrición / partos). Como que se están agrupando los acontecimientos de 5 semanas, el nivel de trabajo durante estos 10 días sería el de una explotación de más de 1000 cerdas. Será necesaria la intervención de 2 trabajadores y con un horario muy intensivo. Sin embargo, luego vendrán 3 semanas con muy poco volumen de trabajo.

Por otro lado, la aplicación de un progestágeno sintético sirve para retrasar la salida en celo de cerdas que ya han sido destetadas. Tiene un efecto similar al de la progesterona y debe suministrarse diariamente en la ración de pienso mientras no se desee que la cerda salga en celo.

De esta forma podemos estar destetando parte del lote de cerdas varios días antes y hacer que salgan en celo perfectamente coordinadas con el resto del grupo de cerdas destetadas en jueves. Esta práctica permitirá “ganar” plazas de gestación porque ya no se moverán todas las cerdas de golpe.

El caso clínico del mundo

Intoxicación por monóxido de carbono30-abr-2009 hace 7 años 7 meses 9 días
PMWS con presencia de Pasteurella y micotoxinas05-mar-2009 hace 7 años 9 meses 4 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags