Manejo de cerdas de reposición

Las predicciones postulan la posibilidad de aumentar 0,5 lechones/año, aunque esto no se ha conseguido nunca a nivel de producción. Las explicaciones hay que buscarlas principalmente en el man...
Lunes 15 mayo 2006 (hace 10 años 6 meses 19 días)
Las predicciones postulan la posibilidad de aumentar 0,5 lechones/año, aunque esto no se ha conseguido nunca a nivel de producción. Las explicaciones hay que buscarlas principalmente en el manejo.

A principios de los 90 se sugirió que sólo había un retraso en la pubertad cuando la GMD era inferior a 550 g desde el nacimiento hasta la estimulación con el verraco (160 días). Un reciente estudio de la Universidad de Alberta corrobora esta afirmación. Con una dieta ad libitum durante el engorde, es improbable que la GMD afecte a la edad al primer estro en una línea comercial. Hay muchas evidencias que relacionan la edad del primer estro con la edad a qué la nulípara ha sido estimulada con feromonas y contacto con el verraco.

Efecto de estimular la pubertad a 160 ó a 135 días. (Patterson, 2001)

Si esta primera estimulación se produce más tarde, teniendo en cuenta el rápido crecimiento de las líneas actuales, las nulíparas pueden llegar con sobrepeso a la monta y este es uno de los factores de eliminación de cerdas.

Normalmente no se tiene en cuenta la enorme variación en la GMD de los lotes de hembras de reposición ni la incierta relación entre peso y grasa dorsal. Los dos extremos de la relación entre madurez sexual y crecimiento (primer estro inducido por macho a los 130 días de edad con una GMD de 640 g frente a una pubertad a los 189 días y una GMD de 800 g) pueden dar lugar a una diferencia de 73 kg en el primer estro.

Lo ideal en el momento de la cubrición son 135 kg de peso y al menos 18 mm de grasa dorsal.

También hay que tener en cuenta las diferencias entre líneas genéticas, ya que los niveles de grasa dorsal durante el desarrollo son muy variables y una ganancia de 50 kg entre la cubrición y el parto puede tener una respuesta muy diferente entre diferentes líneas.

Cambios asociados al peso corporal y a la grasa dorsal de las cerdas de dos líneas genéticas entre la cubrición y el parto. Las líneas grises indican los valores medios en cada fase. (datos sin publicar de la Universidad de Alberta, 2005)


Porcine reproduction – from research to practice. Internacional Pig Topics. 20(6):17-19

Buscando

Alimentación segregada en cerdas22-may-2006 hace 10 años 6 meses 12 días
Rentabilidad y tamaño de las explotaciones03-may-2006 hace 10 años 7 meses 1 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar